“No puedes escapar de la verdad cuando sabes que te mintieron”

Esta nota contiene spoilers moderados del desarrollo de Wonder woman y del universo DC rebirth, y comprende desde el número 18 al 22 de Wonder woman.

Desde el último análisis, las cosas no han estado muy tranquilas, pero vamos a comenzar en esta ocasión por eventos que están en el pasado, justo entre los orígenes de Diana y las cosas que están pasando ahora, porque si se han dado cuenta, hay un espacio de algunos meses – años que no han sido explicados.

En principio, algo obvio por conclusión: Tras la aparición y confirmación de los poderes de Wonder woman, alguien experta en historia y mitología como Barbara decidió que era momento de re investigar todo lo relacionado con los dioses; Diana intentó convencerla de que los dioses juegan de formas que los demás no podemos comprender del todo, pero resultó en un completo fracaso y la arqueóloga se embarcó en una nueva aventura. ¿Con el financiamiento de quién? Pues nada menos que de Verónica, quien aduce un repentino cambio de intereses pero que oculta algo mucho más oscuro, como pudimos ver en la revisión anterior. Después de la muerte de Adrianna durante el ataque a Wonder woman, Verónica creó una construcción con inteligencia artificial usando el mapa neuronal de la científica, dando origen a Cyber, su ayudante en todos estos planes, entre los cuales se encontraba bloquear el dispositivo comunicador entregado a la arqueóloga por la princesa, y programar una serie de conflictos que la mantuvieran ocupada defendiendo a los débiles.

Es en este contexto que Bárbara terminó atrapada por la maldición de Urzkartaga antes del principio de las revisiones que hemos recorrido, siendo, paradójicamente, el mismo motivo por el que volvió a suceder, dado que Verónica aún no consigue su objetivo inicial.

Gracias a la inestimable ayuda de Ferdinand, el alicaído grupo consigue ayudar a Diana a salir del complejo estado mental en el que estaba, volviendo a ser más o menos ella misma; la amazona indica que en algún momento perdió el camino, eligió quedarse con la mentira de que podía volver a su hogar cuando no era así. Sin embargo, no hay tiempo para las lamentaciones, y armada nuevamente, se embarca hacia una de las instalaciones enemigas.

El grupo llega tarde para encontrar a Bárbara, pero a tiempo para descubrir a Cyber y su confesión/burla acerca de cómo ha estado manipulando los acontecimientos alrededor de Wonder woman durante tanto tiempo, y además para descubrir que Sasha sigue viva, probablemente para poder clonarla en uno de los especímenes que vimos durante la huida de Etta. Tras dejar a la oficial con Ferdinand y Etta, Diana y Steve se topan con una emboscada liderada por el grupo de ataque de la coronel Maru, quien consigue herir a Diana pero finalmente es derrotada; con el camino un poco más libre, Wonder woman y Steve llegan hasta donde está la supuesta entrada a Themiscyra, reuniéndose con Verónica, los perros que en realidad son Fobos y Deimos.

Aquí hay que volver una vez más al pasado y explicar que cuando Barbara se convirtió en Cheetah por obra de Urzkartaga, terminó haciendo tratos con Verónica, quien en su intento de recuperar a su hija, no se le ocurrió nada mejor que contactar a Circe para que ella buscara un modo de atrapar a los dioses gemelos, dado que consideraba que su parte del trato -buscar un modo de llegar a Tenis– ya estaba cumplido, a pesar de no haberlo logrado realmente. Circe hizo su parte del trato, lo que permitió que Cale capturara a los gemelos en el cuerpo y forma de los perros, pero no sirvió para recuperar a su hija, pues su alma no se encontraba en la piedra alma en donde supuestamente estaba.

Y es todo esto lo que nos lleva a los acontecimientos del presente; la puerta a la que se han acercado todos nuestros protagonistas se abre, conduce a quien ha estado vigilando cada uno de sus movimientos: Ares.

A modo de epilogo, otra retrospectiva nos muestra un evento de caridad en el que participa Diana, y que es el punto histórico en donde conoció en persona a Victoria. Lo sucedido en ese encuentro marca el punto en donde Cyber pudo analizar el lazo de la amazona y deducir que la puerta a Themiscyra no es un lugar físico en nuestro plano, sino una localización en otro.

En el apartado creativo tenemos a Greg Rucka en el argumento, con arte de Liam Sharp, color de Laura Martin y Hi-fi, y letra de Jodi Wyne para el presente, manteniendo a Rucka en el pasado, pero con arte de Bilquis Evely y Mirka Andolfo, y color de Romulo Fajardo.

Lo dicho antes para el presente es consistente, pero en el pasado el cambio de dibujos y estilismos sufre un quiebre en el 22; el equipo que aquí trabaja usa un estilo más teen que no me parece mal como concepto, pero que quiebra la estructura que habíamos visto hasta ahora. El pasado tenía más color, más inocencia y juventud, y aunque se arriesgaba con la oscuridad en momentos adecuados, seguía siendo consistente, mientras que el presente era de estilo más realista, más detallado de tonos verdes y terracotas, por lo que podíamos ver este contraste convivir como el antes y el después. Este número, por desgracia, no encaja de ninguna manera en todo esto, aunque es necesario para el argumento.

Nos leemos en el próximo análisis: Perfección y lágrimas

 

Comenta con Nosotros