“Sin dudas uno de sus grande éxitos, es la calidad actoral que exhiben tanto Dinklage como Dornan, y la química que surge entre ellos dos, un detalle no menor ya que es la espina vertebral de la cinta.”

  • Nombre: Mi Cena con Hervé / My Dinner with Hervé
  • Director:  Sacha Gervasi
  • Reparto: Peter Dinklage, Jamie Dornan, Andy García, Oona Chaplin, Mireille Enos
  • Música: David Norland

Sinopsis:

Danny Tate (Jamie Dornan) es un periodista que viaja a Los Ángeles a entrevistar a Hervé Villechaize (Peter Dinklage), actor famoso por ser el coprotagonista de la Isla de la Fantasía, en una noche de locura, Villechaize le cuenta a Tate profundos detalles de su vida en la última entrevista antes de suicidarse.

Reseña:

Una de las más enigmáticas y controversiales figuras de la televisión de los 80 vuelve a la vida en la piel del ganador del Emmy Peter Dinklage (Game of Thrones, X-Men: Días del Futuro Pasado) en Mi Cena con Hervé, una película original de HBO y que tuvimos la oportunidad de revisar.

Muchos conocimos al actor Hervé Villechaize como el entrañable Tattoo en la serie La Isla de la Fantasía (1978-1984), su frase “el avión, el avión” se repetía de manera incesantemente durante la década de los 80. El personaje cándido y agradable de Villechaize cautivó a una generación, por eso cuando se suicidó en 1993 muchos quedamos en shock. Acá en Latino América se sabía bastante poco de su vida de excesos y de sus peleas en el set con su coestrella Ricardo Montalbán, al menos yo a una corta edad jamás se me pasó por la cabeza lo que sucedía tras bambalinas.

Mi Cena con Hervé nos habla sobre los últimos días de Hervé Villechaize  (Dinklage) y la amistad que surge con un periodista que va a regañadientes a hacerle una entrevista interpretado por Jamie Dornan (Cincuenta Sombras de Grey, La Resurrección de Louis Drax) a quien Hervé contará su verdad y revisará, en su muy particular estilo, una vida muy particular. Esta entrevista realmente sucedió, el director de la cinta Sacha Gervasi, representado en la cinta como Danny Tate, fue a Los Ángeles a entrevistar a Villechaize y esta se tornó en toda una experiencia, donde Hervé se abrió completamente y le contó todos los detalles de su vida.

Lo primero que llama la atención en este biopic y, que es sin dudas uno de sus grande éxitos, es la calidad actoral que exhiben tanto Dinklage como Dornan, y la química que surge entre ellos dos, un detalle no menor ya que es la espina vertebral de la cinta. Sé que decir que Peter Dinklage es un gran actor es de conocimiento público, pero su encarnación de Hervé Villechaize es increíble; la postura, los movimientos, la voz y su complicada personalidad nos hacen recordar al intérprete de Tattoo. Ambas interpretaciones nos mueven a través de una historia de vida complicada, dolorosa del llamado “sueño americano” en un mundo que no está hecho para personas con enanismo y cuyos dolores y sombras, como el rechazo de la sociedad y de sus propios padres, lo llevan a los excesos, el derroche y la altanería, actitudes que están a la orden del día y que fueron mermando todo lo que con tanto esfuerzo había conseguido. Pero la entrevista de Danny Tate (Jamie Dornan) no solo definirá la vida de Hervé, sino que afectará la vida del periodista a muchos niveles, una historia de lucha y altibajos como un espejo de Hervé.

Jamie Dornan es muy conocido por su participación en la trilogía Cincuenta Sombras donde interpretó a Christian Grey, un papel que, hasta hoy, ha definido su carrera, sin embargo en Mi Cena con Hervé, Dornan es capaz de sacarse a Grey del cuerpo y entregar una interpretación muy distinta, con matices muy interesantes y que exhibe una gran química con Dinklage, que constituyen los dos pilares para que este biopic se enaltezca.

Otro gran actor que es digno de destaque es Andy García como Ricardo Montalbán, me costó muchísimo ver a García detrás de un maquillaje perfecto y una interpretación excelente.

El guión mezcla drama y comedia y atrapa desde el primer momento. La historia es capaz de conmover, de enternecer y de fascinar. Gervasi no es nuevo en el género del biopic, recordemos que él también es el director de la excelente Hitchcok con Anthony Hopkins, en ambas cintas Gervasi toma un momento muy específico de sus personajes para, a través de él, desglosando la historia, esto le da una frescura y agilidad a la cinta y la hace digerible incluso para aquellos que no gustan de las biopic (no es mi caso, a mi me encantan).

Mi Cena con Hervé se queda como una de las mejores películas que nos ha entregado HBO, fascinante, entretenida, ágil, conmovedora, sin dudas, si tienen la oportunidad de hacerlo, le recomiendo que la vean, no se arrepentirán y si, todo lo demás no les gusta, al menos les valdrá la pena haber podido ver una de las eclipsantes actuaciones de Peter Dinklage, con eso ya me doy por pagada.

Excelente.

Erika Moreno I.

Comenta con Nosotros