“Todos en esta guerra están equivocados”

 

El siguiente análisis incluye spoilers moderados y comprende los números individuales dedicados a Drift y Metroplex.

Spotlight Drift

Hace poco menos de un año pudimos conocer la serie de Drift, el ex decepticon que abandonaba a los malvados y comenzaba una nueva vida en compañía del grupo conocido como El círculo de la luz; pues bien, durante todo este tiempo de guerra, no habíamos vuelto a saber de ellos, y poco tiempo nos quedó para preocuparnos de este asunto.

Pues bien, mientras los dinobots estaban causando destrozos en la tierra y Optimus y compañía terminaban su batalla en el espacio Benzulli, otra historia se está contando. Drift consigue escabullirse en el interior de un crucero cybertroniano, justo a tiempo para encontrarse con la explosiva entrada de un equipo de “wreckers” encabezados por Kup con un nuevo cuerpo, quienes vienen a rescatar a un grupo de autobots prisioneros. Resulta ser que el crucero en donde está desarrollándose todo esto es comandado por Turmoil, con quien Drift en su identidad anterior de Deadlock trabajó como segundo al mando.

Unidos por las circunstancias, el grupo y Drift llegan hasta donde están prisioneros algunos bots como Blaster, Whirl y Blurr; sólo debería quedar salir, pero cuando Perceptor está trabajando en interceptar los ajustes de seguridad de la nave, es atravesado por un rayo de Turmoil, quien ha venido con los suyos para terminar con los intrusos de una vez por todas; la batalla se torna difícil pero el equipo logra escapar, excepto por Kup y Drift; el primero reconoce el símbolo del círculo de la luz en la espada de Drift y le exige algunas explicaciones. Este le indica que, en efecto encontró a ese bando anti guerra,  que junto a ellos alcanzó el entendimiento de que en la guerra no hay verdaderos ganadores, y que él está tratando de salvar vidas, porque según su nueva concepción de las cosas, salvar aunque sea una hace la diferencia.

Tras convencer a Kup de abandonar a nave, el espadachín se enfrenta solo a Turmoil; este le dice que no puede borrar su verdadera esencia, a lo que Drift responde con acciones más que con palabras: su objetivo era desactivar ese crucero espacial para evitar que siguiera su trayecto, no vengarse, y al ver a Perceptor herido, también era su misión rescatarlo.

Pero quizás es demasiado pronto para saber si podrá encontrar su verdadera naturaleza, o un lugar en el mundo.

En el apartado creativo tenemos a Shane McCarthy en el argumento, con color de Joana Lafuente, arte de Casey Coller y letra de Chris Mowry, el mismo equipo que trabajó en la serie de Drift a la que hice referencia al principio de este análisis; algo de agradecer, ya que la estética y los planteamientos de los personajes que se mantienen es sólida y consistente.

Participaciones y cameos

A pesar de que nombré a Perceptor, es importante destacar que él está en esa misión porque tomó la labor de acompañar y monitorear el nuevo cuerpo de Kup, producido luego de los dramáticos eventos de su historia en solitario.

En el apartado técnico quiero resaltar que, para los seres de otras razas, los cybertroniano, sin importar su bando, son considerados una plaga, ya que adonde van con su guerra solo causan devastación y perjuicio para otras especies; se trata de una analogía muy similar a nuestra raza.

Spotlight Metroplex

A pesar del nombre de esta historia individual, vamos a conocer las desventuras de un grupo de personajes que, hasta ahora, si bien habían estado presentes a lo largo de los conflictos, habían sido secundarios por completo: los Throttlebots. Goldbug, Chase, Freeway, Rollbar, Searchlight y Wideload serán nuestros protagonistas.

Nos trasladamos al espacio Benzulli, concretamente en la base Orbus sobre Salvvatan VI, muy poco tiempo después de los sucesos de Devastation, y por ende al mismo tiempo que las historias que hemos revisado recientemente; los Throttlebots son un grupo de expertos en transportar información y evadir a los enemigos, y aunque son guerreros, pertenecen a un lado más técnico de la alianza, lo que explica que hayan estado en puestos de tipo operativo como el centro de mando orbital en Stormbringer.

Su tarea de monitorear y apoyar una investigación directamente relacionada con el universo oscuro y los planes de Nemesis prime explotan por los aires cuando Sixshot entra en escena y arrasa con la base y todos sus tripulantes, quedando solo nuestro equipo de seis a salvo en una cápsula de escape. Ya en la superficie del planeta, comprueban que hay señales de vida cibertroniana, pero por desgracia parece ser una ciudad abandonada; con la única alternativa disponible, que es correr y tratar de defenderse, los Throttlebots muestran un valor a toda prueba, pero son apabullados por el incontenible poder del Phase sixer. Este se toma el lujo de explicar que, tras haber sido controlado por la tecnología de Jihaxus en los eventos pasados, Sixshot consiguió escapar y regresó con Megatron, quien ya había tomado los planos que le permitieran fabricar un puente espacial y con ello lograr una ventaja táctica. Ahora necesita apropiarse de la información que este grupo ha estado protegiendo, y está a un milímetro de lograrlo, pero cuando todo parece perdido, parte de la ciudad en donde se encuentran se transforma, revelando que se trata de Metroplex, de quien no teníamos noticia desde antes de la caída de Cybertron. Después de aplastar a Sixshot, el titán revela que debe irse de ahí para no ser encontrado, pues su misión es proteger algo que ha estado resguardando desde largo tiempo atrás.

Los Throttlebots han sobrevivido y pueden huir de esa zona, pero esta victoria palidece ante lo que significa lo que ha sucedido: Metroplex era, casi con toda seguridad, la última esperanza de los bots sen una guerra que estaban perdiendo, lo que significa que junto con él, el futuro se desvanece en el espacio.

En el apartado creativo tenemos a Andy Schmidt en el argumento, con arte de Marcelo Matere, color de Priscilla Tramontano y letra de Chris Mowry. Inundada de acción, esta historia podría ser perfectamente una continuación de Stormbringer o parte de Devastation, ya que a la vez de las explosiones, nos da un panorama más completo de lo que está pasando: puede que Optimus y los suyos hayan detenido a Nemesis prime, y que Ultramagnus tenga bajo custodia a Scorponok, pero durante estos acontecimientos distractores, Megatron no se ha quedado cruzado de brazos, y sus acciones no se harán esperar.

Participaciones y cameos

Nada que mencionar.

En el apartado técnico, mencionar que en la carretera que conduce a los Throttlebots y la ciudad donde se oculta Metroplex, hay una señal luminosa que es idéntica al modo oculto de Soundwave en la G1.

También comentar que, si bien sus modos alternos son cibertronianos, todo el equipo conserva la paleta de color y esquema de las figuras G. 1.

Figuras

Nada que mencionar en esta ocasión por el lado de la empresa oficial, pero hablar de una tercera compañía, que produjo un Metroplex relativamente aproximado a la estética que vemos de él aquí.

Si te gustó esta nota, no olvides comentar, evaluar y compartir, para que más personas puedan acceder a este contenido, y si tienes preguntas, hazlas con toda libertad, para poder contestarlas en un próximo análisis.

Nos leemos en pocos días para hacer un alto en las publicaciones y prepararnos para uno de los cómics más brutales y esperados hasta ahora, uno en donde los decepticons se toman el poder.

 

 

 

 

 

 

Comenta con Nosotros