Queda poco tiempo para que llegue a los cine locales uno de los estrenos más esperados del año bajo el alero de Disney: El Rey León. Una empresa enorme para un remake en life action que ha terminado por convertirse en una bestia que rompe esquemas.

El medio Entertainment Weekly tuvo la oportunidad de visitar al director Jon Favreau en el set de la película, momento en el que aprovecharon de hablar del proceso creativo y tecnológico implicado en este proyecto.

 

Justamente a partir de esa conversación que tuvieron es que en CanalFreak les presentamos este artículo, para que puedan tener una pequeña idea del tremendo cambio de paradigma que se acerca dentro del cine con esta producción animada, pero que visualmente cuenta con animación que parece real.

La línea entre realidad y fantasía nunca fue tan delgada como el caso este próximo Blockbuster del verano de 2019. Con una nueva versión con tecnología pionera en relación a animación, El Rey León no sólo se verá refrescado, sino que además promete sumergirnos en una aventura salvaje.

El primer indicio para rehacer la historia fue hace tres años, cuando el director Jon Favreau logra la exitosa adaptación de El Libro de la Selva en 2016 . Con audiencias que lo reverenciaron por su uso de tecnología de punta para llevar a la vida animales exóticos en conjunto con grabaciones con actores e imágenes reales, en este nuevo proyecto Favreau usa una tecnología que los mismos colaboradores de artes visuales en la película El Rey León afirman que se ha desarrollado mucho más desde entonces.

La versión original de El Rey León, estrenada en junio de 1994, sigue siendo una de las películas más taquilleras que jamás se ha hecho. Cinta que no solo logró el número uno en la taquilla de ese año, sino que es una película que también trasciende como parte de la cultura pop, forma parte de la historia de los Oscars al haber ganado dos estatuillas, como mejor musical y banda sonora. Por otro lado en 1997, en relación a la obra musical en Broadway surgida posteriormente, Forbes la declaró la obra más rentable que jamás se haya creado. Sumando a dicho hito, solamente en ventas de merchandising de su primer año de estreno, se superaron los 1000 millones de dólares. Además de haber logrado otro récord de ventas en 2011, si se suman todas las ganancias del musical, las de taquilla y las su re estreno en cines en su versión en 3D.

Para entender un poco el motivo de tal éxito, tal vez la mejor explicación es que la historia es una fábula de un león y joven príncipe obligado por circunstancias a llenar las huellas de su difunto padre. Una historia heroica, que se presenta como un viaje épico si se toma desde la perspectiva de la cultura universal tanto oriental y occidental. Pero en el caso de esta versión, si bien la historia no ha cambiado mucho en 25 años, el guión de Jeff Nathanson está haciendo crecer a este personaje en una África bien distinta a la que nos presentaron en los años 90.


En declaraciones, su director ha manifestado que en ese ámbito esta nueva versión le ha generado la sensación de estar casi restaurando una pieza arquitectónica clásica, donde lo más complejo resulta que al actualizar la personalidad de esta obra, esta no cambie. Y el principal desafío resultaría entonces, lograr el equilibrio entre tomar la ventaja de los nuevos avances tecnológicos, pero sin perder el espíritu de la cinta original.

Si bien el equipo se ha apegado estrechamente la historia, ha tenido que ser reinventada para un medio de comunicación diferente, por lo que Favreau considera que esta tecnología hace su parte para separar la película de animación de esta nueva versión. De este modo el espectador podrá sentir algo fresco y nuevo, pero nunca separándose de su versión original.
En El Libro de la Selva se mezclaba acción en vivo con animación, en esta ocasión en cambio,  El Rey León invita a prepararse para una nueva era y concepto dentro de la industria cinematográfica: la producción virtual.

“Al tener la libertad para operar sin la necesidad de tener que desplazarse a través de la fotografía, pudimos abrirnos como equipo a nuevo enfoque, por este motivo es que esta cinta se siente muy diferente a El Libro de la Selva” expresa Favreau.
Para lograr las escenas, los encargados de animación usaron, entre otras cosas, marcos maestros,  grabaron diálogos de los actores para lograr el producto final. La tecnología utilizada le ha dado al director la libertad de explorar este mundo de creación digital. Es así que cada pieza en la animación, cada sombra o paisaje es posible de explorarlo con la misma libertad que un jugador en un  juego de video en rol  3D podría experimentar.


“La razón principal del desarrollo de este sistema, es que la cinta animada, se sienta en vivo, como si se contara con un equipo real. Es así como todas las decisiones que he tomado como director, son como las que tomaría tras la cámara en un set, pero en este caso me muevo en una programación de teclado en cámara” expresa acerca de su trabajo Favreau. Es así como todo el trabajo de corte, transiciones, etc, se relaciona con el cine tradicional. Por ende el trabajo que se realiza para la película es buscar un buen matrimonio entre la animación de personajes de vanguardia y  una cinematografía similar a un documental sobre naturaleza.

Si bien es una empresa difícil, el director tiene la esperanza de que nada de eso el importe a la gente cuando vea la película terminada. Que el público la  sienta como algo diferente, emocionalmente atractivo, como si se tratara de animales reales que fueron grabados en parajes reales. Es decir, que de alguna manera el espectador se confunda entre la realidad y la animación de una manera creativamente convincente.

Otro punto icónico de la versión de 1994 es la música, que en esta oportunidad también sufrió un proceso de renovación. En forma asombrosa se logró unir al equipo original tras la música de Zimmer, con el arreglista Lebo M. En este caso, además, a diferencia de El Libro de la Selva donde no se utilizó un duplicado de la música original, en El Rey León la música aporta su propio giro relacionado con la versión original. No se trató de crear nuevas canciones sino desarrollar desde lo que la gente recuerda de sus versiones originales algo divertido y renovado. Zimmer en un inicio se sintió reacio a trabajar en esta nueva versión, pero tras su trabajo dentro del musical, en una gira de conciertos que ha realizado durante los últimos tres años, sintió entender el papel que podría cumplir dentro de esta nueva versión para el cine. “Para mí resultó ser un trabajo que funciona como un gran experimento al usar mi banda y orquesta, volver a África, trabajar con Lebo y un coro de músicos extraordinarios de todo el mundo para hacer de esto una gran actuación” expresa el compositor. “Lo que en última instancia puedo hacer es agregar esa energía, esa pasión y esa nostalgia, sin cambiar demasiado las  notas.” “… tomando en cuenta elementos que no logré alcanzar en la primera versión, lo único que puedo ofrecer a los amantes del clásico, es ofrecerles poner todo mi corazón y convertir esta nueva versión en una celebración. Un trabajo que brille, sea alegre y emocional, terminando en convertirse en toda una experiencia…”
El trabajo en este momento es bien diferente al del año 94, en que el equipo no sabía que estaba poniendo sus manos en un fenómeno, principalmente trabajaron con historias y elementos que para todos significaba algo importante, en esta nueva cinta se busca honrar a todos aquellos fanáticos para los cuales la película significa algo importante.

Respecto a los animales y su animación, la responsabilidad quedó 100% para los animadores. Se comenzó grabando a Favreau dirigiendo sus actores en una caja negra con micrófonos, como si se tratara de una grabación de comedia en vivo. El único que no realizó este trabajo fue Earl Jones, por estar en Nueva York, dado que la producción se ubicó en California. Esas grabaciones se convirtieron en las reales voces utilizadas en la película y los registros de cámara, en referencias para que los animadores traspasaran los movimientos de los intérpretes (expresiones, gestos, entre otros) en su equivalente para los animales.
Finalmente  se crearon animaciones maestras para cada momento en la historia, los que se cargaron y se rodaron, permitiendo la oportunidad a los actores de ingresar en este escenario virtual, ver cómo progresaban sus escenas y en el caso que fuese necesario, tener la posibilidad de volver a grabarlas.
“El hecho de los actores grabaran de alguna manera juntos, es una rareza en el ámbito de la animación, pero puede ayudar a los actores a desbloquear dinámicas de personajes clave como podría ser el caso de Timón y Pumba” apuntan desde la producción.
En este ámbito el elenco de la película es tan grande como su equipo de producción, con hombres como Beyoncé, Glover, Jones entre otros, se realizó un trabajo para ir adaptando un poco los personajes a la realidad actual y sus actores. El único personaje que no cambia, dice Favreau, es Mufasa que tiene de regreso al gran James Earl Jones, con una voz y icónica en que cada sugerencia del actor dentro del guión sonaba perfecto, dice su director quien todavía no puede creer haber podido tener de regreso al actor. “… cuando lo escuché grabar, sentí que sucedió algo muy poderoso… Fue difícil no sentiste como miembro de la audiencia, incluso para mí como cineasta, en esas circunstancias se me hizo muy difícil hacer mi trabajo, pues simplemente te pierdes en él.”

Aparte de tratarse de un gran elenco el encargado de prestar la voz a los personajes, es importantísimo hacer notar que este es predominantemente conformado con actores de raza negra, algo que no fue así en la versión de 1994. Circunstancia no menor y muy significativa nada la historia que se ha generado respecto a la falta de personajes interpretados por actores de raza negra en el Hollywood de los últimos años.

Finalmente con la nueva tecnología que se presenta en esta película, muchos líderes en la industria han expresado que este hito equivaldría a lo que pasó con películas como Avatar producida por James Cameron en el pasado. Tomando en cuenta que muchos de los relacionados con la producción de El Rey León de 2019 trabajaron coincidentemente en el equipo de Cameron en el 2009. Robert Legato, tres veces ganador del Oscar, comenta: “Este es un impulso para hacer una película que rompiera las convenciones, lo de lo que uno podría imaginar que podrían ser este tipo de cintas, lo que es literalmente fuerza de voluntad. Se elige hacer una película de una manera y si el resultado es bueno puedes ver cómo puedes aplicar este sistema a otras cosas… Todo el mundo hace películas de animación con efectos especiales, películas animadas, de acción en vivo, pero mezclar todo lo anterior, cambia el paradigma y las reglas del juego…” en ese sentido menciona que  Walt Disney era famoso por su obsesión con la tecnología de vanguardia, por lo que en este proyecto en particular hubiese estado hasta las últimas horas con los audífonos trabajando codo a codo con el equipo. Para Zimmer, dado el cambio que ha tenido la industria de la música, tiene claro que el fenómeno en esta oportunidad será diferente. Hoy no busca tener una alta venta de discos, sino que más que nada el propósito de su trabajo es una forma de retribuir a la audiencia que lo apoyado históricamente a lo largo de sus años dentro de la industria.

Tal como lo mencionara en una entrevista Seth Rogen, para todo aquel que haya estado involucrado en el proyecto: “ no importará lo que hagamos en nuestras vidas, muchas personas en el mundo durante años o décadas podrán oír nuestras voces y nos verán en estos personajes al observar cualquier cosa que hagamos. Ese es el alcance del cine, el alcance que tienen películas entrañables y amadas tanto por la crítica como los espectadores…” En este caso cintas tan icónicas como lo es la versión animada de 1994 de El Rey León y , probablemente, esta nueva versión animada tipo live action.

Tal como ven, queridos freaks, esta cinta se quiera o no, marcará un antes y después en la industria del cine. Abriendo las posibilidades a producciones donde la grabación en locaciones con actores reales pueda ser completamente reemplazada por animación. Las posibilidades son infinitas, solo nos queda esperar y ver hasta dónde llegará dicha realidad y tecnología.

Los dejo invitados a comentarnos sus impresiones de esta nueva película y sus novedades técnicas. No olviden estar atentos, pues pronto les entregaremos nuevas noticias a la película que promete ser hito en el verano Boreal.

Comenta con Nosotros