Freakys queridos, Halloween. Aquella noche en que nos vestimos con nuestros mejores trajes -aquellos que llevamos puestos en nuestras almas- y salimos a pedir dulces de lo contrario seremos traviesos y haremos alguna brujería. Esta fecha lo asociamos a lo sobrenatural, a lo imposible, a lo terrorífico y sin duda el símbolo son las brujas, que muchas veces se les asocia a algo malo, pero ¿saben? El origen de la palabra -al menos en inglés- tiene un significado bastante hermoso que les voy a compartir.

Witch significaba “wise woman” o mujer sabia, y en la antigüedad estas mujeres eran bien respetadas en la cultura celta, porque tenían un profundo conocimiento sobre la naturaleza y mantenían un estrecho vínculo con todos los seres vivos, incluidos árboles y plantas, se les respetaba a tal punto porque se creía que lograban desapegarse de todo para poder trascender en el tiempo, desgraciadamente la gente olvidó y está la imagen actual de que las brujas eran malas.

Pero la influencia, intriga y encanto que producen estos seres no ha cambiado para nada, y eso es porque a pesar de que muchos las tratan de perversas, ellas hacen muchas cosas que muchos no nos atrevemos, es más, más de uno se ha sentido identificado con alguna de estas brujas, porque tienen dos cosas importantes: libertad y poder. 

Aunque no todo es siempre tan sencillo: tener poderes no es sinónimo de que la vida sea perfecta, porque usualmente, el ser una bruja es algo que te va a apartar, algo prohibido que nuestras heroínas esconden (la mayoría, aunque hay otros casos que no)

Las brujas siempre han sido depositarias de todas las visiones patriarcales de la mujer: la mujer como el Otro misterioso, la mujer como la tentadora (no es casualidad que “embrujar” sea una palabra utilizada para describir el anhelo sexual y amoroso), la mujer con un conocimiento inaccesible para el hombre, la mujer como la mitad incognoscible de la humanidad. Si se unen todos estos factores, se obtiene el subtexto final del comportamiento patriarcal: las mujeres son una amenaza.

Las brujas son mujeres con poder, y por eso son tan atractivas – es difícil hacer que las mujeres (de cualquier edad, en cualquier lugar) que no piensan activamente en el feminismo sean conscientes de los prejuicios sistémicos que se apilan en su contra a lo largo de toda la vida, pero las brujas son a la vez el máximo miedo patriarcal y lo que las mujeres desean explicitar, a menudo luchando en contra de un mundo antagonizado hacia ellas.

Además, siempre están ahí, nunca han desaparecido de nuestras pantallas, ya sea en películas, series, obras de teatro, musicales, etc. Las figura de la bruja siempre es recurrente en nuestras vidas. Por otro lado, lo más seguro es que las primeras brujas que hayamos conocido fueran consideradas las “villanas” pero son justamente los personajes más interesantes. Eso, ha ido cambiando de todos modos, ahora no son solamente las antagonistas, sino también las protagonistas.

Y, a través de este artículo vamos a ir viendo a algunas de estas maravillosas mujeres que se hicieron inmortales gracias a su abracadabra y hocus pocus.

La primera bruja que conocí, fue Endora interpretada maravillosamente por Agnes Moorehead en Bewitched (Hechizada) y ella era mi personaje favorito, ¿la causa? Endora simplemente  hacía lo que quería, pese a las constantes desavenencias con su hija que quería vivir una vida “normal” sin magia porque su marido Darrin le dijo que lo hiciera así. Pero con Endora no había caso, se aparecía donde quería con sus maravillosos trajes, con esa risa socarrona cada vez que quería humillar a su yerno y ni esforzándose por ocultar lo que es, ayudando a su  nieta e hija y empujándolas a ser quienes son: porque Endora con sus largas pestañas y sonrisa traviesa sabía que no iba a ceder ante nada con la libertad que tenía gracias a su magia.

Otras brujas que marcaron una tendencia fueron las hermanas Halliwell en Charmed, Prue, Piper y Phoebe quienes a pesar de sus diferentes formas y maneras de ser ante el hecho de tener magia, ellas ante todo se mostraban como hermanas que intentando lidiar en el día a día bajo esta nueva realidad de tener magia se protegían y eran capaces de dar la vida por las otras, porque sabían que más allá de su linaje mágico, entre otras cosas, el poder significaba también la responsabilidad de cuidar todo, porque los males, al igual que ellas tenían poderes, por lo tanto, su unión era vital.

Otro gran ejemplo es Maléfica en que bastaron solo unos minutos para mostrar la magnificencia que era ella, sus entradas siempre eran precisas, majestuosas y tenía escenas en que ella era capaz de mantener la tensión, sin necesidad de diálogos, solo ella al compás de la música.

Una serie que rescató mucho lo que es el folclor de las brujas fue American Horror Story: Coven y ahora Apocalypse en que se nos presenta a un aquelarre de brujas en una academia en que la Suprema siente que su hora va llegando y es hora de traspasar sus poderes a otra bruja más joven y capaz. Uno de los personajes quizá más interesantes era Marie Laveau interpretada por Angela Bassett y era conocida como la Reina del Voodoo. ¿La mejor parte? se basaba en la afamada practicante de Voodoo de Nueva Orleans, Marie Laveau. En una entrevista con otro medio, Angela Bassett dijo lo siguiente: “Es esa cosa de cómo la gente ve el vudú o cómo ha sido presentado allí como algo malvado y oscuro o lo que sea, pero esa no es necesariamente la forma en que toda la gente considera a Marie. La gente acudía a ella con esperanza y gran aprecio”

Otra versión de una bruja que hemos visto en nuestras vidas es la malvada bruja del oeste, Elphaba en Wicked, una variante de la historia del Mago de Oz, una bruja destinada a ser excepcional, que incluso en su propio ambiente es rechazada por no tener el color de piel que debería, lo que la lleva a cometer errores, presa del prejuicio del que ha sido víctima  y a pesar de redimirse y probar todo lo buena que ella es, prefiere ser recordada como una bruja malvada, pero sin embargo Elphaba es una mujer empoderada que pese al prejuicio se levanta con más fuerza y al final, sabe que en otro lado siempre tendrá una bruja amiga que la recuerda con el más profundo amor, porque fue la amiga que reescribió su historia.

Por supuesto, que en el marco del próximo estreno de la saga Harry Potter no puedo dejar escapar los referentes de brujas poderosas que tuvimos a lo largo de la saga, partiendo por Lily, que fue capaz de dar su vida por su hijo para que este tuviera la oportunidad de vivir, Hermione Granger, de no ser por ella, Harry estaría perdido, Minerva McGonagall, la jefa de la casa Gryffindor, que no temía ir a la batalla y hacer todo para defender a sus estudiantes y que se gana el derecho de dirigir el colegio por derecho propio.

Y por supuesto, hay que cerrar con las únicas e inigualables hermanas Sanderson de Hocus Pocus, las brujas que eran antagonistas, eran magnéticas: no podías quitar tus ojos de la pantalla, encantadoras, perversas y haciendo lo que ellas quisieran, eran un encanto, pese a que lo que intentaban hacer (robarle el alma a una niña) era horrible, uno de alguna manera quería seguirlas viendo, de aquí  a que esa película, hasta hoy, sea un clásico que los fans recuerdan con cariño.

De esta manera mis queridos freakys, la figura de la bruja siempre ha estado presente en la cultura popular, cada una con sus propios propósitos, cada una con su agenda, cada una siendo un referente de quienes somos, en dónde estamos y en la sociedad en la que vivimos, pero por sobre todo, el enorme potencial de sabiduría que podemos llegar a tener, porque la bruja puede ser temida, pero por sobre todo es lo suficientemente astuta para prevalecer y resistir frente a lo que sea. La prueba de la perfección de esto es en el mundo oculto de Sabrina, donde ya dije todo en su reseña, pero si destaco la enorme dicotomía que tiene Sabrina, porque se niega a perder su libertad pero a la vez quiere poder, pero sabe que no puede, porque el líder… es un hombre.

Sé que me faltan muchas, porque toda bruja ha marcado un hito en la cultura pop, pero esperaré sus comentarios para que me cuenten cual es su favorita.

Y a todas mis brujas queridas las invito a que salgamos a disfrutar este día y los que le siguen, salgamos a mostrar esa magia que todas tenemos dentro.

¡Feliz Halloween!

Comenta con Nosotros