“La catedral será la iglesia del pueblo”

 

Desde hace tiempo, los cómics han pasado a formar parte de las librerías e intereses literarios de muchas personas, y eso trae beneficios a todos quienes estamos involucrados.

Mientras los libros nos cuentan historias fabulosas a través de las letras, los cómics las tienen como punto de apoyo para una fuerte gráfica que se transforma en ícono; gracias al estilo del dibujante, el trabajo de los coloristas y entintadores, un cómic destaca y toma su propio estilo, marcando una línea para su universo.

Así es como se ha dado énfasis en los años recientes a proyectos que adaptan historias para llegar a más audiencias; si bien puede parecer que es una redundancia, ya que los cómics tienen abundante texto, existe un segmento de la población que, por falta de hábito o por rango de edad no acceden a un libro, mientras que pueden sentirse mucho más interesados en un formato donde lo visual tenga preponderancia.

El caso de La catedral del mares uno de ellos; luego de gozar de fama en formato de novela por más de una década, se lleva a cabo este proyecto en donde la historia se vuelve a contar, pero desde otro punto de vista. Ahora los nombres cobran cuerpo y rostro, y los símbolos están al alance de la vista; se trata de una interpretación que reúne los elementos más atractivos de la novela, trabajándolos con una óptica fresca y familiar, que no deja de tocar temas duros para el contexto histórico, como la esclavitud y el poder de la inquisición.

La invitación es para visitar una novela de ficción histórica en formato ilustrado, y explorar el detalle y enfoque de esta nueva edición. Podrán conocerlo en nuestra sección de libros.

Comenta con Nosotros