Queridos freakys, quiero que sepan algo: me encantan las teleseries. Sí, lo he dicho y me apropio de mis palabras para decirlo, las espero, me quedo con cabritas esperando a ver que va a pasar y por supuesto me emociono (o no) con el final o los giros de la trama.

Y una que he estado siguiendo con mucho interés es toda la teleserie que Marvel/Disney y Sony (queriéndolo o no) nos han dado y queridos freakys, que buen drama nos han dado.

Si nos vamos al génesis de esto, todo partió con el estreno de Spiderman: lejos de casa, el éxito en taquillas fue excelente, y todo eran cuentas alegres para ambos que sostienen los derechos del buen Spidey, entonces, todo bien ahí, ¿verdad?

Pues… no tanto.

Resulta que Sony al parecer dijo «¿Saben? Pues así estoy bien» entonces que no, que me voy y entonces Marvel literalmente llegó a la casa matrimonial en llamas y ahí comenzaron juntas para intentar arreglar la relación «Sony, sé que somos diferentes pero tengo fé en nosotros» dijo Marvel y Sony respondió con un «ah claro, ahora vienes con tus cuentos, nada más me quieres ver la cara, me voy y me llevo al hijo» en otras palabras a Spiderman.

Y todo se puso en peligro, porque encima Spidey ha sido elevado al sucesor natural de Tony Stark.

El conflicto era este:  las películas de Spidey, aunque en estricto rigor son de Sony (por el tema de derechos) eran financiadas mayormente por Disney, y  esperaban en algún momento, quizá quien sabe, hacer lo mismo con otras películas de ese universo. Pero Sony le dijo: «ah pues no, no te pases» porque Spidey es suyo y tiene que defenderlo, y se quedaron el el trato que tenían hasta ahora: en donde Marvel recibe alrededor de un 5% de las ganancias por cada primer dólar recaudado. Y todo esto sucedió unos días antes de la D23.

Ya, durante la D23, más de un actor del MCU se manifestó al respecto, mandando a Sony un sútil «amigo, no». el que inició todo fue Jeremy Renner:

View this post on Instagram

Hey @sonypictures we want Spider-Man back to @therealstanlee and @marvel please, thank you #congrats #spidermanrocks #🏹 #please

A post shared by Jeremy Renner (@renner4real) on

 

Fueron semanas de decir, quizá, a lo mejor, ¿habrá posibilidad de reconciliación? Silencios y silencios incómodos en que veíamos como Tom Holland no mostraba reacciones y solo se limitaba a decir que fue una semana intensa, y por fin, hace unas semanas, imagino que decidieron dejar la tensión atrás, tomar un té y decir «intentémoslo» porque, lo cierto es que Spiderman volvió triunfalmente al MCU. 

Ahora, claramente no regresaron al mismo trato, no, el nuevo trato es un tanto parecido al anterior, pero, en esta ocasión, Feige sigue de productor, y además, Marvel y Disney reciban un 25% de las ganancias totales del film. 

Claro, sabemos el final, pero, al parecer, el volver a creer en el amor, en que se puede seguir adelante, fue alguien más, y según The Hollywood Reporter sabemos quién fue el que dijo «no, yo no me doy por vencido, yo quiero un mundo contigo» en otras palabras el Celestino en esta unión noticiosa de la semana.

Literalmente es Spiderman porque Tom Holland fue quien se vistió de héroe en esta ocasión, y ¿cómo? se preguntarán mis queridos freakys y yo les diré: el super poder de la palabra.

Porque, ¿acaso creen que Tom Holland se iba a rendir? No, este muchacho es un superhéroe en todo el sentido de la palabra y comenzó a tener conversaciones con Tom Rothman (o sea el jefe máximo de Sony) y a Bob Iger (Jefe máximo de Disney) y de a poco fue convenciendo a sus «padres» a decir, pero que necesidad, para que tanto problema si pueden crear, reír, soñar y amar así sin penas. Recientemente esta información fue confirmada por papá Disney, Bob Iger en una entrevista con Jimmy Kimmel, contando que, efectivamente durante la D23, Tom Holland intentó pedir el número o mail de Bob y finalmente le cedieron su celular y conversaron:

“Hablamos. Y básicamente hizo un … lloró por teléfono, no, en realidad no. Pero estaba claro que le importaba mucho. Y en realidad, nos preocupamos por él y es un buen Spider-Man”

Y continuó:

“Me conmoví por él (Holland) y estaba claro que los fanáticos querían que esto sucediera. Entonces, después de que colgué el teléfono con él, hice un par de llamadas telefónicas a nuestro equipo en Disney Studios, y luego decidí llamar al jefe de Sony, y le dije ‘tenemos que encontrar una manera de hacer esto por Tom y por los fanáticos. Y lo hicimos. Así es como sucedió. A veces, cuando las empresas están negociando entre sí, se olvidan de que hay otras personas ahí afuera que de verdad importan”.

Así que ese es entonces el final de la historia. Por ahora. Así es como el joven Tom logró lo que nadie pensó que podría hacer: de verdad usar una tela de araña y unir lo que creíamos que estaba desunido para siempre (al menos por un par de años).

Y solo resta decir que, desde los cuarteles de CanalFreak te lo agradecemos Tom y le dio el mejor final que se le puede dar a esta teleserie. Hasta ahora todo va bien.

Así que ya saben queridos freakys, una vez más, la vida nos enseña que no todos los super héroes tienen capa.

 

Comenta con Nosotros