“Esta no es una cinta que intente romper límites en el género, se mantiene dentro de los parámetros establecidos, y aún así te llama, te invita a soñar, a dejarte llevar, a ser testigo del nacimiento de una industria que, aunque llena de dolor y engaños internos, nos ha hecho felices y ha puesto una sonrisa en nuestros rostros”

 

Nombre: El Gran Showman
Director: Michael Gracey
Música: Benj Pasek, Justin Paul
Reparto: Hugh Jackman, Michelle Williams, Zac Efron, Zendaya, Rebecca Ferguson, Diahann Carroll, Fredric Lehne, Yahya Abdul-Mateen II, Isaac Eshete, Katrina E. Perkins, John Druzba, Shawn Contois, Ethan Coskay, Jamie Jackson

Rating: [3,5/5]

SINOPSIS: P.T. Barnum (Hugh Jackman) fue un conocido showman y empresario circense de los Estados Unidos, también un autor, editor, filántropo e incluso político, que fundó el Ringling Brothers and Barnum & Bailey Circus, conocido como “El mayor espectáculo en la Tierra”.

RESEÑA: Llega a nuestra cartelera el musical que está dando que hablar: El Gran Showman, protagonizado por Hugh Jackman (Logan, El Gran Truco) la vimos y te contamos todo, sin spoilers, aquí en tu Canal Favorito.

Los musicales siempre han sido un género complicado para el público general, no muchas personas están dispuestas a pasarse 2 horas entre cantos y bailes, pero hemos de convenir que gran parte de los orígenes del cine está en los musicales y los años dorados de Hollywood. No es mi caso, yo disfruto enormemente de un buen musical, de la puesta en escena, de las canciones, de la actuación y el baile que lo complementan. El género de los musicales son el epítome de lo que expresa el mundo audiovisual del cine.

Cada año parecemos tener un musical exitoso en nuestra cartelera, pero eso no quiere decir que Hollywood esté aportando gran dinero para que se sigan haciendo, incluso siendo tremendamente alabados en la temporada de premios y destacados por la crítica, y el Gran Showman no es la excepción al no recibir todo el apoyo monetario que se necesitaba y que tuvo a su joven realizador, el debutante Michael Gracey, con su proyecto por las cuerdas, siendo un irónico paralelo con la historia que estaba contando. Es por eso que se agradece tener en pantalla una producción como esta de impecable factura y una puesta en escena de gran calidad.

Además el carisma de su protagonista, el guapo Hugh Jackman, inunda cada centímetro de la pantalla, su ángel es gran parte la amalgama que le da coherencia a toda la película y la hace cuajar finalmente. Pero esta no es primera vez que Jackman incursiona en el género, sabemos de su predilección por el teatro y las obras musicales, pero en el cine también lo vimos en Los Miserables junto a Russell Crowe. El tipo tiene carisma y talento y con eso equilibra un poco su discreto talento para el canto.

Además de Hugh Jackman, se destaca enormemente el trabajo de Zac Efron (Buenos Vecinos, Guardianes de la Bahía) y la química que tiene con su coestrella. Su trabajo es genial y demuestra no solo que puede actuar muy bien, sino que tiene las condiciones para cantar y bailar como un verdadero showman. Por otro lado, Zendaya (Spider-man: De Regreso a Casa) me sorprendió, su papel es increíblemente asertivo, sus secuencias de canto y baile están todas hermosas y también exhibe gran química con Efron.

El Gran Showman toma la figura real de P.T. Barnum y convierte su vida en el nacimiento de la industria del entretenimiento moderno. Los que van buscando un biopic apegado a la historia real se verán frustrados, en esta película Barnum es representado como un soñador y no como el embaucador que muchos consideran que fue. Su figura, al igual que sus espectáculos, está destinada a servir al guión, a representar a los soñadores y luchadores y no a ser un referente histórico veraz.

Esta es una cinta que ensalza el espíritu romántico, que te incluye, que te sorprende, que te entrega emociones: risa, llanto, sorpresa, romance, que te da lecciones muy clásicas, pero actuales a la vez, que habla de la humanidad y las diferencias, que habla sobre el costo de nuestros sueños y como estos también pueden llegar a cegarnos, que habla sobre mirar lo que tenemos realmente y disfrutarlo, que habla sobre la gente que está a nuestro lado en las buenas y en las malas, que habla sobre aceptarnos como somos, sobre el clasicismo, sobre el racismo, sobre igualdad. Pareciera un guión bastante promedio, pero en su simpleza nos entrega varias lecturas muy actuales.

Pero lo más destacado de El Gran Showman es su banda sonora, todas las canciones te invitan a unirte a ellas, a cantarlas, a vivirlas, a identificarte con ellas, te invita a ser uno más de este circo de rarezas, y por casi dos horas, creer que la magia es real y que los sueños pueden hacerse realidad.

Esta no es una cinta que intente romper límites en el género, se mantiene dentro de los parámetros establecidos, que no da grandes sorpresas ni vuelcos argumentales intensos, y aún así te llama, te invita a soñar, a dejarte llevar, te hipnotiza, y te invita a creer en el engaño del espectáculo, a ser testigos del nacimiento de una industria que, aunque llena de dolor y engaños internos, nos ha hecho felices y ha puesto una sonrisa en nuestros rostros. Y definitivamente el ángel de Hugh Jackman te arrasará. Pero como siempre son ustedes, mis estimados freaks, quienes tienen la última palabra.

Muy buena.

Erika Moreno I.

Comenta con Nosotros