[Reseña] Logan: “Un Blues hecho película”

Género: Drama, Superhéroes

Director: James Mangold

Actores: Dafne Keen, Hugh Jackman, Patrick Stewart

Música: Marco Beltrami


[Rating: 4.5/5]

Sinopsis: “Año 2029, un futuro muy cercano donde los mutantes son prácticamente parte de la historia y el mundo sigue su rumbo con ellos como un simple recuerdo, un cansado Logan y ya entrado años se preocupa por un enfermo Profesor X en un escondite en la frontera mexicana, escapando de un desconocido pasado, los intentos de Logan de ocultarse del mundo y su legado terminan cuando una joven mutante se cruza en su camino siendo perseguida por fuerzas oscuras, que harán tomar un rumbo distinto a nuestro protagonista, incluso mas allá de lo que el se permite”.

 

¿A quién voy a engañar? Esta era una de las películas que más esperaba este año, sentía esa necesidad de presentar mis respetos a los gigantes Hugh Jackman y Patrick Stewart. Y no me decepcionaron para nada. La película es tremenda y una piscina de emociones con agridulce sabor a despedida, donde finalmente logramos ver a estos dos resilentes mutantes en una faceta nunca antes vista, más cercana, más humana, más mutante y sobre todo más apartados del mundo.

Dirigida por James Mangold, el film se siente como un Western en varios momentos, exhala nostalgia pura y sentimiento de despedida en todo momento. Cabe mencionar que fuera de lo que muchos piensan, la historia no tiene nada que ver con “Old Man Logan”, es una historia totalmente nueva, con una apuesta arriesgada que funciona de principio a fin y nos hace olvidar lo errores cometidos en las películas anteriores, pero a su vez, incluyendo una cantidad de guiños que nos anclan tanto a los cómics de Wolverine como a las películas que ya pasaron. Esto es bastante único, porque en teoría, puedes no haber visto ninguna película anterior de “X-men” y aun así entender absolutamente todo lo que sucede en la cinta, pero si eres un fanático seguidor de la historieta, serás bombardeado visualmente con detalles que le darán mayor condimento a la trama.

En las actuaciones la película cuenta con un tridente maravilloso. Hugh Jackman se luce en su papel, un viejo y cansado Wolverine cuyo poder de regeneración poco a poco desaparece. Cansado y entregado a la bebida está a cargo de un desgastado Charles Xavier (interpretado de tremenda forma por el gran Patrick Stewart), a quien lo mantienen encerrado en un tanque para poder cuidar de su salud, esconderlo de posibles perseguidores y mantener a salvo de la humanidad.
La pequeña Dafne Keen encarna a X-23, la mutante con poderes similares a Logan que es perseguida. Sinceramente en gran parte, la película funciona gracias a ella, su performance es bastante correcta y emocionante cuando debe serlo. Una chica aguerrida y furiosa, una luchadora implacable y a ratos más temible que el mismo Logan.

La película no es solo una muy madura cinta de superhéroes, es un filme que contiene mensajes muy fuertes sobre la vejez, la pérdida, el dolor de vernos llegando al final de nuestros caminos, pero más que eso…  la familia.
Con escenas de acción crudas y con bastante sangre y gore (cosa que se extrañaba en las películas de X-Men), Una fotografía sumamente correcta, cargada de esos colores “viejos” que te regala el “Viejo oeste” y muchos contrastes, una banda sonora de Marco Beltrami que calza perfecto con el tono deprimente de la película y con una historia que hace que te encantes de estos 3 personajes. Una trinidad que causa emociones cálidas y tiernas pero con lágrimas en momentos del film. Quizás lo más bajo de la película pasa por el punto del score en los momentos de batalla, pues todos los demás puntos cumple muy bien.

No importa lo fuerte, inmortal o poderoso que seas, Logan nos enseña de una manera muy cruda que no hay forma de ganarle a la vida, ella siempre nos alcanza y es ahí donde debemos estar preparados, porque nadie nos enseña a ser viejos y es complejo llegar a un mundo donde todo y todos son jóvenes y luego de darlo todo te encuentras solo, mensajes crudos tanto como las escenas de sangre de la película, pero obviamente con una profundidad mayor que dejarán tu corazón sensible al final sin saber que hacer en cuanto aparecen las primeras letras de los créditos.

Es mi obligación comentarles desde ya que la película, efectivamente, no tiene escena post créditos, lo cual se agradece porque el tema ya estaba un poco trillado, pero además si has visto todos los tráiler no has visto nada aún, ya que toda la promoción de la película solo nos da la idea de los primeros 40 minutos de película, y hay sorpresas que vaya que lo son,  quizás puedas suponer cuales serán, pero te aseguro que no le darás al clavo hasta que la veas y dirás ¡WOW!

Admito como hombre que soy que lloré en la película, no solo porque es el adiós de dos grandes actores interpretando dos  papeles tremendos, si no que porque la historia dentro de su crudeza y tono azul, es hermosa, como la vida misma.
No es perfecta, tiene algunos detalles en la coherencia o en los villanos de la historia, pero no se supone que sea una historia perfecta, es el espacio para explorar las debilidades de dos de los seres mas poderosos de la tierra llegando al ocaso de sus días.
Un film que puede dejarte pensando en lo finitos que somos y en lo importante que es el legado que dejamos.
El film perfecto para el adiós a Hugh y Patrick. y una historia, que sin mentir, creo que es una de las mejores películas de cómics de la historia.

Un Disco de Blues directo al cine. ¿Mi consejo? vaya a verla con pañuelos y con el corazón dispuesto a emocionarse. El adiós perfecto

 

Comentarios

Autor: Quijote

Fotógrafo y Ñoño. Cambié pelear con molinos por devorar películas y crear historias. Carl Sagan es mi copiloto, Tarantino es mi pastor y Hanz Zimmer le pone la banda sonora a mi vida. Alabada sea la Gran Zanahoria Y amor eterno al Pan con Palta

Compártelo!!