Sinopsis: Ally es una maestra en el arte del engaño. Cada vez que llega a un nuevo colegio, esconde su incapacidad de leer creando inteligentes pero extrañas distracciones a su alrededor. Tiene miedo de pedir ayuda. Y, además, ¿es que alguien puede curar la estupidez?. Pero su nuevo profesor ha visto el brillo y la creatividad ocultas tras su aire problemático. Con su ayuda, Ally aprenderá que la dislexia no es algo de lo que avergonzarse, mientras se abre ante ella un mundo lleno de posibilidades.

                                                                “Porque cada uno de nosotros llevamos un océano dentro, y las grandes mentes no suelen pensar como lo hacen los demás.”

ENT94864_phixr

Reseña: Ya estamos acostumbrados a ese toque tan especial que nos trae el sello Nube de Tinta con cada uno de sus libros, nunca sabes en qué condiciones terminarás la historia, y esta no fue la excepción.

Ally Nickerson es una pequeña niña de sexto grado, realmente ella no tiene idea cómo llegó hasta ese curso porque todo se le dificulta mucho, no logra entender cómo sus demás compañeros llevan una vida tan “normal”. Como podrán suponer, sus compañeros no eran las personas más amables del mundo y la hacían sentir mal constantemente, llorar era algo típico en su vida, y esto la llevo a considerarse la persona más tonta de todas.

Sus problemas trajeron grandes consecuencias en su autoestima, todo se lo cuestionaba y no confiaba en nadie. De a poco vamos conociendo su vida, su familia, las cosas que la hacían sentir inferior a los demás y el real problema, ella no sabe leer y  no puede escribir nada que los demás logren comprender. Yo creo que ella pensaría toda su vida que era retrasada si no fuera porque llegó a su vida uno de esos profesores que realmente valen la pena, esos que te miran mucho más allá que un simple número que llena el aula de clases, que te enseña valores con cada acción, y le mostró un camino que ella jamás imaginaría que funcionara,

La verdad es que Ally me emocionó durante todo el libro, su historia no es fácil, la vida le pone enormes obstáculos a cada momento comenzando por su papá que es soldado, para una niña pequeña pasar cada una de estas dificultades es un tremendo sufrimiento. Es muy duro leer cada página donde la molestan, donde se siente menos que los demás, donde se auto-denomina como estúpida, donde se encierra en su cuarto y sólo es capaz de llorar. Ninguna niña merece sufrir de esa manera.

Cuando conocemos el curso en que va nuestra pequeña protagonista, nos damos cuenta que la autora nos quiso mostrar un grupo de niños totalmente diverso; desde la más ricachona, pasando por el que vive humildemente, hasta el que realmente es pobre y no tiene ni para comer. Esta diversidad provoca mucha frustración de parte de algunos niños, pero los que “están más arriba” jamás se dan cuenta. Aunque al final de cuentas ellos son sólo niños que copian el ejemplo que ven de sus propios padres. Así ha sido y será siempre.

El libro es muy rápido de leer, no tiene nada de complejo la historia, de hecho todo sucede muy lineal y como la pequeña Ally es quien nos cuenta todo en primera persona, todo el diálogo es muy suave. A pesar de esto, la historia tiene un enorme peso emocional y social, te planea mirar el bulliyng desde el cuerpo de una niña la cual lo sufre día a día, que prácticamente está sola porque su padre no está y su madre con su hermano deben trabajar mucho, muchas de las cosas que le gustaría hacer con algún miembro de la familia las termina haciendo sola y esto mismo le causa una enorme decepción de la vida.

La perspectiva que nos entrega el libro, hablando con respecto a profesores y establecimiento educacionales, es muy interesante, el hecho de que hayan profesores que son capaces de ayudar con todo su corazón a un alumno porque tiene problemas es algo muy rescatable porque son muy difíciles de encontrar, sabemos que esta es una vida difícil, que tenemos muchas cosas que hacer y muy poco tiempo, pero este enfoque de ver a los niños como futuras personas exitosas, que saldrán adelante a pesar de cualquier circunstancia, apoyándolos en todo, es muy bonito.

Este libro realmente debería ser leído por los niños en el colegio, sobre todo en esta época en que la violencia se hace cada vez más frecuente, porque no nos sirve de nada estar leyendo un libro de fantasía que jamás nos identificará, cuando podríamos estar enseñándoles a los alumnos grandes cosas con la lectura de sus libros obligatorios, sobre todo valores que en muchas casas jamás se enseñan, leer libros así podría cambiar mucho la mentalidad con la que crecen los niños y quizás así podríamos avanzar un poquito como sociedad violenta y discriminadora que somos.

“Como pez en el árbol” nos presenta la historia de una niña que sufre de dislexia sin saberlo, por su condición sufre innumerables burlas pero jamás se da por vencida, luchará hasta lograr cambiar la mentalidad de sus compañeros y para lograr ser lo que siempre ha soñado.

  •  Le puse 4 estrellas en Goodreads.

Comentarios