El épico final de una de las mejores sagas juveniles: Hija de Humo y Hueso

Sinopsis: Karou y Akiva ya saben que están vivos. pero Karou aún no está preparada para perdonar.
Y ahora, mediante un terrible engaño, Karou ha tomado el control sobre la rebelión quimérica y el futuro de su raza depende de ella, si es que aún queda futuro para las quimeras en Eretz, una tierra devastada por la guerra.
Cuando el brutal ejército de serafines de Jael penetra en el mundo humano, lo impensable se convierte en esencial: Karou y Akiva tendrán que unir sus ejércitos para luchar contra un enemigo común.
Esta unión de ambos ejércitos es una versión alterada de su antiguo sueño, donde ángeles y quimeras conviven juntos, en paz. Donde hay esperanza para su imperdonable amor entre ángel y demonio.
Pero sobre Eretz se ciernen mayores amenazas que Jael. Una cruel reina va a la caza de Akiva y en los cielos está ocurriendo algo. Gigantescas manchas se extienden como moratones de un lado a otro del horizonte. Los cazadores alados de tormentas se congregan como si hubiesen sido convocados, volando en círculos sin cesar, y un profundo sentido de injusticia impregna el mundo. ¿Qué clase de poder puede herir el cielo?
Desde las calles de Roma hasta las cuevas de los Kirins, humanos, quimeras y serafines lucharán, amarán y morirán en un teatro épico que trascenderá el bien y el mal, la amistad y el odio.
Y, más allá de las fronteras del espacio y el tiempo, ¿qué sueñan dioses y monstruos? ¿Y acaso alguna otra cosa importa?

Reseña: Si no han leído Dias de Sangre y Resplandor, mejor que no lean esta reseña o pueden llevarse algún spoiler.

Sueños de Dioses y Monstruos es el último libro de la trilogía Hija de Humo y Hueso escrita por Laini TaylorNH74-cub HIJA de humo 3.indd

El libro anterior termina con un caos enorme. Los ángeles, a través de portales, llegan a la tierra causando pánico en la población humana y en la quimérica. Si logran su objetivo – el cual es obtener armas terrestres – las quimeras saben que no tendrán opción alguna de sobrevivir.

Jael y su ejército llegan a Roma. La idea es causar buena impresión, que la gente crea que realmente son seres santos – como lo plantea la religión – y que les entreguen todas sus armas. Parece una misión sencilla, pero los humanos poderosos no son tan fáciles de convencer, así que, con la ayuda del desagradable Razgut, harán lo que sea necesario para lograr su objetivo.

Mientras tanto, Akiva y Karou tratan de que su sueño se vuelva realidad – quimeras y ángeles peleando juntos por una causa común. Si no logran que esto suceda, todos estarán condenados a morir a manos de Jael.

Hay un nuevo personaje, Eliza, una estudiante que esconde un gran secreto. El libro comienza presentándonos a esta chica que tiene pesadillas de monstruos horribles. Al principio no tienen sentido, pero a medida que avanza la historia, descubriremos que ella es mucho más importante de lo que imaginamos, que sus sueños no son sólo eso.

Cuando creíamos que nada podía ser peor, aparece una amenaza mayor que puede destruir nuestro mundo y el de ellos. Todo adquiere sentido, por ejemplo, el motivo por el cual Razgut es un ángel caído – una historia interesante, triste y aterradora.

Habíamos escuchado sobre Festival, la madre de Akiva, pero ahora la conoceremos mucho mejor. Además la familia del ángel no termina ahí, en este libro conocemos a la abuela, la cual nos aclarará varias dudas.

Mis personajes favoritos son Zuzana y Mick, ya que, a pesar de ambos ser sólo humanos, se las arreglan para aportar, de gran manera, en todo lo necesario. Estos chicos le dan el toque de humor al libro, con sus frases creativas y su increíble valentía.

Como recordarán, Thiago murió y el alma de Ziri está en su cuerpo. Sé que el lobo blanco era una de las criaturas más desagradables y brutales que existe, pero me encantaba, y extrañé su crueldad. Será de suma importancia que Ziri sepa representar su papel porque de eso depende el éxito de la misión.

Anteriormente habíamos oído sobre el sirithar pero, por lo menos yo, no entendía a que se refería Akiva con eso. En este libro todo queda claro y es algo mucho más importante y significativo de lo que creí.

Sueños de Dioses y Monstruos consta de 611 páginas y les aseguro que no hay ninguna que sea relleno. Todo es importante. Cada página es más impactante que la anterior y nada es predecible, tal vez algunos romances que se forman, pero nada más.

Estábamos acostumbrados al calor de Marruecos, pero ahora la historia se toma el mundo entero, pasando por Estados Unidos, Italia, Argentina e incluso Chile es nombrado en esta travesía por salvar el mundo.

Una de las cosas que más me gusta es la forma en que escribe Laini Taylor. Nos presenta la historia desde varios puntos de vista y tú no te quedas con la sensación de conocer sólo parte de la verdad.

En cuanto al final, creo que estuvo bien. Es algo que no me esperaba, es bastante fantasioso pero, cuando leí la última frase, fue imposible no decir “wow!” y quedar en estado de shock un rato.

Esta ha sido una de las mejores trilogías que he leído. Desde el primer capítulo de Hija de Humo y Hueso no paré de sorprenderme y de encantarme con las aventuras vividas por los personajes. Pensé que sería una historia de amor entre ángeles y humanos – algo muy común en las novelas juveniles – pero me encontré con un libro lleno de muerte, guerra, criaturas que jamás había imaginado y un pequeño toque de amor, pero no entre ángeles y humanos como pensé.

Mi nueva heroína tiene el pelo azul y se llama Karou.

Le puse 5 estrellas en Goodreads porque simplemente es el final perfecto para una trilogía perfecta.

Comentarios