SINOPSIS: Carrie White, una chica tímida, molestada y humillada por sus compañeros y protegida por su madre insanamente religiosa, se da cuenta que posee capacidades paranormales que la llevarán a una venganza despiadada.

RESEÑA: Llega a nuestra cartelera la nueva versión de la clásica historia del maestro del horror: Stephen King. Carrie ya es un hecho en los cines chilenos, la vimos y te contamos todo sin spoilers aquí en tu Canal Favorito.

1459820_10151742584066820_427857179_nA más de 3 décadas de haber visto la famosa e impactante adaptación del director Brian de Palma, la directora Kimberly Peirce (Los Chicos no Lloran) nos trae esta nueva versión protagonizada por Chloë Grace Moretz (Kick Ass, 500 días con Ella) y Julianne Moore (Hannibal, Jurassic Park El Mundo Perdido), una versión que parece seguir casi plano por plano las tomas de su predecesora y que para algunos podría llegar a verse un poco falta de creatividad, sin embargo, Peirce logra igualar al menos el impacto, teniendo éxito donde otros remake fallaron.

Aquellos que no vieron la primera versión podrán disfrutar muchísimo de esta cinta y los que han visto la primera se encontrarán con un trabajo respuetuoso, bien realizado, que goza de excelentes actuaciones, sobre todo del dúo protagónico Moretz/Moore. Un remake que revive esta clásica historia, adaptándola a los problemas de nuestros días como el cyberbullying, y rescatando las imagenes clásicas que los que disfrutamos con la versión de De Palma queríamos ver.

Carrie se convierte en un drama psicológico/paranormal que apela a la melancolía y que se toma bastante en serio su premisa. Su directora, quien han sabido reflejar las almas torturadas en sus anteriores trabajos, vuelve a hacerlo con la ayuda de la buena interpretación de Chloë Grace Moretz, una actriz cuyo futuro miramos con mucha atención. Por su parte Julianne Moore se aleja magistralmente de la interpretación de Piper Laurie y construye un personaje silecioso, sufriente y aterrorizante en todo su aspecto.  Una muy buena actuación de esta gran artista.

Peirce no juega a lo sádico, sus imágenes son más bien elegantes, apelando al recurso psicológico y aferrándose a lo austero, evitando los recursos del típico susto gratis que las cintas de terror suelen usar. Su remake es también un homenaje al cine de terror clásico de los años 70, se puede ver en la escena de la levitación de la cama. La directora norteamericana no intenta competir con la clásica versión de 1976, ella quiere homenajear y la usa como punto de partida para construir su trabajo, sin embargo algunos han dicho que peca de poco arriesgada y esa es talvez la gran falencia de la cinta, el poco arrojo que demuestra Peirce para imponer sus propias tomas, su propia alma a la cinta.

En resumen, esta nueva versión de Carrie es una cinta entretenida, un remake que logra capturar la esencia de la historia original y que apela fuertemente a la sobriedad y la elegancia más que a la sangre, sustentándose en los trabajos bien realizados de sus dos protagonistas.  Pero como siempre son ustedes, mis estimados freaks, quienes tienen la última palabra.

Buena.

Erika Moreno I.

Comentarios