Ad portas del estreno de (Des)Encanto, cuando Matt Groening anunció que su serie se establecería en el período medieval, por supuesto muchos fans pensaron una cosa: ¿Cuántas referencias tendría a Game of Thrones? 

Porque esto era inevitable ya que es la serie más popular en cuanto a temática medieval se refiere, y para evitarse más problemas, Matt Groening tomó la elección más sensata: dejar de ver las historias de Westeros por un buen tiempo (3 años) para evitar tomar referencias, según relata al sitio Mashable.

“No quería ser influenciado por Game of Thrones”, dijo Groening al sitio y agregó:“Es una gran parte de nuestra cultura y lo que hacen lo hacen muy bien”.

Por supuesto la parte más sencilla no fue el no ver la resurrección de Jon Snow y el campo de fuego, pero el problema era que sus guionistas si veían Game of Thrones y estaban más que dispuestos a traer referencias, a las que Groening se negó rotundamente, pero finalmente se sabe que una se quedó en la serie finalmente.

La serie debuta este viernes 10 de agosto, solo por Netflix. 

Comentarios