El Alloy FPS es el primer teclado de HyperX, que ahora se convierte en una marca independiente a Kingston, para traernos distintos accesorios y herramientas para las necesidades del Gamer de hoy. Y este nuevo teclado vaya que las cumple, veamos primero sus especificaciones.

Según la página oficial del producto sus principales características son:

  • Diseño compacto ideal para shooter de primera persona (FPS)
    • Estructura de acero sólido
    • Diseño ultra portátil con cable desmontable
    • Interruptores mecánicos Cherry® MX
    • Cómodo puerto de carga USB
    • Modo juego, 100% anti-ghosting y funciones completas de rollover en tecla N
    • Teclas HyperX con retroiluminación roja, con efectos de iluminación dinámica
    • Cobertores para teclas adicionales, con color y textura, para videojuegos FPS

A diferencia de muchos productos en el mercado, todas estas características son completamente ciertas, excepto quizá por la parte de “FPS” en el nombre, que dice ser que el teclado está diseñado de manera minimalista y portátil para facilitar el juego de los “FPS” (First Person Shooters) al dejar más espacio para mover el Mouse en los momentos más intensos. Y digo que quizá esto “no se cumple” tanto no porque sea mentira, al contrario, lo digo porque es una característica que creo, todo gamer apreciara, no solo los jugadores de disparos en primera persona, sino que todos los gamer que tengan un escritorio pequeño como el mío, o que simplemente gusten de algo más de libertad en sus escritorios.

La segunda parte del nombre “Alloy” se refiere a su estructura de acero, que debo decir es maravillosa, es duradera, sólida y muy resistente, además de no ser exageradamente pesado lo que cumple con su función de portátil, además de tener un cable desmontable y una funda que viene en la caja para transportarlo y protegerlo de manera eficiente. Además, cuenta con un puerto USB para cargar un dispositivo móvil, como tu teléfono, pero no funciona para transferir datos, solo para cargarlo.

En cuanto a las teclas, estas son del tipo “Cherry MX” lo que hace que este teclado mecanico sea uno de los más silenciosos que conozco, un punto bastante a favor ya que, muchas veces intentando grabar videos de juegos, se grababa el sonido de mi antiguo teclado, algo solucionado casi al 100% por el Alloy FPS. Las teclas se sienten muy cómodas y la distribución de ellas dentro del teclado “minimalista” son óptimas, me llevo un par de días adaptarme al diseño más compacto, pero un precio pequeño por tanta comodidad futura.

Las teclas además, vienen con algunas opciones visuales, con la posibilidad de cambiar las teclas 1,2,3,4,W,A,S y D por unas de color Rojo y que además tienen textura rugosa para identificarlas mejor tanto visual, como de manera táctil. Finalmente, en el lado visual, el Alloy cuenta con una luz roja de fondo que, si bien no se puede cambiar por otro color, si se puede, cambiar de intensidad y programar con algunas distintas opciones para preferencias personales.

En el otro lado de la vereda, obviamente hay algunas cosas que no son tan buenas en este teclado, pero no se preocupen, son las mínimas: Una de las cosas que me sorprendió fue que no contara con ninguna tecla programable, o ningún software que me permita tener macros, este tipo de características vienen en la mayoría de los teclados gamer actuales y muchos los utilizan.

Y si me pongo a buscar detalles, también diría que teniendo un puerto USB para cargar tu teléfono, no veo por que debería ser exclusivamente con ese fin y no un USB con sus capacidades completas. Afortunadamente este “lado malo” es prácticamente insignificante para todo el producto que es el Alloy FPS.

Por un precio bastante accesible y la capacidad de ser transportado donde uno quiera con facilidad, el Alloy FPS se ha transformado en uno de mis teclados favoritos, cumple con creces todo lo que un jugador quisiera y su perfil bajo, hacen que no se vea como un gran trozo de plástico en el escritorio, al contrario, su concepto minimalista de aprecia y se valora haciendo de este teclado una gradisima opción. No hay nada mejor que tomar el teclado, echarlo en tu mochila y conectarlo en la casa de un amigo y aun tener espacio para tus juegos de mesa y tu bebida. Lo puedo recomendar sin siquiera pensarlo.

 

 

 

Comentarios