“El SDF-1 se levanta para dar la batalla una vez más”

Pocas veces podemos decir que el trabajo conjunto de Asia y occidente resulte, y este es uno de ellos.

Después del abrumador impacto que causó la serie Robotech, traída a estos lados gracias al perverso ingenio de Carl Maceck, fue cuestión de tiempo para que un álbum llegara a llenar ese espacio en los corazones de fans de las tres temporadas de la telenovela espacial por excelencia.

Es curioso que este coleccionable tenga nada menos que dos ediciones, la primera de 1987 y la segunda de 1990, siendo prácticamente iguales entre ellas salvo por detalles de la tapa o las láminas especiales; cuenta un resumen bastante detallado de la serie, tanto a través de textos completos en el costado de las láminas como en los perfiles de los personajes, incluidos en las páginas con arte lineado incluido.

Gracias a este método, podemos conocer casi todo de la serie y sus protagonistas, los amores, batallas y tragedias que inundan estas páginas; tenemos un vistazo al mítico SDF-1 comandado por el Capitán Global, la historia de Lisa, la tragedia de Claudia y la historia de amor y desamor entre Minmei y Rick, el habilidoso protagonista.

Luego, viajamos hacia la segunda guerra, en donde Dana, hija de Max y Miriya dirige un escuadrón y enfrenta todo tipo de dificultades, así como la compleja participación de los maestros de la robotecnia.

Finalmente, llegamos a la generación del futuro, a Scott Bernard, al inolvidable Lancer y las guerras contra los Invid, así como todos los secretos de la protocultura. Siendo esta una serie en donde los conceptos de manejo de la energía, razas, estrategias de guerra y parentescos son extensos, la presencia de mini biografías y textos junto a las láminas eran muy útiles para los que coleccionaban, además de servir como complemento a la hora de recordar todas las emociones de la serie.

Gracias a sus dos ediciones (por hoy ignoraré el que salió años después), este álbum se volvió un inolvidable de muchas colecciones, y una forma de recordar una serie que subsiste en la memoria colectiva hasta el día de hoy.

Los dejo con una galería para revivir esos momentos, porque recordar es volver a vivir.

 

Comenta con Nosotros