“El universo aún tiene esperanzas ”

Esta nota contiene información general y análisis de cómics, y comprende el número 28 de Power rangers.

En el análisis anterior dejamos a los rangers divididos en grupos, con distintas misiones en una carera desesperada por detener a Drakkon; ahora seguimos a Kim y Jen, quienes van en el pterodáctilo en busca de Terra Ventura.

Kim está muy acongojada por la muerte de Tommy, y aunque sabe que en esos momentos la misión debe anteponerse, no puede evitar sentir ansiedad por lo que la fuerza del tiempo significa para los acontecimientos; sin embargo, Jen le explica que los viajes en el tiempo siempre tienen un precio, y que incluso si pudiera lograrse un milagro, esto no garantiza que todo se solucione. Ella misma lo vivió en carne propia, y las consecuencias fueron recuperar a alguien, pero que nunca fue el que era.

Pero como de costumbre, hay poco tiempo para las palabras; las rangers llegan hasta su destino y rescatan ala única sobreviviente: Karone, una sorpresa para Jen, ya que ella esperaba encontrarla como Astronema. Con ella y otros rescatados, pueden seguir su travesía.

En tanto, Zack, Billy y Trini están listos para infiltrarse en las dependencias de Drakkon; reciben la señal de Skull, quien como recordarán estaba de incógnito desde hace mucho tiempo. Una vez dentro los dos Zacks, consiguen encontrar y liberar a Ninjor, pero son descubiertos y deben pagar un precio demasiado alto: pierden a Skull y a Zack de esa dimensión.

Las cosas tampoco van bien en Corintia: Drakkon está haciendo una demostración de poder en ese lugar, y aunque esto podría considerarse algo positivo, ya que refleja que la doctora K es un peligro para sus planes, la imposibilidad de salir por  teletransportación de ese lugar tiene contra las cuerdas al equipo. Devastada, la doctora admite que están sobrepasados, y revela que la forma de usar la teletransportación es derribar el domo que cubre el lugar; Jason se encarga de derribarlo, aunque pierde al Tiranosaurio en el intento, justo a tiempo para escapar de las garras del lord del mal.

Pero no a tiempo para estar preparados para la terrible sorpresa que les espera; Ninjor les dice que el plan de Drakkon nunca fue conquistar mundos. En sus planes, los rangers son simples objetos útiles a un proceso mucho más ambicioso, y más peligroso que la conquista.

En el apartado creativo quiero destacar algo que generalmente se omite en los ficciones donde se abordan los viajes en el tiempo; Jen explica que estos modifican la realidad, al punto de realizar micro alteraciones en los recuerdos de las personas involucradas. Incluso si alguien viaja en el tiempo a un lugar en donde no ha estado, eso de todos modos influirá en su persona.

También hay que explicar que aquí hay un caso de dobles de identidad; el Zack del grupo que perdió a Tommy es de una “realidad” distinta al del mundo de los sin monedas, y este, que es el que cayó en el rescate de Ninjor, proviene de una realidad distinta, una en donde le ofrecieron poder para unirse al mal, pero lo rechazó.

Participaciones y cameos

El multitudinario equipo de SPD, incluyendo a Cruger, el alienígena que los dirige.

En el apartado técnico podemos ver que, así como los cañones de los seguidores de Drakkon pueden deconstruir el campo energético que da forma física a los poderes, también hay una forma de burlarlo, mediante el uso de ingeniería inversa.

Por otro lado, es interesante ver que el tamaño de los zords justifica que hayan hangares o salas de armas en su interior, y no solo la cabina de mando.

Si te gustó esta nota, no olvides comentar, evaluar y compartir, para que más personas puedan acceder a este contenido, y si tienes preguntas, hazlas con toda libertad, para poder contestarlas en un próximo análisis.

Nos leemos en pocos días en el siguiente análisis: Fractura

 

 

 

 

 

 

 

 

Comenta con Nosotros