Motorola llega con un nuevo dispositivo de su familia e, el Moto e5 Plus en un teléfono de gama entrada o media baja, que al igual que sus antecesores prioriza su batería  por sobre todas las cosas.

Lo primero que podemos destacar es el mejorado diseño en relación a su antecesor, dando la apariencia de alta gama. Se ensucia con facilidad y tal vez esa sea una de las razones por la cual el equipo viene con una carcasa transparente en su caja.

En la parte posterior del teléfono encontramos la cámara principal de 12 MP y un flash led, posicionado de forma que da la sensación de doble cámara pero no es así. Bajo la cámara se encuentra el lector de huella, que ha pesar de estar bien integrado con el logo de la marca, no es tan rápido como se esperaría.

En los laterales se encuentra por un lado el botón de encendido y los de volumen, por el otro una bandeja extraíble para el nano simcard y la Micro SD, ya que el celular cuenta con 16 GB de almacenamiento interno pero expandible hasta 128 GB. 

En la parte superior está la entrada para audífonos (los cuales no vienen incluidos) jack 3,5 mm y un micrófono, y en el otro extremo el puerto Micro USB y micrófono para llamadas.

En la parte frontal se ubican los sensores de proximidad y luz, el altavoz principal, la cámara frontal con flash led, además de el nombre de la compañía y la pantalla.

La pantalla produce sensaciones divididas. El panel IPS de 6 pulgadas con dimensiones 18:9, que si bien es perfecto al usarlo con dispositivos de realidad virtual, al momento de ver vídeos en horizontal como youtube, al hacer el gesto de ampliación de pantalla se recorta el vídeo, y con los contenidos en vertical con instagram stories o instagram tv el recorte se hace por por default, lo que puede resultar incomodo cuando pasas gran parte del día en la aplicación. La resolución de 720 x 1440 pixeles y 269 pixeles por pulgada es adecuada, pero con falla en el nivel de detalle y ángulos de visión, rescatando el buen brillo excelente para días soleados y los vividos colores. En ella se pueden configurar distintas opciones como la pantalla dividida, el modo de uso para solo una mano entre otros.

Con respecto al altavoz frontal se destaca el elevado volumen, pero deja de lado la calidad siendo de regular a baja. 

Entrando a su especificaciones, trabaja con un procesador Snapdragon 425, GPU Adreno 308 y un sistema operativo Android 8.0. Todo esto no se ve traducido en su rendimiento que suele quedarse corto con juegos y aplicaciones que no deberían causar problemas como lo es Facebook.

Las cámaras cumplen para la gama en la que se encuentra el dispositivo, una frontal de 5MP Y posterior de 12 MP, dando la opción de modo manual, realizar balance de blancos e ISO. Graba en Full HD con 30 cuadros por segundo.

Su punto fuerte por mucho es la batería  Li-Ion 5000 mAh no extraíble y con carga rápida. Su duración en reposo de hasta 720 horas y en conversación de hasta 24 horas. Pero ¿Cuánto hay que sacrificar por tener esa batería?

Un dispositivo ideal para gente mayor o niños que recién se están acercando a la tecnología, muy distante de lo que se ve actualmente y con un precio extremadamente elevado. Quiere ser muchas cosas, cumple poco sin justificar su valor. Si lo que te importa es la batería tal vez tu mejor opción y por no mucho dinero más sería el Moto G6 Play de la misma compañía. Conclusión: es innecesario. 

 

Comentarios

comentarios