Ahora que se cumplen 40 años de Star Wars y con la adición de nuevas películas al canon de la era Disney, su majestuoso score ha crecido no solo en composiciones sino que ha variado sustancialmente con la mano de otros compositores como Michael Giacchino en Rogue One: A Star Wars Story o Kevin Kiner con Clone Wars y Star Wars Rebels. Ambos compositores han enriquecido un universo ya impresionante nacido de la mano del genio John Williams y, aunque han puesto de su propia visión, han sabido homenajear y respetar lo que Williams hizo desde 1977, cuando compuso la música que cambiaría el mundo del cine, en una industria donde la música disco con sintetizadores llenaban las bandas sonoras Lucas y Williams se atrevieron a algo completamente diferente, a un sonido clásico e imperecedero y que aún hoy nos sigue asombrando después de 40 años.

Este no es un análisis de una entendida en música, no soy profesional del tema ni nada por el estilo, me considero simplemente una amante de la música de películas y por supuesto fanática de Star Wars.


La Trilogía Original (1977 – 1983)

Sin lugar a dudas si hay algo característico sobre Star Wars es la partitura compuesta por el genio John Williams. El compositor estadounidense comenzó en este viaje a una Galaxia muy muy lejana prácticamente desde el comienzo, y sus sonidos épicos no solo definieron el ritmo y la ambientación de la saga, sino que redefinió lo que conocemos como score cinematográfico, trayendo de regreso las partituras ejecutadas por grandes sinfónicas, y la mismísima historia del cine.

New HopeAl igual que la trilogía original, Williams estuvo encargado de la musicalización de las tres películas desde 1977 hasta 1983. Su épica composición de 1977, el trabajo más premiado de su carrera con el que consiguió no solo un codiciado Premio de la Academia, sino que un Globo de Oro, el BAFTA y otros varios más, se vio influenciada por el compositor romántico Richard Strauss y algunos contemporáneos como Erich Korngold y Max Steiner.

El tema principal de La Guerra de las Galaxias, tema que cruza prácticamente toda la saga, además de videojuegos, series de televisión, cortometrajes y demases, ha sido considerado, tanto por entendidos como por el público general, como uno de los mejores temas de película de todos los tiempos.

Pero la completísima composición de Williams va mucho más allá de una sola canción, es tan magnífica y magnánima como la obra de George Lucas. Además de toda la musicalización, el compositor tuvo que realizar varios temas incidentales que son igual de celebres que la partitura original, entre ellos podemos encontrar la famosa Música de la Cantina de Mos Eisley, una composición que ha sido usada además en una diversidad de programas de televisión, películas y videos de temática humorística.

Una Obra Maestra de la Música

Como decíamos más arriba el tema principal de Star Wars es presentado por primera vez en la cinta Una Nueva Esperanza, que acompaña al conocido Opening Crawl con la intro que nos sitúa en la acción. Este tema es asociado comúnmente con la fanfarria de 20th Century Fox, debido a lo bien que se fusionaron.

Otra composición muy interesante es el Tema de la Fuerza, una maravillosa pieza que se asoció no solo a la Fuerza sino que a los Jedi, a Obi Wan Kenobi y al increíble momento donde Luke mira a los dos soles de Tatooine, una escena clásica y analizada profundamente por expertos cinematográficos. Esta se compone básicamente por los mismos acordes de la fanfarria principal interpretados de manera melancólica y sentimental. Los acordes de la fanfarria principal se pueden encontrar también en el tema Throne Room, cuando los héroes son condecorados.

En la primera entrega podemos encontrar también el Tema del Imperio, que no debe ser confundido con la épica Marcha Imperial. Esta se usó para las escenas que involucraban a Darth Vader y Grand Moff Tarkin. Esta es una especie de introducción a lo que sería el icónico tema de Vader en las siguientes entregas. No volvió a usarse en la saga.

Empire Strikes BackRespecto a la Marcha Imperial, es tal vez uno de los temas más conocidos de toda la saga, su rimbombante sonido de inspiración militar, representa la crueldad y omnipresencia del Imperio, pero más específicamente de la figura de Darth Vader. Lo podemos encontrar por primera vez en la cinta Episodio V El Imperio Contraataca acompañando las escenas de este imponente personaje en todo su esplendor maléfico. Estos mismos acordes podremos encontrarlos en el tema de Anakin Skywalker en el Episodio I, suavizados y mucho más melancólicos, pero mostrando en sus acordes lo que yace detrás de este pequeño niño, este niño nacido de la Fuerza para devolver el equilibrio a la Fuerza. Conforme va pasando la historia el tema se va transformando más y más a la ya conocida Marcha.

Este tema volvemos a encontrarlo en Rogue One: Una Historia de Star Wars, el tema se llama Hope y lo escuchamos al final de la película cuando Darth Vader arremete contra los soldados que llevan los planos a la Princesa Leia. En un comienzo podemos identificar someramente los sonidos de la Marcha Imperial, pero es acelerando la música donde nos encontramos que esta se encuentra ahí en todo su esplendor.

En este mismo respecto tenemos el misterioso Tema del Emperador, aparecido por primera vez en el Episodio VI El Regreso del Jedi, pero que fue utilizado también en las precuelas para acompañar la presencia siniestra y ignominiosa del Canciller Palpatine que luego se transformaría en el Emperador. Los sonidos bajos de voces humanas le dan un tinte profundo y desolador.

 

Return of the JediOtro interesante aporte que apareció en 1977 por primera vez es la pieza Dies Irae, un potente himno latino del siglo XIII, solo usado en ciertos momentos de gran crisis en la vida de los personajes, que involucra cantos gregorianos y que es usado en Una Nueva Esperanza solo en el momento cuando Luke descubre su destino después de enterarse del asesinato de sus tíos. Podemos volver a oírla en el Episodio II cuando Anakin cuenta el asesinato de los moradores de las arenas y luego en el Episodio III en el exterminio de los caballeros Jedi.

La sinfonía de la Batalla por Endor es la más larga de toda la saga, ya que prácticamente acompaña un tercio de la cinta El Regreso del Jedi. En ella podemos encontrar la dramática pieza del Duelo de Luke y Vader, un momento clímax de toda la saga.


Las Precuelas (1999-2005)

Phantom MenaceRespecto a la nueva trilogía comenzada en 1999 hasta 2005 volvemos a tener la épica que caracteriza la saga. Los temas compuestos por Williams siguen el patrón que él mismo instauró, obviamente puede considerarse menos vanguardista, pero esto se debe a que sigue el patrón preestablecido. De todas formas hay grandes composiciones realizadas para estas entregas, entre ellas destacan El Duelo de los Destinos (Duel of the Fate), uno de los más reconocidos de las nuevas entregas pero uno de los más atípicos en el cual Williams experimentó con arreglos corales magníficos y cuya letra está en idioma sánscrito. Lo encontramos también en el Episodio II El Ataque de los Clones representando el dilema de Anakin cuando busca a su madre y en el Episodio III La Venganza de los Sith como fondo para la batalla entre Palpatine y Yoda. Otro gran aporte de este periodo es A través de las Estrellas, el tema que acompaña al amor prohibido entre Padme y Anakin, toma algunas notas de un pequeño tema cuando Vader se separa del Lado Oscuro en el Episodio VI, con algunos acordes del tema principal de Luke y Leia.

 

attack of the clonesLa Batalla de Coruscant es una sinfonía particular y corta que se diferencia de sus antecesoras por llevar percusiones graves con timbales, es esta pieza la que hace a los expertos considerar a la banda sonora del Episodio III como la mejor lograda de las últimas entregas. En la Venganza de los Sith podemos encontrar también la pieza que acompaña la escena de la decisión de Anakin de ir a salvar a Palpatine. En esta parte vemos las lágrimas de Anakin y su rabia interna, mientras mira el mismo atardecer que Padme, reflejando el atardecer de una era y una anunciada entrada en el Lado Oscuro de la Fuerza. El tema es profundo y experimental, cuyos coros suaves dan una increíble emotividad a este momento decisivo. Por último, pero no menos importante está la épica sinfonía de La Batalla de los Héroes, cuyos acordes se entremezclan dramáticamente con fragmentos del Duelo de los Destinos.

 

Revenge of the SithLos créditos finales de las 7 entregas cierran con una mezcla de los temas principales de la cinta, en el caso de Star Wars se distingue debido a que su tema de cierre está especialmente creado para tales fines. Contiene acordes de la fanfarria principal y de la Fanfarria Rebelde acelerado medio tiempo, para luego pasar al tema principal de cada película:

 

 

  • Star Wars Episodio IV Una Nueva Esperanza: Fanfarria Principal de la Guerra de las Galaxias
  • Star Wars Episodio V El Imperio Contraataca: La Marcha Imperial
  • Star Wars Episodio VI El Regreso del Jedi: La Batalla por Endor
  • Star Wars Episodio I La Amenaza Fantasma: El Duelo de los Destinos
  • Star Wars Episodio II El Ataque de los Clones: A través del Universo
  • Star Wars Episodio III La Venganza de los Sith: La Batalla de los Héroes
  • Star Wars Episodio VII El Despertar de la Fuerza: Rey’s Theme

La Era Disney (2015 al presente)

La era Disney es un mundo por descubrir, aún tenemos solo dos score para analizar y en camino vienen varios más, es aquí donde vemos claro el legamos de John Williams y su influencia en la música de la saga, aún cuando no venga de su genio.

El Despertar de la Fuerza originalmente sería la despedida del maestro de la composición para Star Wars, sin embargo, esto no fue así ya que lo tenemos componiendo también para Los Últimos Jedi, la película que se estrena en diciembre de este año. Para el Despertar de la Fuerza, al igual que con las precuelas, Williams siguió el patrón de su propia composición original, sin embargo nos presentó varias partituras dignas de recuerdo y que serán el leitmotiv de la nueva trilogía. Un ejemplo de esto es el Tema de Rey, la misteriosa y poderosa chatarrera de Jakku interpretada por Daisy Ridley y Jedi en potencia, nuestra nueva heroína tiene una magnífica composición que nos recuerda las notas tanto del tema de Yoda y el tema de la Fuerza que algunos consideramos como el tema de Luke Skywalker.

También el villano Kylo Ren, nieto de Darth Vader, tiene su tema principal, un presentación oscura que nos recuerda a su abuelo, pero también nos da a entender en ciertos pasajes que hay luz en su interior, una luz que el mismo personaje desea esconder, que lo encandila. Esta suite se mezcla con el tema de la Primera Orden, muy parecido a lo que vemos con Vader y el Imperio.

También vemos reminiscencias pasadas en la Marcha de la Resistencia, una nueva composición para el movimiento liderado por la General Leia, con sonidos marciales que invitan a la guerra que tan bien siempre le salen a Williams.

Otra partitura destacada es Finale / The Jedi Steps, tema que le da cierre a la película, esta muy aparejada al tema de la Fuerza y el tema de Rey, incluso de la Marcha Imperial. Este tema se encarga de unir a los dos verdaderos protagonistas de esta nueva saga: Rey y Luke, un encuentro que ha costado vidas y que tiene la venia de la Fuerza para que se produzca. El tema es sentimental pero aún así oscuro, lleno de recuerdos pero esperanzador, es simplemente impresionantes y una obra maestra de por si.

Un nuevo formato de películas llega a enriquecer el universo de Star Wars con la aparición de los spin-off, estos son relatos sobre Star Wars pero que nos sacan de la línea principal de los Skywalker y nos invitan a conocer nuevas líneas argumentales e historias de la Galaxia Muy Muy Lejana. El primero de ellos fue Rogue One: Una Historia de Star Wars cuya música en un principio fue encargada al ganador del Óscar Alexander Desplat, sin embargo, tras las bulladas refilmaciones, Desplat dejó el proyecto y este cayó en manos del también ganador del Óscar Michael Giacchino, quien solo tuvo 40 días para musicalizar la película. Al final ambas, la película como la música, fueron un rotundo éxito.

Giacchino compuso siguiendo las líneas de Williams, sin embargo, esta es la primera cinta de la saga que no tiene un Opening Crawl. La cinta nos presenta un prólogo y luego Giacchino compuso lo que es el tema inicial de Rogue One.


Jyn Erso, la heroína principal de esta película, tiene un hermoso tema que mezcla sonidos femeninos de violines y vientos, pero que a su vez llevan una fuerza impresionante y llena de sentimientos que se mezclan con el tema de Rogue One. La fuerza femenina de Jyn Erso interpretada por la genial Felicity Jones fue reflejada de manera hermosa por Giacchino.

Otra magnífica composición es la Suite de los Guardianes de los Whills, su sonido es suave pero poderoso, calmado pero mezclando la fuerza de coros lo hacen imponente y majestuoso. Soy uno con la Fuerza y la Fuerza está conmigo.

El Imperio, esta vez representado por el Director Orson Krennic, tiene su suite principal también, una composición que mezcla sonidos de la Suite Imperial de Una Nueva Esperanza, la Marcha Imperial y un sonido propio, una marcha que une lo mejor de varios mundos.

Y una composición que no podemos dejar de lado es Hope, esta obra maestra que, como ya analizamos más arriba, nos conecta de manera directa a la Marcha Imperial de Darth Vader, pero que también con conecta con Una Nueva Esperanza y el tema de la Princesa Leia. Esta partitura es simplemente maravillosa y un deleite que se mezcla de manera perfecta con el deleite visual de la película, un climax impresionante que no podremos olvidar por mucho tiempo.

Como podemos ver, la obra maestra de John Williams es un trabajo que será recordado como parte importante de la historia del cine y como la banda sonora no solo de una de las sagas más queridas, sino como un trabajo homogéneo y coherente que puede ser apreciado por si mismo y que ha dejado una huella imborrable en todos los amantes de la música de películas. Su legado será recordado y apreciado por los nuevos compositores que se vienen integrando a la saga y que hasta hoy han respetado de manera maravillosa la magnífica pieza de arte que significan 40 años de música y magia.

Por: Erika Moreno I.

Comentarios