Les doy la bienvenida a una nueva entrega de #LosOtrosJugadores, aquellos personajes de la saga de George RR Martin que, si bien no aparecen en la historia principal, su influencia ha sido lo suficientemente poderosa para los personajes hasta hoy.

Hoy hablaremos de, probablemente uno de los personajes más incomprendidos de la serie, pero su pérdida marcó profundamente a la casa Martell, quienes no han parado de honrar su memoria.

Ella es Elia Martell.

Un poco de historia

Para comenzar a hablar de ella, debemos hablar un poco de la casa Martell, que sus palabras son “nunca doblegado, nunca roto”. Un aspecto muy vital de la familia Martell es que ellos nunca entraron al esquema de los 7 reinos por la fuerza, los Targaryen saben que lo intentaron demasiado con invasiones, dragones, fuego y sangre y sin embargo Dorne se levantaba y daba la pelea y pasaron años hasta que los Targaryen se dieron cuenta que había que conquistarlos de otra manera: con alianzas de matrimonio. Y así es como ellos aceptaron entrar, por lo tanto cuando hay gente que se queja por el terrible manejo de Dorne en la serie, no puedo evitar sino darles la razón.

Pero nos estamos desviando. Hablaremos entonces de una voz que es posiblemente la más silenciosa de todas, pero que sus obras y su persona llenaron una poderosa sombra sobre la historia de Westeros.

Elia Nymeros Martell fue la hija de la princesa regente de Dorne, nació un mes prematura lo que posiblemente sería un presagio de lo que vendría en su vida ya que sufriría de mala salud  y posteriormente nacería su hermano Oberyn, quien sería su gran amigo y confidente. Su más grande protector.

Elia, pese a ser de salud frágil, creció como una mujer bondadosa, inteligente e ingeniosa, pasó su infancia y juventud en Dorne, que, como sabemos es el reino más igualitario de todos los reinos, en donde tanto hombres y mujeres poseen los mismos derechos para gobernar, son siempre príncipes y princesas y la gente de Dorne los seguirá y amará por siempre. Por otro lado no olvidemos algo fundamental: Elia estaba destinada a reinar. Ella era la hija de la princesa regente de Dorne y era la siguiente en línea al trono.

Pese a que no sabemos mucho acerca de la matriarca de los Martell, (de hecho aún no sabemos su nombre) sabemos que era una mujer bastante astuta, y que quería cimentar el camino de su familia en el trono. Tenía buenas relaciones con los Targaryen pero no así con el resto de los reinos, y planeaba casar al espíritu libre de Oberyn y a la dulce Elia con alguna familia de Westeros para obtener una alianza. Fueron bastantes los candidatos a los que pasaron sin aprobación de Oberyn para su hermana ya que era muy protector de ella. Todos, salvo uno: el príncipe Rhaegar Targaryen, por lejos, el mejor partido que se pudiera soñar.

Ni siquiera Oberyn podía resistirse a esos rizos dorados, sus ojos violetas y melancólicos. Todas las mujeres y hombres suspiraban por Rhaegar, que en sus ratos de soledad, corría a Summerhall a tocar tristes melodías con su arpa.

 

La bondadosa princesa y el último dragón: una relación compleja

Pese a todo el lobby que Tywin Lannister hizo para que su hija Cersei fuera la elegida, Aerys dijo que su príncipe, merecía una princesa, y Elia entonces fue la elegida, dejando con una profunda herida a la entonces joven Cersei. Y así ambos sin siquiera conocerse se casaron en un matrimonio político. Sin embargo, a diferencia de otras mujeres de Westeros, debemos remarcar que Elia entró a este juego no como un peón político sino como una jugadora independiente que, podría haber reinado en Dorne.

Con todo esto dicho, pese a no conocerse, no quiere decir que no haya existido un afecto o amistad entre Elia y Rhaegar, Barristan Selmy afirma que el príncipe sentía mucho afecto por ella y no quería hacerle daño, y no cabe duda de que Elia fue una gran amiga y confidente para él con la gran contingencia política de la época.

El rey Aerys estaba cada día más desquiciado y paranoico viendo enemigos hasta en las sombras de los que rondaban el castillo, sospechaba que incluso su hijo ansiaba traicionarlo (algo que es relativamente cierto) y llegó a tal punto que  negó a ir a su boda con Elia. Ambos, decidieron irse a vivir a Dragonstone para evitar la tóxica atmósfera de King’s Landing.

Pasado un año, llegó la princesa Rhaenys, pero debido a los crecientes problemas de salud de Elia debió pasar en cama 6 meses, para volver a la Fortaleza Roja, estando embarazada nuevamente. Fue el año de la falsa primavera y pronto se llevaría a cabo el famoso torneo de Harrenhal, en donde su marido, pese a ganar el torneo depositó la corona de flores de la reina del amor y la belleza en Lyanna Stark y no en su esposa, y fue donde las risas murieron. Muchos piensan que fue por amor, pero como les mencioné anteriormente hablando acerca de Lyanna, dudo mucho que las cosas hayan sido lo que parecía.

Lo importante aquí es por supuesto, ante este acto estaban todos escandalizados, pero nunca mencionan como se sintió Elia, que estaba embarazada y aún así, no reaccionó de manera pública.

¿El príncipe que fue prometido? La última despedida

Pese a todo lo que pasó, Elia y Rhaegar regresaron a Dragonstone y para el final de ese año, Elia da a luz al pequeño Aegon, pero su salud decae y los Maestres anuncian al príncipe que ella no podrá darle otro hijo.

Haciendo una pausa aquí, hemos mencionado que Elia nunca ha tenido una voz al respecto, pero en Choque de Reyes (en el show, eso fue obviado) ella tiene una breve aparición en la serie cuando Daenerys visita la Casa de los Eternos y tiene ciertas visiones de eventos que pasaron y que aún no pasaban (como la boda roja) y es ahí cuando los encuentra:

“Viserys” fue lo primero que pensó, pero al verlo de nuevo supo lo contrario. El hombre poseía el cabello de su hermano pero este era más alto y sus ojos eran de un color índigo oscuro y no lila.

“Aegon” le dijo a la mujer que amamantaba al recién nacido para dejarlo en una cuna hecha de madera. “¿Qué mejor nombre para un rey?”

“¿Harás una canción para él?” preguntó la mujer.

“Ya tiene una canción.” Contestó él. “Él es el príncipe que fue prometido y suya es la canción de hielo y fuego”

Entrando como siempre en el terreno de la especulación, al parecer Elia y Rhaegar poseen una buena relación, y las cosas no cambiaron mucho con todo lo que pasó en el torneo de Harrenhal, pero estaba el problema de que Elia ya no podía tener otro hijo y Rhaegar creía demasiado en el poder de las profecías, pero eso será abordado después.

Entonces, posiblemente, decidieron tomar otro camino. Más allá de las razones de Rhaegar para hacer las cosas que hizo, hay algo que coinciden muchas personas: Rhaegar no era una mala persona per se. Tanto Barristan Selmy, Ser Jorah Mormont y Ned Stark coinciden que era una persona honorable y que no abandonaría a su esposa sin explicación alguna.

Y por el contexto, creo que podemos afirmar que ellos conversaron al respecto, como adultos. Y considerando las familias de los involucrados, es posible que ellos no hayan creído en la monogamia. Después de todo, Rhaegar proviene de la familia Targaryen famosa por el incesto y tener muchos bastardos que no eran tratados como tal: Aegon I se casó con sus dos hermanas, Aegon IV el indigno tuvo muchos hijos con muchas mujeres y a todos fueron reconocidos. Para Rhaegar probablemente tener otra mujer no sería una gran afrenta.

Pero pasemos a Elia. Ya había tenido un hijo lo cual ya aseguraba que él sería heredero al trono, su deber político estaba hecho, y posiblemente se sentía de la misma manera.

Elia sabía que Rhaegar necesitaba un tercer hijo y quizá lo apoyó con eso. Además, si tenemos en cuenta que Elia, proviene de la casa Martell que son Dornienses de la sal, es decir, son de las casas más relajadas con la sexualidad y las relaciones. Hablamos de la misma Elia quien fue la persona más importante para la Víbora roja, Oberyn Martell, quien es conocido no solo por ser un hombre peligroso, sino que además por la cantidad de amantes e hijas que ha tenido. Hijas a las que ha criado y que se ha esforzado por conocer y ser un padre para ellas. Si ambos eran tan cercanos, ¿no les parece que podrían tener opiniones parecidas al respecto?

George RR Martin solo ha mencionado que la relación de Elia y Rhaegar era “compleja” Posiblemente en el último abrazo que compartieron Elia y Rhaegar, ella le deseó suerte  y todos sabemos que pasó después, cuando intentó hasta el final proteger a sus hijos.

Elia: su legado y la familia Martell

La noticia de su asesinato devastó a la familia. Oberyn de inmediato quería venganza e intentó apoyar la causa de Viserys, pero Doran, dijo que la venganza era un plato frío y debían esperar. Por lo que comenzaron a armar estratagemas para derrocar a los Lannister de a poco. Oberyn, apenas tuvo oportunidad fue a King’s Landing y peleó contra Ser Gregor, desafortunadamente murió. Pero mencionó el nombre de su amada hermana una vez más.

Oberyn guarda muchas similitudes con Ned Stark, ambos amaron profundamente a sus hermanas, y todo lo que hicieron fue para honrar su vida y su memoria hasta el último momento, aunque eso les costara la vida.

http://sansalayned.tumblr.com/post/153048892890/i-promise-lya-i-promise-i-came-for

Elia Martell no fue la mujer de salud frágil  y traicionada que la historia ha insistido tanto en contar, era una fuerte, lista e inteligente mujer dorniense destinada a reinar, y que su fuerza residía por dentro, porque ni siquiera su propia enfermedad pudo doblegarla e inspiró a sus hermanos y a su pueblo a seguir peleando.

Pero la pregunta es, ¿qué creen ustedes queridos freakys? Estaré ansiosa leyendo sus comentarios u opiniones al respecto.

Por ahora me despido, pero pronto regresaré con otro jugador más y nuevas cosas que contar del extenso mundo de Westeros.

Comenta con Nosotros