El año pasado fue uno particularmente interesante para Lucifer: descendió literalmente al averno después de la cancelación por parte de la FOX que sin duda estaba en un “gran momento” creativo, ya que también canceló Brooklyn 99 y fue salvada, pero a diferencia de la primera, se demoró más y más tiempo en que Netflix le diera la mano divina y decidiera salvarla, y ocurrió: Lucifer está de regreso, en una temporada más corta en nuestra plataforma de streaming favorito. Esta vez con menos episodios, lo cual es un gran cambio  y me imagino, quieren saber, ¿qué tal esta nueva temporada?

Partamos por la base de que Lucifer antes de la cancelación ya era una buena serie, pero quizá sufrió de el mal llamado relleno, que es algo que pasa mucho con las series muy largas, por lo tanto me puedo imaginar como fue para los escritores acotar todo lo que querían hacer y pasar de los normales 22 o 23 episodios a solo 10. ¿El resultado?

Puedo decirles con total tranquilidad queridos freakys que la van a disfrutar mucho, pero mucho más. Porque Lucifer en 10 episodios lo van a disfrutar tanto que van a quedar con gusto a poco y van a esperar por más.

Pero hagamos una pequeña recapitulación de lo que pasó la temporada pasada, y me esforzaré para no dar spoilers de la temporada actual: al final del ciclo pasado, Chloe (Lauren German) descubre que Lucifer (Tom Ellis) es de hecho quien dijo desde el primer episodio: el mismo diablo, esto por supuesto genera una gran impresión en ella porque, hay una relación muy fuerte entre ellos, y ¿puede enamorarse del diablo? ¿Puede hacer como que no sabe nada? Y por otro lado Lucifer no está mucho mejor: no sabe cómo comportarse y no sabe qué sentir al respecto, por lo tanto su grupo de confianza: la siempre comprensiva Linda, su hermano Amenadiel y la siempre dispuesta a arreglar todo con violencia Maze serán los que lo acompañen en este momento.

Eventualmente sabemos, Chloe se reencontrará con Luci y veremos que resulta de esto pero llegará una tercera en discordia: Eva, la primera mujer de la humanidad y el primer amor de Lucifer, una mujer que lo acepta sin restricciones y que hicieron algo de hecho bastante inteligente con ella y que es de hecho algo que agradezco: porque no se limitan a que sea el estereotípico triángulo amoroso: porque Eva es una mujer amable, bondadosa, e incluso un tanto ingenua.

También me agrada como trata los temas en esta corta pero bien intensa temporada: porque trata temas interesantes y bastante actuales como el cuestionamiento que hay hacia las relaciones de pareja, o las de familia, ¿es la familia los que tienen un lazo de sangre con uno o es lo que nosotros concebimos como tal? pero quizá lo que más nos muestra es acerca de los duelos ante la pérdida de un ser que amamos, las etapas de este duelo y la aceptación de las nuevas circunstancias y de nosotros mismos como individuos para poder  asumir la responsabilidad de nuestras acciones, así como de sus consecuencias, sin culpar a otros.

Porque, la serie juega mucho con el tema de la aceptación de las nuevas reglas del juego (que es el caso de Chloe) y la aceptación de lo que uno es (Lucifer) y si eso es difícil de aceptar cada uno por su lado, ¿como lo viven trabajando juntos? 

Otro punto a destacar de esta temporada es que esta temporada se siente muy libre. Se nota que en esta ocasión el equipo de guionistas tuvo completa libertad de tratar el mito de ángeles, demonios y profecías así como algo más sensual a lo que disponía la FOX y si se es fan de Tom Ellis, créanme, lo van a apreciar mucho.

Todo esto que les he mencionado se complementa con un tremendo elenco que se nota más compenetrado con sus roles ya que realmente dan muy, pero muy buenas actuaciones y eso hace que esta temporada te dejen con ganas de saber más, porque, realmente esta temporada se nota que está hecha con muy buen material.

¿Donde podemos disfrutar de la serie? Las ahora 4 temporadas de Lucifer están completas en Netflix.

 

Comenta con Nosotros