“Siempre supe que era una estrella,
ahora parece que el mundo está de
acuerdo conmigo”. – Freddie Mercury

Título original: Bohemian Rhapsody // Bohemian rhapsody: La historia de Freddie Mercury
Año: 2018
País: Estados Unidos
Dirección: Bryan Singer
Guión: Anthony McCarten (Historia: Anthony McCarten, Peter Morgan)
Música: John Ottman
Fotografía: Newton Thomas Sigel
Reparto: Rami Malek, Joseph Mazzello, Ben Hardy, Gwilym Lee, Lucy Boynton, Aidan Gillen,Tom Hollander, Mike Myers, Allen Leech, Aaron McCusker, Jess Radomska,Max Bennett, Michelle Duncan, Ace Bhatti, Charlotte Sharland,Ian Jareth Williamson, Dickie Beau, Jesús Gallo, Jessie Vinning
Género: Drama Biográfico. Musical.

Sinopsis: ‘Bohemian Rhapsody’ es una celebración de Queen, de su música y de su extraordinario cantante Freddie Mercury, que desafió estereotipos e hizo añicos tradiciones para convertirse en uno de los showmans más queridos del mundo. Bohemian Rhapsody plasma el meteórico ascenso al olimpo de la música de la banda a través de sus icónicas canciones y su revolucionario sonido, su crisis cuando el estilo de vida de Mercury estuvo fuera de control, y su triunfal reunión en la víspera del Live Aid, en la que Mercury, mientras sufría una enfermedad que amenazaba su vida, lidera a la banda en uno de los conciertos de rock más grandes de la historia. Veremos cómo se cimentó el legado de una banda que siempre se pareció más a una familia, y que continúa inspirando a propios y extraños, soñadores y amantes de la música hasta nuestros días.

Crítica: 

Uno de los sueños que tuve y que nunca pude cumplir (por razones obvias) fue ir a un concierto de Queen. Porque la presencia de Freddie Mercury era demasiado importante y el vacío que dejó era enorme. Verlo en el escenario, da igual cuanto se le vea, seguiré manteniendo lo que he dicho con anterioridad: Freddie Mercury se adueñaba a tal grado de un escenario que no podías despegar tus ojos de él, su presencia era embriagante y avasalladora que te dejaba con ganas de más.

Por eso, a la hora de hacer esta crítica, después de haber visto Bohemian Rhapsody puedo decir con una sonrisa melancólica que de alguna manera pude ver a Queen en vivo,  y disfrutar de sus canciones a la vez que ver a Freddie Mercury bajo una nueva luz, una más humana, aparte del ícono y la leyenda que es. 

Sin entrar en muchos spoilers, puedo decirles que realmente no tiene muchos si son seguidores de la trayectoria de la banda, nos trae de paseo por los años 70 en donde entonces Farrokh Bulsara (interpretado por Rami Malek) no tiene una banda pero si tiene su voz, sus canciones y su ambición de ser una estrella de la música, aunque no era eso lo que querían sus padres.

Sus pasos lo llevan con Brian May (Gwilym Lee)  y Roger Taylor (Ben Hardy) y con la llegada de John Deacon (Joseph Mazello) se forma la banda que conocemos, si bien los hechos son contados de una manera muy libre, si funcionan en el contexto que es la película, y va poco a poco mostrando pequeños detalles de cómo se va formando el proceso creativo a la hora de escribir canciones, de como ellos querían ir más lejos que nadie en cuanto a lo que querían comunicar como banda, y eso se nota a través de la química que tienen ellos. ya sea a nivel de personajes como a nivel actoral. Se nota que el mensaje que más insisten en mostrar es que ante todo, ellos son una familia.

Estoy consciente de las otras críticas que se han emitido y sin entrar en más detalles, te puedo decir que si se busca el biopic definitivo no lo vas a encontrar aquí mi querido freaky porque no es un documental, además no olvidemos, este proyecto es algo que costó mucho sacar adelante, hasta el final hubo problemas con la salida de Bryan Singer, y si eso afectó la cinta, puedo decir que no, de hecho no se nota la diferencia entre un director y otro.

En cuanto a lo mejor que tiene la película es sin duda la actuación del elenco completo, pero en especial de Rami Malek, no es que solo se desempeñe en un rol más, es que se transforma, en muchas ocasiones se le tachó de sobreactuado, pero, en mi humilde opinión, tiene que ser así. Freddie era una presencia sumamente teatral en el escenario y si tenía que dar un par de saltos en escena, Rami tendría que dar cuatro saltos para estar a la altura, y se apodera del rol de tal manera que no sería extraño ver una nominación a mejor actor en el futuro, lo hace así de bien.

Finalmente les puedo decir, que vayan a ver la película, independiente de que si son muy fans de la banda o no, es una buena instancia de ver a Queen en vivo, porque hay momentos en que sientes que realmente eres parte del público del Live Aid de 1985, más adelante, aquellos 20 minutos de concierto serían recordados como uno de los mejores conciertos de la historia y eso se nota, con un setlist que te lleva desde las lágrimas a cantar con entusiasmo. El mismo Mercury recordaría así ese momento posteriormente en un documental“Lo que más me gustó fue ver al público sintiéndose parte del show. Cuando cantaba, era increíble”

Porque eso pasa, a medida que la película sucede, te sientes parte del show, como si estuvieras allí mismo en Wembley, y esa es la sensación más mágica del mundo porque Freddie estuvo ahí, una vez más.

Bohemian Rhapsody se estrena a partir de hoy, en los mejores cines del país.

 

Comenta con Nosotros