Killzone es una franquicia de FPS (First Person Shooter) que se hizo famoso por sus distintas entregas en las consolas de PlayStation, comenzando por su primera entrega en PlayStation 2 hasta Killzone 3 en PlayStation 3. Ahora con el lanzamiento de Killzone: Mercenary para la consola portátil PlayStation Vita, sirve como perfecto preámbulo para el ya anunciado Killzone: Shadow Fall para PlayStation 4.

El juego comienza con el jugador tomando el rol de Arran Danner, un mercenario peleando en contra de los Helghast en Vekta City, en el planeta Vekta. Danner es un capacitado mercenario y no tomará mucho tiempo en tomar control de la situación. A medida que Danner cumple sus misiones, se le darán  distintas tareas de infiltración y golpes estratégicos en contra de hordas de Helghast, como casi cualquier FPS del mercado.

Pero luego de que Danner salve a un importante líder de la ISA (Interplanetary Strategic Alliance), se empieza a desplegar una trama que cambiará el curso de la guerra para ambos bandos, con Danner por supuesto, metido entremedio de toda esta locura. Y esto es todo lo que diré de la historia, simplemente porque resulta bastante interesante, sobre todo para aquellos fans de la saga; y con ayuda de algunos “plot twist”, la historia realmente ayuda a la motivación de jugar hasta el final. El modo de un jugador no es tan largo, ya que toma entre seis y ocho horas de juego, dependiendo de tu habilidad y dificultad; aun así es una historia bien cuidada y de bastante calidad, algo que no está muy presente en juegos de este tipo, ni en consolas, ni en portátiles.

KillzoneM01

A pesar de que siempre ha sido entretenido estar en la lucha entre Vekta y Helghan, por decir lo menos, la real entretención en Killzone: Mercenary es que te permite jugar como tú quieras jugar. El juego da constantes oportunidades para eliminar adversarios sin ser detectado y avanzar como una mortal sombra asesina, así como la opción de simplemente avanzar y disparar hasta que todos tus enemigos estén en el piso; decidir cuál de estas estrategias usar está completamente en manos del jugador. Incluso hay algunas otras opciones tácticas, como snipers y otras armas, pero revelarlas aquí seria arruinar un poco la experiencia.

Para llevar a cabo estas estrategias de juego con mayor eficiencia, el juego permite al jugador customizar a tu mercenario a gusto, con un diversos armamentos y armaduras, además de los llamados “Van-Guards.” Los Van-Guards cambian como juegas con tu mercenario, con una extensa gama de diferentes mejoras disponibles. Por ejemplo, si prefieres un acercamiento más discreto a tus oponentes, podrás equiparte el “Ghost Van-Guard” y disfrutar de una invisibilidad temporal para emboscar a tus enemigos con mayor seguridad. Sin embargo, una de las cosas más interesantes que vi es el “Porcupine Van-Guard” el cual es una especie de mini lanzacohetes montado en tus hombros, que apuntará a distintos enemigos en un rango y te dirá cuándo tocar la pantalla, utilizando la función táctil de la consola Vita para lazar estos cohetes a tus enemigos. Suena divertido, ¿verdad? Bueno, lo es.

KillzoneM05

Para comprar estos implementos, sin embargo, necesitaras Valor. Valor es el dinero en Killzone: Mercenary, y por cada acción que hagas se te dará más Valor para utilizar en armas y mejoras. Cada vez que realices una acción especial, como matar cuerpo a cuerpo o un certero disparo en la cabeza, se te dará Valor extra, por lo que el juego incita a realizar estas acciones lo más seguido posible. El Valor también sirve como mecanismo de experiencia, por lo que mientras más valor ganes, más rápido subirás de nivel. De esta manera el juego mantiene al jugador pensando en lo que un mercenario debería estar pensando, en dinero.

Quizá una de las cosas más ingeniosas de Killzone: Mercenary es la habilidad de llevar todo lo que ya has desbloqueado en la campaña de un jugador directamente en la arena de multijugador. Todo lo que ya has probado y utilizado en el modo de historia pasa automáticamente al modo multijugador, eliminando por completo el tener que empezar de cero con tu mercenario en multijugador. Esto quizá atraiga a jugadores que no juegan estos modos por encontrarse en la total desventaja de comenzar con armas débiles comparadas con las de sus competidores y de esta manera experimentar mejor este modo de arena, que todo poseedor de este juego debería probar al menos una vez.

KillzoneM03

Sorprendentemente, la jugabilidad de este FPS en Vita es muy robusta, los controles realmente están bien cuidados y a diferencia de otros FPS de esta consola, toma ventaja de todas las funcionalidades de la Vita, por ejemplo,  la pantalla táctil se utiliza en distintos mini juegos, ya sea para defenderte de tus enemigos al luchar cuerpo a cuerpo o al hackear terminales, donde entraremos en un mini juego; incluso cuando Danner deba activar una palanca, el juego utilizará la pantalla para que el jugador realice la acción. La utilización de este mecanismo es realmente entretenido e intuitivo, haciendo que sobre todas las cosas, eliminar a un enemigo cuerpo a cuerpo sea extremadamente satisfactorio. El resto de los controles son intuitivos y responden a cada uno de los comandos dados. Con este juego por algunos momentos olvidé que me encontraba jugando en una consola portátil, algo que jamás me había pasado. Por unos momentos olvidé que estaba sentado en mi oficina y no en el sillón de mi casa.

KillzoneM06

El departamento grafico de este juego, necesita una extrema felicitación. Killzone: Mercenary está fácilmente dentro de los juegos con mejor ambientación visual que conozca en Vita, realmente un gran trabajo de luces y detalles integrados en la jugabilidad con hermosos entornos, que no bajan su calidad ni en las partes más alocadas de un campo de batalla, lo que demuestra ambas cosas, el poder de la Vita y la atención a los detalles del estudio desarrollador.

 

Acompañando a estos impresionantes gráficos, Killzone: Mercenary viene con un audio de lujo, algo que ayuda muchísimo a la inmersión de la experiencia que tuve. Los disparos se escuchaban concisos y fuertes. Además, a diferencia de otros juegos de consola portátil, se sentía la intensidad de la batalla no solo gráfica, sino que también auditivamente. La música orquestal mezclada con algo de Dubstep, si bien pasa un poco a segundo plano, da mucha ambientación al tema, ya que mientras no estemos en combate (y en realidad durante este también) escucharemos a los enemigos conversar y coordinarse entre ellos mientras se mueven y reaccionan a sonidos y eventos de su entorno. Si realmente quieren tener una buena experiencia con Killzone, les recomiendo un buen par de audífonos de calidad. El sonido fue en parte lo que más me hizo olvidar que me encontraba ante una portátil.

 KillzoneM04

Killzone: Mercenary es la muestra perfecta de las capacidades de la consola portátil de Sony, demuestra que no solo es posible sino que es necesario realizar juegos con un poco más de cariño para las consolas portátiles, sobre todo si hablamos de juegos de primera persona, que son juegos que durante años, y hasta ahora, ninguna consola portátil ha logrado capturar de manera completa.

Si son dueños de una PS Vita y son fans de los FPS, este es un juego que no se deben perder, incluso si no son tan fans de los FPS este sigue siendo uno de los mejores juegos para Vita en el mercado actual. Esperemos que este sea el comienzo de un auge en los juegos de esta consola, comenzando por una buena implementación de los juegos de primera persona. Hasta entonces, podemos pasar el tiempo jugando Killzone: Mercenary.

Comentarios