Driveclub es el Nuevo juego de autos. que se nos presenta exclusivamente en la consola de Sony, la PlayStation 4. Es un juego de autos que prometía ser uno de los juegos de lanzamiento de la consola pero que necesitó de más tiempo para su desarrollo. ¿valió la pena la espera? Averigüémoslo.

driveclub3

Driveclub es un juego de autos mas lanzado a los árcades, básicamente, subirse a un auto y manejar, bajo ningún estándar lo llamaría un simulador de carreras como Gran Turismo, pero, sin duda alguna, es un juego que logra, y lo hace de una manera espectacular, hacerte sentir tras un volante real, en gran parte es debido a los espectaculares gráficos y la sensación de velocidad. Bajo toda esta bella presentación se encuentra una red social de corredores online con quienes competirás o harás alianzas para lograr distintos objetivos. El resultado es una rápida, divertida, bonita y accesible experiencia de carreras, todo está en competir y compartir con tus amigos y rivales.

Como ya había dicho, Driveclub es un juego casi de árcade, mantiene las cosas simples en un menú que te hace elegir un evento o pista, luego un auto, que tiene casi nulas opciones de personalizacion (puedes cambiar entre conducir en Manual o Automático y cambiar el color del auto) para dar paso a la competencia, aquellos que busquen mejorar sus autos, mover las suspensiones, revoluciones y distintos aspectos para lograr distintos desempeños se sentirán muy decepcionados. La experiencia de jugar solo ya es bastante interesante, pero se desgastara rápidamente si no estás online, pues la verdad, es que son muy pocos eventos los que podrás jugar solo, La gracia aquí, es que el juego está siempre conectado con tus pares, esta siempre entregándote feedback de cómo están jugando tus amigos y otros jugadores de tal manera que, aun que te encuentres jugando solo, te veras motivado a sobre pasar retos, tiempos o algún tipo de prueba que se te presentara en el momento. Es un gran modo de absorción, pues realmente uno no se da cuenta cuando pasa de estar dentro de una carrera a estar tratando de derrotar el tiempo record de otro jugador, simplemente pasa, de un momento a otro.

Driveclub2

La jugabilidad es extraordinaria, la sensación de velocidad es sublime, sobre todo manejando autos con hartos caballos de fuerza, los choques, se sienten fuertes, no es que simplemente le pegues a la muralla, en este juego rebotaras en ella, quizá no destruirás tu auto a un nivel inutilizable como realmente pasaría en un choque a esas velocidades, pero si perderás el control y el tiempo. En Driveclub, se te recompensa por estar dentro de la pista y por no chocar, y te penalizaran por hacerlo, es un juego de pistas cerradas, por lo que olvídense de vagar por un mundo abierto pues esto no existe en Driveclub, es más, acortar curvas o chocar mucho a tus rivales llevara a una penalización de restricción de velocidad así como a la perdida de experiencia al final de la carrera.

Este último punto está bastante bien implementado, si no fuera por un pequeño detalle. La inteligencia artificial de los pilotos manejados por la computadora son demasiado, demasiado, agresivos, es prácticamente imposible adelantar sin recibir un golpe involuntario y muchas veces ser penalizado por un error que no fue tu culpa, o al menos no se sintió como tal, los autos rivales no paran de cruzarse en tus constantes intentos de adelantarlos provocando más de un choque, sobre todo en las curvas. Los desarrolladores debieron tomar esto un poco más en cuenta y utilizar algo parecido a lo utilizado en los juegos de Formula 1 donde tus rivales reaccionan a tus acciones.

driveclub1

Una parte importante de un juego de autos es su selección de vehículos, si bien, Driveclub está lejos de tener una cantidad absurda de autos como Gran Turismo o Forza, todos ellos están fidedignamente representados y totalmente detallados, cada uno se siente distinto al anterior y se disfrutan mejor desde la cámara dentro de la cabina, puesto que estas están totalmente detalladas, algunos autos incluso tienen paneles totalmente funcionales con cámaras que funcionan como espejos traseros, entre otros increíbles detalles. Los autos al estar divididos en categorías como “Sport”, ” Super” o “Hyper” ayudan al jugado a darse una idea de donde se está metiendo. El único detalle aquí es que todos los autos son Europeos desde Audi hasta Volkswagen, pero ningún auto americano o japonés, esto puede ser un bajón para los fanáticos de los Mitsubishi o Dodge, no encontraran eso aquí. Al menos no por el momento.

Driveclub4

Otro sabroso punto, sobre todo para nosotros los chilenos, es la selección de pistas, estas están dividas en locaciones que nos llevaran a distintas partes del mundo: Escocia, Noruega, Canadá, India y Chile son los lugares elegidos, si, leyó bien, chile está en la lista y no se trata solo de una pista pues al entrar a estas localidades nos encontraremos con distintas pistas, por ejemplo, tomando un país al azar, Chile tiene una pista en Putre, una en Taapaca, dos en el Lago Chungará, otra en la Salitrera Surire y dos más en el Autódromo Frontera. Si contamos las versiones de estas pistas en reversa nos da un total de trece pistas en Chile. TRECE. Y las locaciones están totalmente detalladas, la cordillera de los Andes se ve magnificente y tan preciosa como cuando uno viaja en nuestras carreteras, simplemente un deleite a cualquier orgulloso chileno. Y como ya dije, eso es solo para una locación, Chile, pero todo el resto de los lugares esta fielmente representado y perfectamente detallado.

No puedo dejar de mencionar, que este no es el primer juego de carreras en tener a Chile como destino, aquellos veteranos del Super Nintendo recordaran un juego llamado Top Gear 2, donde salía Santiago de Chile como localidad. Grande Top Gear.

También en el apartado del detalle, está el hecho de que cada carrera puede tener un clima y hora del día distintos (se pueden elegir), esto a simple vista puede ser solo un “aspecto visual” pero en Driveclub esto es un factor importante, cuando juegas en horarios a la puesta del sol lo tienes frente a ti, tu visibilidad es casi nula, por lo que chocar sé hacer un factor totalmente probable, así también correr de noche donde muchas veces solo veras dos luces persiguiéndote por tu espejo trasero, lo que le da todo un aire impredecible a la situación. Lamentablemente, no vi nada de lluvia o algún otro efecto climático mas extremo en estas opciones, al menos no en el lanzamiento, hubiera sido interesante conducir en esas condiciones más extremas. Una vez más los detalles no dejan de ser sorprendentes, incluso el reflejo del interior del auto en el parabrisas es impresionante, lo verán ustedes mismos cuando se enfrenten a estos distintos horarios de competencia.

En este video pueden ver varias cosas de las mencionadas, la sensación de velocidad, La Pista de Putre, el sol en la cara y la cantidad absurda de detalles que se dieron mientras intentaba hacer el mejor tiempo posible.

Algo que me sorprendió del juego, fue la falta de Líneas guía que usan muchos de los otros juegos de carreras, estas líneas te ayudaban a saber cuándo y cuanto frenar o como tomar cada una de las curvas, en Driveclub esto está decidido cien por ciento por el piloto, no hay líneas ni guias visibles, lo que ayuda mucho a la sensación de satisfacción tras lograr un buen tiempo o ganar una carrera, todos tus logros son gracias a tus propias mejoras y aprendizaje y no gracias a que el juego te dijo como hacerlo.

El aspecto social de Driveclub es uno de los aspectos clave de esta experiencia. Cada pista está repleta de retos, impuestos por el juego o por otros jugadores online, para que sintamos que estamos haciendo algo significativo y progresivo incluso al jugar la misma pista dos veces, retos como batir el tiempo de un amigo (o extraño) o simplemente superar la velocidad máxima en alguna sección de la pista, son motivo suficiente para empujarnos al límite de nuestra habilidad tras el volante y de paso ganar algo más de experiencia. Es un modo asincrónico de competición muy bien aprovechado, casi todo aspecto del juego tiene una tabla con los mejores jugadores y tú serás parte de ella también. Es bueno que existan estos retos sociales, además del modo multijugador, ya que solo tomara un par de días en terminar todos los eventos que se pueden hacer en Driveclub jugando solo y eso te dejara a la mitad del camino para desbloquear los 50 autos disponibles.

Driveclub5

La parte “Club” del título, se traduce en que los jugadores podrán formar distintos Clubes de manejo con sus amigos u otros jugadores y compartir recompensas y autos que solo se desbloquearan siendo parte del club, cada carrera que un participante complete, dará mas experiencia al club y así todos trabajan por un objetivo común, un método bastante sabroso para jugar con tus amigos y no necesariamente participar todo el tiempo de las mismas carreras.

Driveclub es el juego más detallado gráficamente que he visto hasta ahora en una consola, pero tras esta capa de hermosura, se esconde un juego un poco más modesto, un juego más árcade que simulador. Mientras logra de todas formas una gran y sabrosa sensación de velocidad, los agresivos computadores y el poco contenido del modo de un jugador me hacen sentirlo un poco débil. Dicho esto Driveclub es un juego que te puede atrapar muchísimo si es que le das el tiempo y la paciencia que necesitan y es un juego que por lo general se alimenta de la satisfacción personal de cada uno, por lo que si eres amante de los autos, esto te puede dejar muy satisfecho.

¿Cual fue tu experiencia con el juego? Cuéntanos en los comentarios quizá te lleves una sorpresa.

Comentarios