“El tiempo de las palabras terminó. El futuro espera”

El siguiente análisis incluye spoilers moderados y comprende los números 13 al 18 de Ongoing.

¿Recuerdan al Hot rod serio y líder de grupo, mucho tiempo atrás en la era Autocracy? ¿Recuerdan al terco que se quedó en la tierra durante el ataque a Garrus 9 y que luego era el juvenil y alegre al principio de All hail Megatron? Pues ese, o esos, quedaron en el pasado para ser reemplazados por el amargado que abandonó a los bots al inicio de esta saga, y nuevamente lo veremos cambiar por completo.

Este inestable personaje, que abandonó a sus colegas, trató de convencer a Omega Supreme de irse, hizo una débil y fallida alianza con Swindle y se robó la nave de Magnus ahora va en un viaje por el espacio, feliz con su no plan de atacar el establecimiento temporal de los decepticons en el espacio; después de deshacerse de algunos cons, consigue llegar hasta Starscream y enfrentarlo, con la mejor idea del mundo: dispararle a la matrix.

Sorprendido de que el plan funcione, Rod con la matrix se escabulle por el recinto, pero es mandado a volar al espacio por obra de un disparo directo de Megatron.

En tanto, en la tierra, las cosas no están nada bien para el grupo después de la misión Oriental arruinada y el ataque a Bee; como si todo esto fuera poco, el grupo, que va en avión de regreso, es volado en pedazos por obra de un ataque enemigo.

En la base, comandada temporalmente por Magnus debido a la herida mortal de Bee y la desaparición de Optimus, todo estalla por causa de un ataque sorpresa de Soundwave y sus cercanos; recuperan el cuerpo de Scrapper de la base, y pese a la superioridad numérica, no destruyen a lo que queda del equipo. Sin más opciones, Magnus ordena una retirada inmediata, sabiendo que eso pone en riesgo el mal estado de Bee; además de esta derrota, en la mente del comandante hay otras inquietudes, como el motivo por el cual un humano corriente tenía en su poder a Megatron en modo pistola, y por qué no se ha transformado a robot.

El reducido grupo, entre los que se encuentran Silverstreak, Hoist y Gears, y los humanos que quedan de Skywatch escapan de la base, y al toparse con militares que pretenden detenerlos, se quedan acorralados entre estos y Megatron, quien al fin hace su entrada, demostrando el poder nuevo que tiene y volándolos por los aires.

Por otro lado, Optimus y los demás sobreviven al ataque de los cons y cuando están reorganizados, reciben un inquietante mensaje de Megatron, quien tiene como prisionero al otro grupo y promete venganza; junto a Spike, Prowl, Broadside, Ratchet, Cliffjumper, Jazz y Jetfire, el ex líder y ahora comandante temporal sabe que todo estará en juego en solo una misión.

Reunidos nuevamente como rivales, Optimus descubre que Megatron ha puesto a los heridos en la ciudad, y desperdigado en ella réplicas de su antiguo cuerpo, que incluyen una tecnología capaz de influir en la mente de los humanos para volverlos violentos, lo que implica que el ataque reciente a Bee puede repetirse, y en masa. Tras dispararle a Soundwave y ganar algo de tiempo, el control de los armas gestionado por él se pierde y los humanos son desarmados, pero uno de los oficiales pretende hacer justicia por sus compatriotas muertos y eso desata una tragedia.

Con nada de tiempo disponible, Prime prepara una estrategia apresurada para capturar a Megatron y detener sus planes, pero todo vuelve a salir mal para el comandante bot; Megatron lo derrota, pero se entrega en custodia, aprovechando un momento de tranquilidad para decirle en privado que Spike asesinó a Scrapper, lo que demuestra que la filosofía de Prime ha fallado: incluso con las más honestas intenciones, está colaborando con humanos que no dudan en asesinar a los de su raza.                                                                                                                       En el apartado creativo tenemos a Mike Costa en el argumento, con arte de Nick Roche, color de J. Brown y letra de Chris Mowry para el 13, con el regreso de Figueroa para el arte del 14, 15. la batuta para el 16, 17 y 18 la toma Alex Milne, mientras que el color queda a 4rgo de Andrew Dalhouse de forma constante. Aquí tenemos tres estilos muydistintos, con toques cartoon para lo que corresponde a Roche, mecha para Figueroa y algo que yo defino como Generations, ya que es un rediseño moderno, al estilo de lo que vimos en la trilogía “ation.” Sigo considerando que todo es poco limpio en general, aquí hay más consenso entre las partes involucradas en cuanto a los humanos, pero los robots experimentan cambios de un número a otro sin ningún motivo, tanto en deco general como en modo alterno; que un personaje se transforme en un deportivo blanco no significa que cualquier deportivo blanco de igual.

Fuera de estas controversias, es interesante el enfoque de liderazgo quebrado que ostentan tanto Megatron como Prime. El primero, llevado por el deseo de venganza, el segundo, por la desesperación de mantenerse en la línea que cree que es correcta. ¿Está ganando Megatron hasta ahora? Sí, pero eso no implica que sus decisiones sean correctas para la causa que dice representar.

Participaciones y cameos

Shockwave y Soundwave participan más activamente en los recuerdos de la reparación del cuerpo del líder decepticon y la creación de las armas en base al cuerpo original de este.

En el apartado técnico, nada que mencionar por el momento.

Figuras

Nada que mencionar fuera de lo hablado con anterioridad.

Si te gustó esta nota, no olvides comentar, evaluar y compartir, para que más personas puedan acceder a este contenido, y si tienes preguntas, hazlas con toda libertad, para poder contestarlas en un próximo análisis.

Nos leemos en pocos días en el siguiente análisis: Heart of darkness 2

 

Comenta con Nosotros