Advertencia de posible spoiler si no has leído los anteriores 2 libros. Recomendación: ve a leerlos !!! Aquí puedes leer la reseña del primer libro.

Con la ayuda de algunos amigos semidioses, Lester ha conseguido sobrevivir a las dos primeras pruebas: una en el Campamento Mestizo y la otra en Indianápolis, donde Meg recibió la profecía oscura. Las palabras que pronunció sentada en el Trono de la Memoria revelaron que un dream team de tres emperadores romanos supervillanos planea atacar el Campamento Júpiter.

Mientras Leo vuela a toda velocidad para alertar a los miembros del Campamento del peligro inminente , Lester y Meg deberán cruzar el Laberinto para encontrar al tercer emperador (y a un Oráculo que habla con juegos de palabras) en algún punto de suroeste de América. Por suerte, había un verso en la profecía que les da un poco de esperanza: Solo el guía ungulado sabe cómo no perderse. Está claro que van a tener un sátiro que les acompañe y Meg sabe exactamente a quién tiene que pedir este favor.

Cada vez que se sigue una saga que está en proceso de escritura es un martirio tener que esperar que se termine de escribir y peor, que se traduzca y llegue a Chile. Con los libros de Rick Riordan me desespero porque los amo, sin embargo cuando los leo la satisfacción elimina todo mi estrés.

¡¡Ha llegado “El Laberinto en Llamas”!!, tercera parte de la saga de “Las Pruebas de Apolo”, tengo tanto que decir que no se por donde empezar. La historia sigue justo donde termina el segundo libro, la relación de Meg con Apolo es un poco complicada pero siguen juntos para cumplir su misión de liberar al tercer Oráculo, el problema es que no tenemos ni idea quién la tendrá prisionera y menos dónde. Pero junto a su sátiro guía, el gran Grover Underwood, al que le tenemos un gran cariño, encontrarán un lugar seguro que nos traerá muchas sorpresas que estarán ligadas directamente a la pequeña Meg y de quien al fin sabremos un poco más de su extraño pasado antes de ser la hijastra obligada del temible Nerón. Así seguiremos un largo camino, lleno de peligros y obstáculos terribles, pasaremos por tanto que nuestro corazón sufrirá un carrusel de emociones.

A Rick Riordan le encanta entrelazar todas sus sagas, por lo que cuando empezamos a leer uno de sus libros, sabemos que nos quedaremos un largo rato junto a sus letras, “Las Pruebas de Apolo” tiene una unión directa con la saga de Percy Jackson, aquí sus personajes secundarios se vuelven protagonistas. En este libro, en concreto, volvemos a vivir aventuras con Piper McLean y Jason Grace, quienes nos acompañan durante toda la historia, hasta descubriremos secretos que muchos querrán saber, pero sin duda, lo más importante es que entregarán su alma y corazón en cada momento.

Cada vez que Rick publica un nuevo libro es imperdible, cada uno tiene una esencia tan especial que lo hace único, al igual que sus personajes, es capaz de crearlos de tal forma que son inconfundibles, a pesar de la enorme cantidad que ha creado. Cada vez que termino de leer uno de sus libros crece mi amor por sus historias, es impresionante su imaginación y esa capacidad de mostrarte las historias mitológicas de una forma que nunca te aburriría y después con lo único que sueñas es con ser un semidiós(¿seré la única que le pasa?).

Para finalizar, les recomiendo seguir la saga, este libro está lleno de acción, sin tanto humor como pasaba con la saga de Magnus Chase(si no la han leído, ¡¿qué esperan?!),  La emoción se toma las páginas varias veces y el final te dejará con ganas de más  porque suceden cosas impresionantes y cada vez más peligrosas. Apolo se está volviendo continuamente más humano y eso nos preocupa a todos, pero esto aún no termina, quedan misiones, quedan libros que vendrán, la saga sigue y aquí estaremos esperando (¿quién se apunta?).

Comenta con Nosotros