Apenas tenía cuatro años cuando su padre, Jan Olav, falleció. Ahora Georg es un adolescente de 15 años, que vive con su madre, la nueva pareja de ésta y la hija de ambos. En su mente muy pocos recuerdos se conservan de quien fuera su progenitor, sin embargo, inesperadamente se reencontrará con él a través de una carta que éste escondió antes de morir. La carta narra una historia: la de la joven de las naranjas, y a través de ella padre e hijo se reencontrarán en un relato de amor, pero a la vez repleto de interrogantes sobre la existencia, de un padre que sabe que deja sus últimas palabras a un hijo que no verá crecer.

La-joven-de-las-naranjasLa Joven de las Naranjas es una novela corta, escrita por Jostein Gaarder, en la cual confluyen las historias de padre e hijo. Éste último es quien contextualiza la llegada de la carta y procede a su lectura, intercalando sus propios pensamientos y reflexiones. Mientras que la misiva del padre narra la historia de amor que surge entre él y la joven de las naranjas, una muchacha de la que se encanta a primera vista y con la cual irán surgiendo una serie de intrigantes encuentros.

Jan Olav, el fallecido padre, es un hombre soñador y reflexivo, quien a través de un relato sencillo nos invita a observar la vida desde una cotidianidad mágica, disfrutando del placer de las cosas simples, y transformando los sucesos de su vida en fantásticas divagaciones. Sin embargo, pese al carácter romántico de este personaje, la enfermedad que llega para marcar el término de sus días abrirá nuevos senderos de reflexiones en cuanto al sentido de la vida.

El relato de amor que encierra la narración de Jan Olav será el eje con el cual el autor va formulando sus cuestionamientos, para que nosotros como lectores también sumemos nuestras preguntas, y nos incorporemos en la búsqueda de respuestas.

La joven de las naranjas es un relato para todo público, que entretiene y conmueve,  con una prosa sencilla y una historia que plantea incertidumbres universales con las cuales es fácil empatizar. Una novela breve que deja una invitación a valorar la vida, y a darnos un tiempo para meditar sobre la existencia en esta tierra. 

 

Francisca Tapia

“La vida es fascinante: sólo hay que mirarla a través de las gafas correctas” Alejandro Dumas 

Comentarios