Por: Felipe Carreño

 

Partir la pantalla en dos, tres o cuatro pedazos, es algo que parece un tanto olvidado en la actualidad del videojuego. Todos alguna vez disfrutamos una tarde de risas o enfados con un amigo, hermano o vecino, ya sea acribillando Locust en Gears of War, matando zombies en Call of Duty, ganando con Camerún a Argentina en FIFA, derrapando en Mario Kart o cualquier otro de los clásicos para compartir el sofá

Ese tipo de experiencias son las que viene a revivir A Way Out, un juego de Josef Fares y EA originals. Un título con aires de juego independiente, el cual se puede jugar online cooperativo o local, pero que jamás podrás jugar solo, estamos ante una obra exclusiva para dos jugadores. Donde cabe señalar que con una sola copia pueden jugar dos personas,ya sea en el mismo sofá u online con un código provisional que le proporcionas a tu compañero en la distancia.

A Way Out nos pone en la carne de Vincent un hombre familiar, tranquilo y moderado. En contraparte tenemos a Leo, todo lo contrario, el chico malo, fácil de alterar, quien primero actúa y luego piensa. Encarcelados injustamente se forma una alianza de venganza contra quien les arruinó la vida.

Lo primero a lo que recuerda la primera hora de juego es a un buen capítulo de Prison Break, unos personajes con unas personalidades y carácter muy marcados, con los que nos empezamos a encariñar muy fácilmente. El juego no se da muchas vueltas y entramos de golpe a las mecánicas, donde las primeras tareas no suelen ser muy complejas, desde distraer a los guardias, hasta robar un martillo de utilería. Es necesario sincronizarse a la perfección con tu compañero para lograr los objetivos, que reitero no son muy difíciles, por ello mismo cuando fallen, miraras a tu pareja de sofá, preguntando ¿cómo eres tan malo? Tanto como nuestros protagonistas tienen sus roces y discusiones, esto es algo que no estará exento en tu salón de juego.

Pero sincronía es algo que más o menos nos podemos esperar de una aventura exclusiva para dos personas, pero entonces ¿Qué hace a este juego una auténtica joyita? Bueno además de un excelentísimo guión,el juego de cámaras es lo que más destacaría.

Y es que si bien son dos personajes, el juego entiende que son diferentes e individuales, es por ello que cuando necesitan trabajar en conjunto ambas pantallas son del mismo tamaño, pero si de repente estoy sosteniendo a mi hija recién nacida, mientras mi compañero patea una máquina de soda y maldice al mundo por tragarse su moneda, el juego automáticamente se “comerá” un trozo de lo más irrelevante y dará hincapié a la acción más importante que estemos realizando. Es así como logramos tocar el drama y la comedia en el mismo momento, si mi amigo se está intentando disculpar con su familia por haber ido a “comprar cigarrillos” durante mucho tiempo, pues bueno no quedará otra que esperar sentado y jugarse unos dardos.

La historia es muy peliculera y clásica, en un principio, escapar de prisión, vengarse e irse de vacaciones con la familia. Pero A Way Out  brilla en la narrativa, donde una historia que podría sonar un poco cliché, gana muchísimos puntos por cómo está contada, y sin duda es fundamental llegar hasta el final para hacerse una opinión redonda, pues es aquí donde te quedas con la boca abierta,estando a la altura de los mejores finales que puedan recordar, con un inesperado desenlace que le partirá el corazón a ambos,luego de encariñarse con la historia de sus personajes.

Si tuviera que decir algún desperfecto, o fallo que cometa, solo podría fijar el objetivo en el apartado técnico, ya que algunas animaciones si se notan un poco toscas o se siente que falta mas detalle en cuanto a ellas, no hay que olvidar que esto sigue siendo un juego de un estudio pequeño (Hazelight Studios), el cual no cuenta con el financiamiento de una superproducción, pero que aun así no tiene nada que envidiarle a un título con grandes presupuestos.

El juego son aproximadamente unas 5 horas (no le falta ni le sobra nada), diría que sin duda es un título indispensable para tener en tu biblioteca de videojuegos, donde poder compartir esas experiencias de antaño de las cuales nos han alejado los modos online. Que a nadie le extrañe ver este juego en más de una nominación en los Game Awards de este año.

Comentarios

comentarios