“Tolkien es una cinta hermosa y poética, un reflejo del hombre y del artista como consecuencia de sus experiencias, un trabajo extremadamente respetuoso y que logrará conmover al público, a pesar de los riesgos que no tomó ni de la oscuridad que no quiso desentrañar.”

  • Nombre: Tolkien
  • Director: Dome Karukoski
  • Reparto: Nicholas Hoult, Lily Collins, Craig Roberts, Colm Meaney, Owen Teale, Patrick Gibson, Anthony Boyle, Tom Glynn-Carney
  • Música: Thomas Newman

Rating: [4/5]

SINOPSIS:

Tolkien explora los años de formación del autor huérfano mientras encuentra amistad, amor e inspiración artística entre un grupo de compañeros marginados en la escuela. Esto lo lleva al estallido de la Primera Guerra Mundial, que amenaza con destrozar la “comunidad”. Todas estas experiencias inspirarían a Tolkien a escribir sus famosas novelas de la Tierra Media.

RESEÑA:

Los biopic están de moda, de eso no hay dudas. A la exitosa, Bohemian Rhapsody que nos contó la vida de Freddie Mercury de Queen, se sumó la reciente Rocketman, una biopic musical que nos trajo la vida de Elton John. Y hoy se suma a esta lista en nuestra cartelera nacional: Tolkien, la película biográfica que nos cuenta la vida de J.R.R. Tolkien el filólogo y escritor inglés que nos entregó una de las obras más influyente de la fantasía épica-heroica del siglo XX: El Señor de los Anillos. La vimos y te contamos todo, sin spoilers, aquí en tu Canal Favorito.

Contar la vida de Tolkien no ha sido nunca algo fácil, pues los que la han querido contar se han topado siempre con negativas de la familia del autor o de la Sociedad Tolkien. El caso de “Tolkien” no es la excepción, sin embargo, considero, como una amante de la literatura de este escritor, que el biopic dirigido por el finlandés Dome Karukoski está a la altura y consigue conmover y acercarnos a las experiencias, hermosas y terribles de infancia y juventud, que llevaron a John Ronald Tolkien a crear una de las obras más influyentes de la historia de la literatura.

Moviéndose por derroteros más bien conocidos y sin tomar grandes riesgos, Karukoski consigue impregnar su propia obra de la magia y la fantasía que rodearon al escritor, mezclando los pilares de la historia de la Tierra Media con sus decisiones personales y su desarrollo como personaje, lo cual le dan a la cinta una gran calidad metafórica y poética.

El uso de los colores sepia y de la música refuerzan la sensación “literaria” de una prosa que llega al alma y nos acercan tanto al Tolkien encarnado de una manera muy profunda por Nicholas Hoult (X-Men: Días del Futuro Pasado, Mad Max: Furia en el Camino) como a los personajes secundarios que, aunque salgan pocos minutos en pantalla, son parte importante del buen guión de David Gleeson y Stephen Beresford, un guión cuidado que, sin embargo, no toma grandes riesgos.

Se podría pensar que, dado que ni la familia ni la Sociedad Tolkien dieron su venia para la realización de esta cinta, se podrían haber tomado algunos riesgos más importantes, ir más allá de lo evidente, mostrarnos el lado más amargo, más oscuro del autor, pero este anhelo no llega a materializarse y, tal como los relatos míticos que lo inspiraron, su biopic se queda más en la idealización y los trazos de heroísmo y fraternidad, que en la dura realidad.

Aún así era imposible no emocionarse con la historia de amor de Edith (Lily Collins) y John (Nicholas Hoult), que sirvió de inspiración para la historia de amor de Luthien y Beren, o de los cuatro amigos de infancia que se convierten en el Club del Té y la Sociedad Barroviana que son la obvia inspiración para los Hobbits Merry, Pippin, Frodo y Sam de El Señor de los Anillos, o no entender la profunda miseria que vivió cuando tuvo que servir en la Primera Guerra Mundial y la comparación con la Ciénaga de los Muertos.Como escritora y linguista debo confesar mi emoción, al borde de las lágrimas, cuando vemos la importancia de la semántica en las palabras que nos expresa la película, cuando entendemos la importancia de estas para contar lo que se tiene en el corazón, cuando comprendemos que sin significado las palabras no son más que fonemas que se unen y cómo estas, al unirse con el significado pueden ser una de las partes más importantes de una sociedad.

Hay mucho de lo cual emocionarse y empatizar en este filme y se agradece haber tenido la posibilidad de ver esta historia en pantalla grande, la historia de aquellos que viven en la trastienda de los grandes relatos, cuyas experiencias de vida son tanto o más importantes que sus propias obras, ya que han influido en su arte y nos permiten, tanto como espectadores y/o lectores, entender más profundamente sus trabajos que tanto admiramos.

Tolkien es una cinta hermosa y poética, un reflejo del hombre y del artista como consecuencia de sus experiencias, un trabajo extremadamente respetuoso y que logrará conmover al público, a pesar de los riesgos que no tomó ni de la oscuridad que no quiso desentrañar. Una obra que se presenta tan etérea e inmaculada como los mismos escritos de su figura principal. Pero como siempre son ustedes, mis estimados freaks, quienes tienen la última palabra.

Muy buena.

Erika Moreno I.

 

Comenta con Nosotros