¿Quién mató a los puppets? Humor negro, explícito y lenguaje obsceno, pero por qué no, una excelente manera de honrar a tus padres.

Quizás el nombre Brian Henson puede o no sonarte llamativo, pero si te decimos que es uno de los hijos de Jane y Jim Henson, creadores de los Muppets, quizás ya todo podrá calzarte.
Con la dirección del heredero de una de las más grandes cadenas de marionetas y humor estadounidense, de la mano de la distribución de Diamond films y con restricción para mayores de 16 años, te invitamos a ver el “lado b” de los amigables títeres.
La mejor forma de seguir el legado familiar.

La historia se desarrolla en Los Ángeles California, en donde humanos y títeres conviven en una supuesta igualdad, la que evidentemente tiene su pasado ligado a la entretención que brindaban estos seres inhumanos, la que actualmente solo recae en discriminaciones, abusos de poder, restricciones, etc. Es en este contexto que conocemos a Phil Phillis en la voz de Bill Barretta (quien ya ha doblado para los Muppets), un ex policía quien trabaja actualmente como investigador privado, quien derechamente ha ido de mal en peor luego de la controversia que generó años atrás un descuido policial al nivel de un efecto mariposa.


Es así como nos introducimos en una ciudad sucia, llena de doble sentido, drogas, abandono y evidentemente historias policiales, esto obviamente, sin perder el humor clásico estadounidense.
La agente Edwards (Melissa McCarthy) conoce muy bien a Phil. Ambos fueron compañeros cuando su carrera llegó a su fin y hoy deben unir fuerzas (aunque no lo quieran y se odien), para resolver un crimen que envuelve a los ex participantes de un show televisivo The Happytime Gang en el que el hermano del títere ex policía, está relacionado.
La trama es sencilla, incluso similar a muchas películas de acción y policiacas, pero tanto McCarthy como la participación de todo un elenco de Puppets marcan la diferencia y se aseguran un triunfo con los diversos temas sexuales, políticos e incluso controversiales.


A pesar de todos estos indicios humorísticos que de seguro te sacará más de una carcajada, la historia recalca temas discriminatorios que son sumamente atingentes a la sociedad actual. Tal vez puedas pensar que es exagerado si solo hablamos de títeres y de una película de ficción, pero bien sabemos que estas inspiraciones provienen directamente de lo que vemos a diario así que también podemos hacer reflexiones sobre nuestro actuar. Esto de igual manera sucede dentro del film, en que la agente Edwards se replantea este odio hacia su ex compañero y decide actuar de buena fe, bueno quizás con cierto beneficio adictivo.
Con un playlist sumamente acorde, distintas luces a temas sociales estadounidenses y la constante referencia a los Muppets, esta nueva apuesta a un público más diverso y dispuesto a reírse de sus propios errores y actos cambiará totalmente tu mirada hacia lo inhumano y oscuro que podría ser la vida después de la fama.
Por otro lado y no menos importante, actores como Elizabeth Banks (Jenny), Maya Rudolph (Bubbles), Joel McHale (Agente Campbell) y Leslie David Baker (teniente Banning) complementan a la que seguro será una película controversial y por supuesto parte de la taquilla y panorama propicio para estos días primaverales que se aproximan.
Te invitamos a disfrutar de esta graciosísima película llena de relaciones sociales, sexuales, adictivas y por su puesto completa en carcajadas. ¡Ah! Y por cierto las imágenes y videos de su filmación son sublimes.
Y tú, ¿Quién crees que mató a los Puppets?

Comentarios

comentarios