Esta secuela de la cinta original de 2015, llega a mostrar la evolución de la relación de estos padres tras la guerra. La película posee un tono mucho más familiar, con chistes más blancos y uno que otro más picaresco, pero menos burdo o grosero que en la historia que le precede.En síntesis, un film liviano, familiar con temática navideña, que busca sacar una sonrisa para olvidarse del ajetreado fin de año.

Esta semana llega a la cartelera local Guerra de Papás 2 una película navideña que promete hacer reír a toda la familia. Nosotros en CanalFreak, la vimos y te notamos lo que nos pareció, como siempre en tu canal favorito.

Sinopsis
Dusty (Mark Wahlberg) y Brad (Will Ferrell) se han unido para ofrecer a sus hijos la Navidad perfecta. Su nueva asociación se pone a prueba cuando el viejo papá de Dusty (Mel Gibson) y el papá ultra-cariñoso y emotivo de Brad (John Lithgow) llegan justo a tiempo para transformar las vacaciones en un completo caos.

Reseña
Esta secuela de la cinta original de 2015, llega a mostrar la evolución de la relación de estos padres tras la guerra. Con un elenco de lujo donde Wahlberg y Ferrell comparten pantalla con actores de peso como Gibson y Lithgow quienes poseen credenciales de sobra para lograr una mezcla explosiva y chistosa.
La cinta posee un tono mucho más familiar, con chistes más blancos y uno que otro más picaresco, pero menos burdo o grosero que en la historia que le precede. Brad y Dusty han logrado llegar a una relación armónica como padres donde han priorizado el bienestar de sus hijos por sobre los egos de macho y territorio. En este terreno es que sale la inquietud de los niños ya cansados de pasar fiestas con las familias separadas y en doble celebración, por lo que ambos padres deciden compartir en esta oportunidad la fiesta juntos. Todo se ve perfecto en este rompecabezas hasta que se unen a la ecuación los padres de Brad y Dusty. Variables que harán que la situación se complique.

En lo personal, considero que el resultado es una película liviana y divertida. Me encantaron los personajes de Gibson y Lithgow, cada cual en su estilo, resultan drrollando roles simpáticos que funcionan perfecto con el elenco que se repite de la primera película.
La comedia situacional es buena y me reí bastante. En lo personal considero que en especial al final, los escritores se complicaron más de la cuenta para terminar la historia, perdiéndose un poco de ritmo en la película, aunque funciona en su fin de entretener y hacer reír.


Por otra parte, es una película que pese a ser comedia, tiene varios subtemas profundos que sin este filtro resultarían mucho más difíciles de desarrollar. Este es el caso de la paternidad y la forma de ejercerla mostrando diferentes estilos que aunque estereotipados, se ven en la realidad. Los padres logran llegar a un consenso y equilibrio donde sus características muestran diferentes formas de definir su identidad de género (su forma de desarrollar su rol de hombres donde la paternidad es una de las actividades de este rol en la sociedad). La historia muestra además de muy buena forma una característica que cada vez se ve más en la sociedad, que es la familia compuesta, los tuyos, los míos y los nuestros. Además cómo llegar a consenso para lograr una sana convivencia entre todos los integrantes diferentes de la familia. Finalmente deja un mensaje de amor y la importancia de la familia.

En síntesis, una película liviana, familiar con temática navideña, que busca sacar una sonrisa para olvidarse del ajetreado fin de año.

Comentarios