Les doy la bienvenida a una nueva sección donde hablaremos de Game of Thrones. A modo de preparación para el final, quiero hablar de otros jugadores del Juego de tronos, que, aunque no estén, su participación tuvo una importante influencia en la trama central.

Y dado que esta semana se cumplirá una nueva conmemoración del día internacional de la mujer, quiero hablar de uno de los personajes que más se ha mencionado e irónicamente menos conocemos en la historia de la serie/libro, pero su legado sigue rondando en su familia.

Ella es Lyanna Stark. 

 

Lyanna Stark fue la tercera hija del Lord Rickard Stark, hermana de Brandon, Eddard (Ned) y Benjen, era especialmente cercana a este último y además gustaba hacerle bromas porque era más buena que él en el esgrima y montando a caballo, superando por mucho a hombres que llevaban mucho más tiempo entrenando que ella. Roose Bolton afirma que ella era mitad caballo por su enorme habilidad.

Ned Stark a menudo compara a su amada hermana con su hija Arya, porque ambas poseen una visión única del mundo en el que les tocó vivir, además de tener cierto desdén por las tareas como coser o los lindos vestidos pese a que ella era muy bella y se decía mucho que poseía una belleza salvaje, pero lo más llamativo de ella era su tremendo carácter.

Su hermano Ned también diría que ella tenía sangre de lobo, y que no solo destacaba por su belleza, sino por el acero que tenía por dentro. A temprana edad, a ella se le compromete ni más ni menos que con Robert Baratheon, en ese tiempo, resulta que Robert sí era un gran partido si pensamos que ya era el señor de Storm’s End, y además él  se enamora de ella, pero ella no queda muy convencida. Lyanna tiene más que clara la fama del que sería rey en el futuro (borracho y mujeriego) además, ya tenía una hija bastarda en el Valle.  A pesar de que su hermano Ned intentó convencerla, Lyanna afirma que, él no va a cambiar, y pese a ser muy vocal al decir que NO le gustaba Robert, su padre no cedería, ya que quería aprovechar al máximo las políticas de Westeros.

Para su padre, tanto ella como sus hermanos no eran más que simples herramientas para lograr una importante influencia política.

La rosa de invierno en la falsa primavera

Lyanna tendría la gran oportunidad de asistir quizá al mayor evento social que se ha llevado en toda la historia de Westeros: el torneo de Harrenhal. Todos estarían ahí, y vería de nuevo a su prometido que vivió para probar que es cierto todo lo que se decía de él, aceptaba estar en competencias hasta quedar borracho y le coqueteaba a otras jóvenes. Lyanna no sería feliz con él.

Sin embargo antes de eso, se topa con un joven Howland Reed (padre de Meera y Jojen) recién llegado de la Isla de los Rostros,  quien recibía una brutal paliza y burlas de unos escuderos. Al ser uno de las casas aliadas de su padre, ella hizo lo que debía: tomar una espada y derrotar a esos tres escuderos y ayudarlo hasta que se recuperara y les presenta a sus hermanos, quienes se vuelven sus amigos y lo insta a quedarse con ellos hasta el final, lo que prueba que ella, realmente era una fuerza de la naturaleza. Durante esa noche ven a los escuderos que agredieron a su amigo y le sugiere a Howland buscar justicia, Benjen ofrece una armadura, no obstante, Howland se niega ya que no tiene el entrenamiento adecuado.

Pero… ¿eso detendría a Lyanna?

Ella decide tomar la armadura y darles una lección a esos tres escuderos, con un escudo de un árbol arciano sonriente y su espada los derrota con facilidad y entre vítores y gritos de admiración, el caballero del árbol sonriente les dice a estos tres guerreros que deben enseñar honor a sus escuderos. Muchos piensan que eso, podría haberlo hecho cualquiera de los Stark pero creo que es Lyanna ya que, Westeros al ser una sociedad patriarcal no permite que las mujeres peleen, y aún así, ella lo hizo.

Aerys ve este acto como amenaza y ordena a Rhaegar a buscarlo. Se cree que es ahí, cuando se conocieron y llegaron a un tipo de entendimiento y más adelante él corona a Lyanna como “la reina del amor y la belleza”. Se dice que en ese momento, se enamoraron, pero, más bien, pienso que Rhaegar le da eso porque lo merece, al mostrar ella más honor y nobleza que muchos otros caballeros y usando todas sus fuerzas para aquello.

Por otro lado también tengo la impresión que si bien no se enamoró de él, si se sentía atraída de él, durante esa fiesta, en un momento Rhaegar tocó una triste canción en su arpa que la hizo llorar y Benjen, algo inoportuno, le hace una broma lo que finaliza con que Lyanna “accidentalmente” vierte su copa de vino sobre su hermano. Así que digamos que él dio en el clavo.

Lyanna y Rhaegar

Ambos estaban atrapados en una calle sin salida. Lyanna, forzada a casarse con alguien que ella no quiere y Rhaegar casado con alguien que quiere, pero que no ama por lo tanto no encuentro extraño que hayan congeniado y naciera algo y se comunicaran secretamente. Sin embargo, eso no prosperaría hasta después del nacimiento del hijo del príncipe  en que Lyanna es “secuestrada” pero incluso ahí, creo que ella se fue por voluntad propia con muchas ganas de rebelarse, ella eligió irse con Rhaegar sin decirle nada a sus hermanos, aunque probablemente se lo haya dicho a Benjen, al ser su confidente.

Después de todo, Lyanna tenía la costumbre de salir a cabalgar por un largo período de tiempo sin decir a donde iba y regresaba pasadas unas semanas, seguramente, cuando ella salió inicialmente tenía presupuestado volver para el matrimonio de Brandon para el cual solo faltaban unos meses, y se vio con Rhaegar en secreto y decide irse con él.

La última promesa

Lyanna (a partir de los hechos de la serie) se casa con Rhaegar Targaryen quedando embarazada. Y cuando Rhaegar parte al Tridente, debido a la rebelión de Robert, quien insistió en este secuestro de su prometida, queda al cuidado de Arthur Dayne, la espada del amanecer y mejor amigo de Rhaegar.

Cuando Ned finalmente vuelve a ver a su hermana, sobre un lecho de sangre, ella muere en sus brazos, no sin antes hacerle prometer que criará a su hijo recién nacido y lo protegerá de la ira de Robert, de quién asume, intentará aniquilar a cada Targaryen que quede vivo, lo que, en el futuro, también genera un conflicto entre ambos. Embargado por el dolor, Ned lleva sus restos a Winterfell y hace una estatua de ella, llevando rosas de invierno y diciéndole en silencio que lograría cumplir con su promesa.

Así muere siendo una rebelde, como una persona que hasta el final se rebeló a lo que le estaba establecido, que muere siendo la mujer más poderosa y fuerte de todo el torneo, que nunca consiguen derrotar, que se gana su corona no por ser bella, sino por ser más caballerosa, proteger al inocente, buscar la justicia y la verdad, haciendo lo que es justo y convirtiéndose en una leyenda, y que hasta el último día, se honra su memoria con una dulce rosa de invierno. Esta fue, la historia de  Lyanna Stark.

Por hoy es todo queridos freakys, nos veremos pronto en otra ocasión.

Comenta con Nosotros