La segunda temporada de Stranger Things ya lleva un par de semanas al aire. Por lo que en Canal Freak quisimos contarte un poco de elementos de la cultura pop que inspiran esta serie revelación del año pasado.
Para aquellos que aún no la han visto, les comentaremos sin Spoilers en una primera parte de esta nota, pero a medida que esta avance,les avisaremos oportunamente cuando comencemos a hacer comentarios con posibles Spoilers, para que dejen de leer y retomen una vez al día en las temporadas.

La serie ha sido el año pasado una brisa de aire puro entre remakes y vueltas de series de antaño, dentro de las parrillas televisivas y online. Lo mismo ha pasado en cine, donde se ha intentado sin mucho éxito comercial revivir grandes historias de los 80, títulos como Robocop, donde tal vez el error ha sido dar un toque muy “real y serio” a una loca idea ochentera cuyo principal valor era ese, ser una locura sin pies ni cabeza pero entretenida. Muchos que crecimos en esos años ya sea éramos niños o adolescentes por lo que en nuestra mente nunca se necesitó tanta “realidad y consistencia” que se ha buscado en estos tiempos con dichas películas.
Un problema que se nota ya sea en el cine o Tv hoy, es que en estos tiempos de Hiperconectividad, cuesta encontrar historias frescas, donde los personajes vivan en el aquí y el ahora y no conectados al tablet/teféfono todo el día. He ahí que ha resultado muy atractivo para los realizadores rescatar la época ochentera, tiempo con suficientes avances tecnológicos, pero sin el abuso que se tiene de ellos hoy, lo que genera historias más dinámicas. Aparte de lo anterior, no es menor que esos años fueron los años mozos de los escritores y realizadores top del momento, por lo que es natural encontrar en esa época recursos para contar sus historias.

Me parece que esa es la gracia de Stranger Things, es una serie plagada de guiños y elementos de cultura pop cuyo ritmo también es un poco más lento, de hecho podría decir que en la línea de un libro, lo que permite conectar al espectador con los personajes y desarrollarlos. Hoy muchas historias carecen de eso y son dos cucharadas y a la papa. Por lo que he conversado con varios amigos, muchos no le dieron el tiempo a la serie y ya al segundo capítulo la abandonaron por ser lenta, solo para darle una segunda oportunidad y terminar fascinados. El gran valor también es que ha logrado cruzar generaciones y generar fans de diferentes edades y generaciones, permitiendo que sea disfrutada en familia donde fácilmente encontraremos miembros de la generación x, un poco anteriores o posteriores y millenials.

Para los más jóvenes, resulta normal preguntarse: ¿Por qué IT copió a Stranger Things? Pregunta que he escuchado y leído mucho este año. Y eso es lo que me motivó a escribir esta nota, pues nada más errado que esa apreciación. Fue Stranger Things quien se inspiró mucho no sólo en IT, sino en varios elementos de el cerebro tras tan singular historia: Stephen King. De hecho, cualquiera que haya leído o tenido en su poder alguna versión de antaño de los libros de King notaría la primera gran similitud y eso sin haber visto aún serie alguna: El logo de la serie. Las letras utilizadas, son casi iguales a las usadas en los ochentas para los libros del autor en especial en Cujo y Christine… Desde ahí y tras conocer la historia uno logra comprender que en más de una vez se ven referencias al escritor y su universo, donde el uso de las gráficas claramente ya sería un pequeño homenaje a King, pero también una invitación al espectador que vivió esos años a recordar cómo era vivir en días donde las cosas parecían ser más sencillas y claramente los tiempos eran más pausados a los de hoy. El póster oficial fue credo por el artista Kyle Lambert quien se inspiró en Drew Struzan conocido por los pósters de Star Wars, Volver al Futuro y E.T. entre los más conocidos.

Pero King no es el único Stephen inspirador, sería imposible no notar en los ángulos de cámara, elementos de personajes y estructuras en la historia, elementos que no recuerden a Stephen Spielberg, películas como Poltergeist, Los Goonies (de la que fue guionista)o E.T. así como las incursiones en tv de este reconocido del medio como Amazing Stories por ejemplo.
Además de Spielberg, no podemos dejar de recordar Super 8 de J.J. Abrahams, película fuertemente influenciada en la obra de Spielberg y ambientada también en los ochentas.

A parte de transcurrir en los años ochenta (83 /84 precisamente) la serie resulta ser un gran homenaje a la cultura pop de dicha época, que se percibe tanto en el Soundtrack (The Clash, New Order, Bangles, entre algunos grupos que aparecen en éste), como en los componentes de la cultura Sci Fi y horror de estos tiempos palpables en la narración y aspectos formales de la serie.
Se hace imposible no notar los guiños a filmes de esos años como repeticiones de diálogos de Star Wars, elementos de diseño tanto en el set como vestuario con un toque de Alien o Tiburón y las maravillosas similitudes que florecen durante el desarrollo de la historia con otras películas que pueden ser aludidas incluso por tener sus posters desplegados en alguna de las paredes del set, como The Thing de John Carpenter, otro grande del cine conocido por componer varios de los Score de sus películas; en el caso de Stranger Things, esa inspiración está muy presente en el tema principal, que recuerda algunos de sus trabajos electrónicos de los años donde se desarrolla la serie.

Alerta Alerta dentro del desarrollo a continuación puedes leer Spoilers

Ahora bien, para aquellos que han visto ya la serie, les describiré algunos elementos en los que se basó su historia y personajes, amalgama lograda en forma perfecta y que calza tan bien, que para un amante del cine, tv y cultura pop como yo, resulta un deleite.

Los Hermanos Duffer han admitido en entrevistas que la historia a parte del gran contenido de elementos ochenteros tiene inspiración en un animé de 2004 llamado “Elfen Lied”. Este animé se inspiró en un clásico del animé de 1988 llamado Akira. Pero no es obviamente la única inspiración. El show incorpora típicos elementos comunes en las películas de los 80’s como:
* Temática de Adolescentes y niños en peligro que se las arreglan sin la ayuda de sus padres
* Abusones en el colegio
* Gobierno o grandes corporaciones con acciones conspiradoras
* Personajes benévolos y queribles con un pasado triste
* Entre otros temas

Desde los primeros capítulos podemos notar similitudes con otras historias como por ejemplo la serie televisiva “The Twilight Zone” en su episodio 91. El episodio que se titulaba “Little Girl Lost” y cuenta la historia de una niña que desaparece, cuyos padres escuchan llorar entre las paredes y que resulta estar atrapada en otra dimensión a la que entró por un portal ubicado en la pared a espaldas de su cama. Si bien hay diferencias, claramente la desaparición de Will tiene una base en esa historia. Por otro lado, la forma en que éste se comunica con su madre por medio de luces, trae recuerdos a la comunicación de los científicos y extraterrestres en Encuentros Cercanos del Tercer Tipo, film que podría haber sido inspiración en esa idea mezclado por ejemplo con elementos de Poltergeist. Además, aquellas criaturas que abombaban las paredes, recuerdan mucho a Pesadilla.

Otro elemento inspirador en la historia podría ser el “Proyecto Montauk” de inicios de la década de los 80, un proyecto donde supuestamente se realizaron estudios y experimentos con viajes ínter dimensiones y en el tiempo. Algo parecido al proyecto donde está involucrada Eleven, aunque la visión del uso de una niña con poderes como arma, también se ve en la cinta Firestarter de 1984 con Drew Barrimore que se basa en una novela de Stephen King. En esa historia, la protagonista también sangra por la nariz tras el uso de sus poderes.
Como ya les había dicho, King se encuentra implícita o explícitamente en muchos elementos de la serie. Un ejemplo puede ser el hecho que un guardia de morgue en la primera temporada se observa leyendo Cujo. Pero su influencia se observa también en otros elementos como el hecho que un grupo de niños y adolescentes emprenden aventuras en conjunto muy en la onda de “El Cuerpo”(en que se basa Stand By Me de Rob Reiner, donde la caminata por las líneas del tren es muy parecida a la que vemos en la primera temporada) o IT (en especial la empresa que emprenden por los Túneles bajo Hawkins en esta segunda temporada, similar a la novela, pero en ese caso son las cloacas).

Por otro lado, si uno pone más ojo en el diseño de los uniformes del personal policial y sus vehículos, es imposible no notar que son parecidos a los usados en Tiburón, de hecho aparece también el póster de la cinta pegada en una pared dentro de un set y una de las criaturas de la serie se dice por los protagonistas que tiende a comportarse como un tiburón. Nada es coincidencia en este caso. Si vamos a hablar de Spielberg, también hay que poner en manifiesto las similitudes entre Eleven y E.T. No sólo ambos son perseguidos y tienen poderes de telekinesia, sino que también ambos son vestidos con un vestido rosa y peluca rubia, no lo habían notado? Sin dejar de lado el uso  de las bicicletas del grupo de amigos, que también se ve en E.T. y Goonies.

 

Tampoco puede dejarse de notar Star Wars, desde juguetes que aparecen en el set (salté cuando Eleven levita al Halcón Milenario!) hasta repeticiones de los diálogos por los protagonistas. Incluso por sus poderes, Eleven es comparada con Yoda.

El juego de Calabozos y Dragones también es una gran influencia en la historia. No sólo por el uso del nombre de criaturas a base del juego (“Demogorgon”) sino que los personajes pueden asociarse a determinados roles dentro del juego. Dichas referencias se hacen explícitas tanto en la primera como en la segunda temporada.

En el caso del “Upside Down”, si eres Gamer, probablemente te saltó la similitud del ambiente con Silent Hill donde las cenizas del juego son parecidas a las pelusas de la dimensión del Upside Down, aunque otros amigos me han dicho que también les recordó en momentos a La Leyenda de Zelda (el cual no he jugado por lo que no me consta personalmente). Igualmente las criaturas recuerdan en algunos elementos a las de The Thing de Carpenter y en momentos también a Alien. A mi en una escena en que se queda olvidado un sombrero, también me recordó a Indiana Jones, pero tal vez fui sólo yo (he visto mucha tele y cine parece, ja!).

Ahora, si se fijan en los nombres de los protagonistas, todos son o se relacionan con actores populares de los 80’s (Dustin Hoffmamn, George Lucas…) incluso Jim Hopper es el mismo nombre  que le dan al personaje de Schwarzenegger para ir a buscar en la película Depredador.

La elección de los disfraces de Cazafantasmas en esta segunda temporada no es la única referencia a la cinta ochentera, en un momento de la segunda temporada los personajes también repiten un diálogo completo de la película, no les voy a contar dónde sólo para que los que tienen un Toc la busquen…muahaha!
Igualmente pueden notar en algunas tomas, elementos de Los Gremblins. De hecho, la mancha característica de Demoperro de Dustin o algunos ángulos de cámara recuerdan mucho ese clásico del cine pop. Así como el escape de las instalaciones plagadas de Demoperros, que recuerda a Resident Evil a ratos.

Por último no podemos olvidar las referencias de El Señor de Los Anillos en la serie, como el código que tienen para entrar al Castillo Byers, por ejemplo. Es por eso que resulta lógica la elección de Sean Astin como Bob, quien no sólo participa en esa saga, sino que también es el Protagonista de Los Goonies de Richard Donner cuya referencia ya les nombré. Pero eso no es todo, Bob es como Mike (protagonista de Los Goonies) y “busca al pirata” como Bob lo dice en esta segunda temporada, guiño directo a la cinta. Además de eso, Bob habla de haber sido perseguido por un Payaso y haber crecido en Maine donde sus padres tienen una casa, aludiendo directamente a Stephen King e IT. La muerte de Bob, debió ser mucho más temprano en la segunda temporada, así lo contaron los Hermanos Duffer, pero les agradó tanto trabajar con el actor que le alargaron la vida. Igualmente Astin creía que su personaje debía morir y sugirió que fuera como héroe. Los creadores le concedieron su deseo, pero el dibujo de Will donde Bob vuela, no pudo dejar de recordarme Shazam, personaje al que Astin le presta la voz en un par de series animadas.

El diseño de algunos posters de esta segunda temporada también recuerdan a Alien, de hecho el lema “En el Upside Down nadie puede escucharte gritar” es igual al que se usó en la cinta “En el espacio nadie puede escucharte gritar”.

Como ven son miles los guiños y referencias que podremos encontrar si nos fijamos más en esta serie, una joya que ya tiene confirmada su tercera temporada. Los invito a volver a verla y fijarse en estos detalles. Si no están familiarizados con sus referencias, cambio la invitación a permitirse redescubrir clásicos de la cultura pop, grandes inspiradores de esta entretenida aventura y porqué no, darles una mirada.

 

 

 

 

 

 

 

Comentarios