SinopsisCrees que tienes mejor gusto que las personas que te rodean? ¿La mayoría de tus amigos no conoce a tu banda favorita? ¿El título de tu trabajo está en inglés en tu tarjeta de presentación? ¿Sólo usas Mac y crees que las PC son para Godínez sin alma? Si respondiste que sí, ¡muy probablemente eres hipster!

Y es que el pensamiento independiente y todo lo alternativo caracterizan a un hipster. Valora la creatividad y el ingenio sobre todas las cosas y es un sarcástico profesional.

Eso sí, jamás aceptará que es hipster.

Hipsters: Un Manual ilustrado es una mezcla de ensayo y cómic que explora la subcultura que está tomando al mundo por sorpresa con sus bigotes irónicos, sus lentes de pasta y sus jeans ajustados.

Reseña: El término hipster nació en la década del 40 donde se les llamaba así a los adolescentes blancos de clase media que anhelaban imitar el estilo de vida de los artistas de jazz negros a los cuales les decían Hip.

En general son personas entre veinte y treinta años que tienen un pensamiento independiente y totalmente alternativo, intentan alejarse de todo lo que sea considerado portada-manual-ilustrado-hipstersmainstream. Según el autor, siempre intentan ser mejor que los demás, intentan presumir de cualquier cosa que sepan y aman quejarse de todo.

Regla número uno: un hipster jamás acepta que lo es.

Les gusta la música indie, el cine independiente y aman la fotografía. Es regla usar ropa usada y lo más pasada de moda posible, los lentes, que son absolutamente obligatorios, deben tener el marco más grueso posible. En cuanto al bigote, el famoso moustache siempre es el preferido pero cualquiera que sea lo más “irónico” posible sirve mientras haya estado de moda mínimo 20 años antes.

Hipsters intenta darnos todos los datos necesarios para poder identificar a cualquiera en el mundo pero al final todos tenemos algo de esta subcultura.

Entre las primeras páginas hay un test para saber si eres o no hipster, es muy gracioso pero al final el solucionario es el mismo para todos; ya se imaginan cual es.

Es un pequeño libro ilustrado, con una portada preciosa, lleno de sarcasmo e ironías, algunas cosas con las que estuve de acuerdo y otras no.

Me reí mucho en la mayor parte del libro, los datos que da son interesantes y al añadirle un poco de comedia quedan, en su mayoría, mejor. Las ilustraciones son muy buenas, los pequeños cómics que muestra son divertidos, típicas burlas que les hemos hecho alguna vez a nuestros amigos o nos las han hecho.

No me gustó que abordara temas que no son para burlas como el vegetarianismo, las personas que eligen estudiar Letras, los que eligen ser ambientalistas o expresarse abiertamente de alguna causa noble. No entiendo cómo llega a burlarse tanto de las personas que eligen llevar un estilo de vida diferente, el mismo vegetarianismo es una elección difícil, hay que ser valiente y tener convicciones fuertes para serlo, no encuentro justo que llegue y deje a estas personas como especímenes; los ambientalistas y ecologistas lo son porque creen en un mundo más limpio pero con burlas de este tipo solo lleva a que más personas las utilicen para burlarse. Por cosas como estas es que existen tantas personas que se burlan de otras sin tener ningún fundamento real.

No pude tomar esas cosas como simples ironías, porque no son cosas simples, el uso de la bicicleta es algo que debería promoverse, no usarse para chistes que intentan hacer creer que las bicicletas son sólo para los que no pueden comprarse un auto.

Jorge Pinto es un autor de cómic mexicano, tal vez allá la cultura y la sociedad sean diferentes.

Recomiendo sacar sus propias conclusiones del libro, pero personalmente para lo único que lo usaría sería para molestar a algún amigo diciéndole hipster.

 

Le di 3 estrellas en Goodreads porque a pesar de todo me saco algunas buenas risas.

Comentarios