Al hablar de la Weekly Shonen Jump, hablamos un poco de nuestra historia personal con el anime. Porque si vimos Saint Seiya – Los caballeros del Zodiáco, Dragon Ball, Slam Dunk, Hunter x Hunter, Naruto, One Piece, Jojo’s Bizarre Adventure, son parte de la historia de esta revista que este año cumple 50 años de publicación.

Si bien al mencionarles solo algunas de las  series que hacen que sea la revista dirigida para chicos más vendida en Japón, la verdad al principio no era la revista favorita de todos, no en vano tenía en su competencia a la ya veterana Weekly Shonen Magazine (hogar de series como Hajime no Ippo, Fairy Tail) de la editorial Kodansha y Weekly Shonen Sunday de Shogakukan (hogar de series como Detective Conan, Inuyasha o Ranma 1/2), ambas revistas que habían nacido en 1959.

En 1959 de hecho, la editorial Shueisha sacó la Shojo Magazine, que se vende hasta la fecha, pero con otro nombre, Ribon Magazine (hogar de series como Marmalade boy, Mint Na Bokura, Full Moon wo sagashite). Ese mismo año nació como un spin-off la revista shonen book que era de publicación mensual, y pasaron poco más de 8 años, para que se renombrara como Weekly Shonen Jump.

El primer plato fuerte fue Go Nagai, quién preparó cuatro (4) títulos one-shot para la revista, que le harían competencia a titanes como Shigeru Mizuki con GeGeGe no Kitaro y el “manga no kamisama” Osamu Tezuka con su Dr Thrill realizándose en la Shonen Magazine y la Shonen Sunday respectivamente. De todas maneras eso no impidió que se le fuera dando cabida a nuevos artistas y fuera creciendo en popularidad.

También otro aspecto a destacar, es que la Shonen Jump toma riesgos. Muchos riesgos. Pensemos en que, más de una ocasión ha aceptado mangakas menores de edad. Famoso es el caso del escritor Takashi Shimada y el artista Yoshinori Nakai también conocidos como Yudetamago quienes son conocidos como los creadores de Kinmikuman y su publicación comienza cuando ellos apenas tienen 16 años porque un editor de la Jump se dio cuenta de su potencial. Y les fue muy bien, llegando a convertirse en uno de los pilares de la revista.

Hacia 1983 llega el hit que es Hokuto no Ken o Fist of the North Star y que llega a formar lo que es la gran tónica de “los tres grandes de la Jump” (sistema que se mantiene hasta hoy) en compañía en ese tiempo de Captain Tsubasa – Los Supercampeones y Kinmikuman.

También tiene casos de mangakas que han durado años ahí, siendo el más destacable el caso de Akimoto quién desde 1976 hasta 2016 (o sea 40 años a ritmo semanal) publicaba Kochikame.

Y después de eso llegaron autores como Kurumada (tenía otras series de mediano éxito previas) con una historia de un joven que terminaría protegiendo a una diosa,  Akira Toriyama que ya venía de contar la vida de Aralé en Villa Pingüino con un pequeño niño que partía un viaje buscando unas esferas con una estrella roja, Yoshihiro Togashi con un muchacho que debía resolver casos sobrenaturales a cambio de seguir viviendo o un niño que sale en busca de su padre y termina con el desvío de camino más interesante de todos, el mismo Oda, Kishimoto, Kubo, cada uno que le ha dado un nuevo aire a la Shonen Jump que hace que nunca pierda la mística con la que fue concebida. Ese es otro punto destacable: la revista siempre se mantiene vigente, y es una que está en constante cambio, como diría Tsukasa Hojo (el creador de City Hunter):

“La Shonen Jump es una revista que se continua adaptando a los tiempos de hoy. No creo que lo hacen de manera consciente, sino que lo hacen de manera natural.”

En pocas palabras el secreto de la Shonen Jump para ser la más vendida es que no solo se cierra a lo que es tradicional, sino que está en constante búsqueda de historias buenas que contar, podemos ver los shonen tradicionales de aventura y pelea como Dragon Ball o Naruto, o pasar aventuras con Luffy en busca del One Piece, o ser mangas completamente novedosos con su trama como es el caso de Vagashi Togashi con su Hunter x Hunter.

Este próximo 13 de julio, con su edición 33 del año es cuando se celebran 50 años de historias, y se les pidió a sus mangakas más populares que dibujaran al protagonista de su serie acompañado de otro personaje de otro manga que fuera su favorito, así es como vemos a Luffy muy acompañado por Gokú (al estilo de Oda) lo cual no es sorprendente porque Eiichiro Oda siempre ha sido muy vocal con respecto a la obra de Toriyama y si lo pensamos, Luffy algo tiene que nos recuerda a Gokú. Pero, prosiguiendo con el cover, podemos también apreciar a Deku de Boku no Hero Academia aprendiendo un jutsu de Naruto, a Asta de Black Clover acompañado de Hiei de Yu Yu Hakusho, y a Hinata de Haikyuu! acompañado de Cascade de Midori no Makibao.

También podemos apreciar tarjetas de mangakas  como Oda dibujando a un Gokú, también aparece el  gran amigo de Toriyama: Masakazu Katsura (creador de I’s y Video Girl Ai), incluso Togashi hizo una ilustración de Gon celebrando esta fiesta. Además que esta edición contará con una gran entrevista/conversación entre Akira Toriyama y Takehiko Inoue, el mismísimo creador de Slam Dunk. Y junto a eso, aparecerán unos cuantos one-shots, entre ellos Burn the Witch, lo nuevo de Tite Kubo, el creador de Bleach (próxima a estrenar su película live action) que depende de cómo le vaya en los rankings de popularidad de la Jump para la posibilidad de una serie regular.

Solo nos queda decir, que desde aquí, en cuarteles de CanalFreak les decimos  Banzai (Felicitaciones) y les agradecemos el gran trabajo que han hecho por 50 años, y que sigan con el gran legado de series e historias que contarnos, porque a través de los años, si hay algo que nos han enseñado con todas sus historias, es que puede que seas un cazador, o un pirata o alguien que puede ver más allá, pero en el camino vamos descubriendo que nuestro potencial, siempre es mucho más grande del que pensamos y lo mejor es que en este camino no estamos solos, porque encontramos a nuestros mejores amigos y que ellos estarán para siempre.

Para finalizar, creo que este extracto del primer opening de One Piece refleja bien lo que es el espíritu de esta revista que por tantos años nos ha mostrado que en la aventura encuentras el preciado regalo de la amistad:

Uniendo nuestros sueños,
Buscando nuestros deseos,
con una moneda en el bolsillo
¿Quieres ser mi amigo?
Estamos en una travesía
¡Lo estamos!

Gracias por todo Shonen Jump. Que sean muchos años más.

Comentarios

comentarios