“Los mapas de la mente son infinitos”

 

La literatura siempre ha tratado temas sensibles para la sociedad, uno de los cuales es todo lo relacionado con la mente. El peligro perder las facultades o no ser capaces de distinguir entre realidad y fantasía ha sido fuente de muchas historias, ya que se trata de algo que no deja de estar presente para los seres humanos.

El estrés postraumático, el alzhéimer, las pesadillas, la amnesia y la demencia son algunos de los tópicos que amenazan la estabilidad emocional de una persona, pero no se trata solo de eso.

Una familia, el entorno social, laboral o de estudios se ve afectado por estas realidades, ya que muchas personas no saben cómo actuar ante alguien con algún trastorno de este tipo; se generan inseguridades y tensiones, y quienes rodean a alguien con una afección de esta naturaleza están en riesgo de sufrir otro tipo de males, como depresión, ansiedad o trastornos del sueño, ya que están cargando con un enorme peso y no necesariamente con las herramientas apropiadas a su disposición.

La invitación, entonces, es a abrir la mente a todo este tipo de situaciones y atreverse a conversar y plantear tema en la mesa con nuestros cercanos; este viernes nos leemos en la reseña de “Lo que quedó de ti” que toca temáticas como las mencionadas.

No se la pierdan.

 

Comenta con Nosotros