Queridos Freakys, les doy la bienvenida a la entretenida nueva sección que es Kobato recomienda, donde hablo de un manga para invitarlos a leerlo y en el caso de que ya lo hagan, ahondar en por qué funciona. Pienso hacer lo mismo con las obras que hayan tenido el efecto contrario, pero me estoy desviando.

¿Saben una cosa que me llama mucho la atención? La Weekly Shonen Jump. Hace un tiempo escribí un artículo que habla de la historia, considerando que este año, al igual que CanalFreak estaba de cumpleaños. Y una de las cosas que más destaca es los riesgos que toma por sus historias. Como potencia a sus “Big 3” y lo que significa ser publicado en la revista.

Al estar en la WSJ, son muchos los títulos que viven y mueren ahí dependiendo del ranking de popularidad, y la manera en que los títulos suben o bajan dependen de los lectores. Y llegar a los primeros lugares es algo que te toma tiempo establecer. Actualmente el rey y que, creo que a estas alturas no hay ya forma de que eso vaya a cambiar, es One Piece, y por supuesto ya con Naruto fuera y con el (esto va a doler decirlo) choque de trenes que fue Bleach, fuera, es obvio que Luffy necesitaba otros dos jinetes a su lado.

La respuesta obvia era pensar que Boku No Hero Academia iba a ser la heredera de Naruto, son muchas personas las que los consideran parecidos. Pero en la actualidad, en lo que es el público japonés, ha bajado. Sí, extrañamente, no es Boku No Hero la que está después de One Piece en el ranking, sino que es otra serie, y lo más interesante es que es una serie digamos “debutante” porque lleva poco más de un año de publicación.

Pero, y se harán la pregunta mis queridos freakys, ¿Kobamisterio del ranking de la WSJ cómo es esto posible? Y les diré, que después de leer los episodios que hay, creo que puedo dar una respuesta.

Primero partamos por hablar de quienes crearon este (hasta ahora) manga:

Richiro Inagaki está a cargo de los guiones y Boichi está a cargo del dibujo, y como les comentaba, este manga se publica desde marzo de 2017 y tiene aproximadamente 6 tomos publicados. Ambos autores tienen una trayectoria bastante interesante, Boichi es conocido por Wallman y Hotel, mientras que Inagaki se hizo cargo de los guiones de Eyeshield 21 en cooperación con Yusuke Murata, también se publicó en la WSJ en 37 tomos recopilatorios y tuvo su adaptación animada en 145 episodios. Y si antes eran increíbles estando separados, solo imaginen a esas dos mentes creativas juntas. Son una de las duplas más prometedoras que tienen en la JUMP y eso se nota. Y a juzgar por el éxito ahora de Dr Stone, todo parece indicar que tendrá su anime próximamente.

Hablemos ahora de la historia. Taiju es un adolescente común rudo pero de buen corazón que trás mucho tiempo logra reunir valor para declararse a Yuzuriha, la chica de quien siempre ha estado enamorado. Hasta ahí todo bien, y cuando está a punto de hacerlo, algo desconocido sucede y todas las personas se convierten en piedra. Negándose terminantemente a acabar en calidad de estatua por toda la eternidad, Taiju después de miles de años emerge de la piedra, pero desgraciadamente el resto de la humanidad no. Además de él está su amigo Senku (que posteriormente pasa a ser el protagonista), que a diferencia de él siempre ha mostrado aptitudes más bien científicas. Entre ellos se forma una dinámica de llegar con una fórmula que salve a la humanidad o lo que queda de las estatuas que no se han destrozado con los años. Senki pretende, a través de la ciencia, reconstruir la civilización y llegar al nivel de avances tecnológicos que poseían anteriormente. Quiere poder reconstruir la humanidad en una sociedad en que todos sean iguales.

El problema es que deben hacerlo lo más rápido posible, porque el reloj está en su contra. Y puede que ellos mismos mueran en esta neo-edad de piedra.

Para esto entonces, reviven a Tsukasa, un tipo de descomunal fuerza  y que es lo bastante inteligente para ayudarlos en este objetivo, y digámoslo, Tsukasa es dueño de una de las escenas más épicas del manga. Sin embargo, luego se dan cuenta que quizá no era la mejor idea porque este se muestra contrario a la idea de salvar a la humanidad, dado que él no está de acuerdo, es más, desea hacer una purga en la humanidad y crear una nueva sociedad que esté habitada por los  jóvenes más fuertes que no hayan sido corrompidos por la antigua sociedad poco justa y jerarquizada. Y francamente, ¿Lo podemos culpar por eso?

Con esa premisa que propone este manga es muy difícil no enganchar, porque es una batalla contra el tiempo para intentar salvar algo pero a la vez también se plantea si vale la pena salvar eso mismo en primer lugar, y planteando, que significa ser humano.

Suena muy bien hasta ahí. ¿Tiene fallos? Por supuesto, no hay mangas perfectos. Quizá lo más malo sería lo previsible que a veces es, como en el caso de ver a Tsukasa, puedes sentir que será el antagonista, sin embargo, no resulta molesto como si me ha pasado con otros shonens.

Ahora, ¿por qué funciona? Creo que la razón principal es porque ofrece frescura y novedad a lo que es el manga shonen. ¿Es un manga de peleas? Lo es. Pero a la vez se aleja de todo lo que hemos visto como la “fórmula dragon ball” en este manga, la gente no sube su poder de pelea a través de entrenamientos o por ser parte de una raza guerrera, sino que es a través de la ciencia y el experimentarla y mostrar una estrategia. Eso es lo que hace que la serie sea tan interesante de ir descubriendo, por otro lado les repito: la serie lleva poco más de un año publicándose, que un manga asi llegue a los primeros lugares del ranking de la WSJ es raro.

Con eso, la invitación está hecha. Los invito a leer este manga que yo creo que se la van a pasar bien, es una nueva deconstrucción de lo que concebimos como shonen y de hecho me deja bien feliz de que un manga nuevo se le dé una oportunidad, porque el manga shonen es más que ser una serie de peleas, es contar una historia, de ahí al impacto de series como Hunter x Hunter. La Shonen Jump nació para ser una revista que cuente buenas historias más allá de remakes de series que ya vimos (te estoy mirando Boruto) y mostrar un nuevo paso en la evolución natural.

Y si este shonen es un despertar significa un emerger de las piedras para contar buenas historias, es más que bienvenido este cambio.

Comentarios

comentarios