“Esta será última batalla del equipo”

El siguiente análisis incluye spoilers moderados y comprende los números 1 a 5 de la miniserie Maximum Dinobots.

Creer que las cosas estaban muy tranquilas en la tierra mientras Optimus y los demás se enfrentaban a las amenazas de Nemesis prime y el universo muerto sería un gran error; en la tierra hay aún bastantes transformes, y ciertos planes están a punto de explotar con mucha fuerza.

Partimos casi desde el mismo punto donde dejamos a Grimlock hace un par de semanas en su spotlight; como ha sido usual en los últimos análisis, muchas cosas confluyen desde los eventos pasados, por lo que todo se saldrá de control con facilidad.

Como vimos en su historia individual, Grimlock huyó hacia la Skyfire luego de su enfrentamiento fallido con Scorponok. La nave no puede ser reparada por él, apenas tiene energía para emitir un pulso de comunicación y no puede cambiar el modo alterno que le asignaron, lo que lo deja sin planes y casi sin opciones.

En tanto, Scorponok, quien ha estado operando en la tierra del mismo modo que vimos en el spot de Ultramagnus, ya tiene preparado un ejército de clones headmaster, con los que pretende traer todo bajo su control; operando bajo la careta de un empresario, ha decidido poner cada pieza del modo que le corresponde, para que al final todo caiga en sus garras. Epsilon holdings es la compañía tecnológica que ha creado, y que será la que se quede con los contratos gubernamentales de control y protección cuando Skywatch falle por causa de sus propios planes.

Pero dejemos un momento a Scorponok para ir por Skywatch; la organización militar, que ya falló en mantener bajo control a Grimlock, sigue en el juego, y esta vez ha perfeccionado el sistema de control por implante neural en los otros dynobots restantes, y está en marcha para hacer pruebas de campo y disponer de ellos como armas para contrarrestar el peligro que significan los aliens robóticos que han estado causando desmanes por todos lados.

Al mismo tiempo seguimos la pista de Sunstreaker en modo Headmaster, quien persiste en buscar su cabeza original para poder separarse de Hunter; en Medio de su búsqueda, logran encontrar algunos archivos que podrían ser útiles, con un dato que los guía hacia el experimento dynobots y a Scorponok, lo que desde luego significa que todo está relacionado. En tanto, una división de la Machination ataca a la Skyfire, despertando la cólera de Grimlock y tansportándolo a plena ciudad ¿Para qué? Pues para obligar a Skywatch a usar a los dynobots y aumentar el nivel de peligro; las cosas terminan en un enfrentamiento entre saurios robóticos, ya que a Grimlock no le queda otra opción que decirles lo que pasó en el spotlight de Shockwave.

Con el grupo fracturado y el gran Grimlock solo, Scorponok está seguro de tener todo controlado; incluso ha atrapado a Hot rod, que como vimos en Devastation decidió quedarse en la tierra, y en un alarde de egolatría ha decidido explicarle paso a paso cómo es que sus acciones le permitirán apropiarse de los controles de seguridad, en un principio, y del planeta después.

Mientas los dynobots enfrentan a una tropa de clones, los destinos de Hot rod, Sunstreaker y Hunter finalmente se unen; el rojo consigue irritar a Scorponok lo suficiente como para que este lo mande a asesinar, y una vez libre, se encuentra con Hunter/Sunstreaker, quien entra en las instalaciones dejándolo a cargo de conseguir ayuda.

Después de conseguir escapar del grupo de clones gracias a la providencial llegada de los Monsterbots y librarse del implante, los dynobots superan un poco sus diferencias y logran llegar hasta las instalaciones del líder de la Machination, al mismo tiempo que Hunter encuentra la cabeza de Sunstreaker y se ve obligado a tomar una difícil decisión.

Con los clones desactivados y su imperio cayéndose, Scorponok pierde la cabeza (no en el sentido literal de la expresión) y decide cobrar venganza, pero un nuevo factor entra al juego: Shockwave, quien había sido descubierto en el volcán junto con los dynobots, había sido puesto en custodia por Skywatch bajo un potente explosivo. Cuando descubren que hay demasiadas cosas que han salido mal por “accidente” deciden salvarse y enviar al cíclope a destruir todo. Con lo que no contaron fue con que había otro decepticon en la tierra, Soundwave, quien quedó atrapado en su modo alterno en su spotlight luego de descubrir los planes de Bludgeon antes de Stormbringer; ambos colegas ven que hay cosas que pueden obtener de una alianza pasajera. Soundwave desactiva el código explosivo a control remoto de Soundwave, y este libera del bloqueo de transformación al azul, quedando a mano y cada uno por su lado.

Así las cosas, la intervención del cíclope en la brutal pelea entre Scorponok y los dynobots no es más que una pantalla para ganar precioso tiempo necesario mientras la coordinación hacía el resto. Sin embargo, por segunda vez los cálculos matemáticos de Shockwave fallan, ya que Grimlock sorprende volando el lugar por los aires; Ultramagnus llega al destruido sitio para hacerse cargo de ambos criminales, y por petición del gran G, retira todos los cargos existentes sobre el resto del equipo, ya que su líder acepta toda responsabilidad con tal de salvarlos y restaurar el error que cometió cuando usó el plan de último recurso contra el cíclope algunos cuantos miles de años atrás, sin avisarles.

¿Y el destino de Hunter y Sunstreaker? Aún en contra de todas las expectativas, ambos se mantienen con vida, pero el costo de lo que les han hecho puede ser demasiado alto ¿Se puede reconstruir la existencia?

En el apartado creativo tenemos a Simon “Enredos argumentales” Furman, con arte del Magnífico Nick Roche, color de Josh Burcham, Joanna Lafuente y James Raiz, letra de Chris Mowry, Neil Uyetake y Robbie Robbins, con espectaculares covers de Roche y el grandioso Marcelo Matere.

Esta es una historia sobre hermandad, deberes y principios. Grimlock carga con culpas, ve a su grupo fracturado pero aún así intenta salvarlos a toda costa, mientras que podemos ver cómo Hunter se ve en la obligación de tomar una difícil decisión que contraviene sus principios originales, pero que a la vez es algo necesario por un bien mayor. Por otro lado, podemos ver a la mejor versión de Hot rod, ya que usa su habilidad con la palabra para ganar tiempo, y a la vez demuestra un coraje a prueba de todo.

Participaciones y cameos

Aparte de todos los mencionados, Ravage y Laser beak hacen una aparición para recuperar a Soundwave en modo grabadora.

En el apartado técnico hay que mencionar que la tecnología headmaster llega “hasta aquí” con la captura del sicótico decepticon, pero eso no significa que sea su final. Por otro lado, los dynobots pasaron por un cambio que es necesario recordar: ellos eran vehículos cybertronianos tipo tanques armados antes de la caída del planeta, que adoptaron modos alternos basados en dinosaurios a su llegada a la tierra en la prehistoria; estos modos alternos tenían una coraza “realista”, y debido a ese aspecto es que en Skywatch los reformularon en dinosaurios mecánicos.

Figuras

Curiosamente, no hay nada que se asemeje a los protagonistas de esta historia. Sin embargo, debido a lanzamientos recientes, el equipo completo de los Monsterbots se puede homologar con los salidos en Prime Wars (y uno de ellos incluye la cabeza de Scorponok), mientras que Sunstreaker, a excepción de la tecnología Head, es muy cercano al espectacular Masterpiece del mismo.

 

Por otro lado y como dato anecdótico, podríamos decir que el recientemente lanzado Shockwave de la línea Siege es casi el equivalente de la versión que vemos en esta historia, un poco por su apariencia, desde luego, pero en lo principal, porque a pesar de ser un cañón gigante, vuela.

Si te gustó esta nota, no olvides comentar, evaluar y compartir, para que más personas puedan acceder a este contenido, y si tienes preguntas, hazlas con toda libertad, para poder contestarlas en un próximo análisis.

Nos leemos en pocos días en el siguiente análisis: Spotlight Drift & Metroplex

 

Comenta con Nosotros