Sinopsis: Seis días atrás el astronauta Mark Watney se convirtió en uno de los primeros hombres en caminar por la superficie de Marte. Ahora está seguro de que será el primer hombre en morir allí. La tripulación de la nave en que viajaba se ve obligada a evacuar el planeta a causa de una tormenta de polvo, dejando atrás a Mark tras darlo por muerto. Pero él está vivo, y atrapado a millones de kilómetros de cualquier ser humano, sin posibilidad de enviar señales a la Tierra. De todos modos, si lograra establecer conexión, moriría mucho antes de que el rescate llegara.

Sin embargo, Mark no se da por vencido; armado con su ingenio, sus habilidades y sus conocimientos sobre botánica, se enfrentará a obstáculos aparentemente insuperables. Por suerte, el sentido del humor resultará ser su mayor fuente de fuerza. Obstinado en seguir con vida, incubará un plan absolutamente demencial para ponerse en contacto con la NASA.

Reseña: Muchos de ustedes deben conocer la película Misión Rescate protagonizada por Matt Damon. Yo reconozco que desde que la vi por primera vez la amé y por esa razón me obsesioné con la idea de leer este libro en el cual está basada.El marciano

Mark Watney es uno de los seis astronautas que van a Marte para llevar a cabo las tareas de la misión Ares III. Una terrible tormenta de arena hace que la NASA decida cancelar la misión pero, en el momento en que están camino a abandonar el planeta, Mark es golpeado por un trozo de antena y sus compañeros lo dan por muerto, motivo por el cuál lo abandonan.

Pero Mark tiene una suerte envidiable y logra sobrevivir al accidente. El problema es que está completamente solo en un planeta en el que no hay vida, tiene raciones de comida limitadas para cierta cantidad de días, no tiene forma de comunicarse con la Tierra para avisar que no está muerto y además si ellos se enteran tampoco hay mucho que puedan hacer.

Por todos los motivos anteriores sale a la luz la genialidad científica de Mark y, en vez de echarse a morir, decide usar todos sus conocimientos para sobrevivir lo más que pueda.

El libro está contado a modo de bitácora. Mark va escribiendo todo lo que hace y piensa en base a la fecha de soles marcianos. Además de vez en cuando hay capítulos que nos narran que sucede en la Hermes, donde la tripulación viaja de vuelta a la Tierra, y que está pasando en la Tierra, específicamente en la NASA.

Para mí fue una experiencia maravillosa leer tanto término científico, especialmente ver lo importante que es la física y la matemática. Me encantó ver como los problemas de gravedad que tantas veces me jodían la vida en la universidad, acá eran útiles. Leer sobre cambio de unidades, mecánica, química, etc. fue alucinante. Este libro es una oda a la ciencia y es una inspiración a estudiar todas esas cosas que, en realidad en la vida cotidiana no usamos, pero en nuestros trabajos los podemos usar para aportar en el progreso del mundo.

A pesar de lo anterior, si ustedes son humanistas no se asusten porque el libro está explicado con manzanitas y no es todo técnico, la historia es entendible e interesante para todos. Acá lo importante es la lucha por sobrevivir, el compañerismo, el trabajo en equipo y el optimismo.

Mark Watney se ha convertido en uno de mis personajes favoritos. Tiene un increíble sentido del humor y, a pesar de sufrir alguna que otra pataleta, logra siempre pensar positivo y encontrar una solución para todo. Cualquier persona que se encuentre sola en un planeta desconocido asumiría que va a morir y esperaría ese día en completa tristeza pero nuestro protagonista jamás se da por vencido. Es un hombre admirable y un ejemplo a seguir para todo aquel que crea que su vida es la peor y no tiene solución.

Muchas personas imaginan que al llamarse El Marciano significa que aparecerán pequeños seres con armas futuristas o cosas así. Pero no se equivoquen. Este es un libro de ciencia ficción que trata de acercarnos a la realidad de lo que viven los astronautas. Su gran esfuerzo de pasar años en el espacio para obtener datos que nos ayuden a comprender cuán grande es el universo y cuán maravilloso es todo fuera de este planeta.

El autor es un amante de las ciencias y eso queda demostrado en esta historia. La forma de describir cada cosa técnica y cada acción de las máquinas está tan bien pensada para que todo calce que es imposible decir que escribió este libro sin saber del tema. Hay autores que escriben sobre tópicos que no manejan y eso se nota porque la escritura es inconsistente, hay vacíos de información y muchas veces no cuadran los datos entregados a lo largo de la historia. Pero acá nada de eso sucede. Yo perfectamente podría haber creído que está basado en hechos reales.

El Marciano viene a darle un toque fresco a la ciencia ficción que ya comenzaba a abusar de los extraterrestres. Es un libro entretenido, interesante, con una historia potente y un protagonista que te dará grandes lecciones de vida.

Yo se lo recomiendo a todos, en especial a los que gustan de las ciencias y a los que alguna vez soñamos con ser astronautas.

Le puse 5 estrellas en Goodreads.

 

Comentarios