Amigos míos, es complicado partir esta historia sin explicar el hecho que antes era complejo ser fan del animé. Hoy la realidad ha cambiado tanto con el paso del tiempo. No era solo que fuera algo difícil, porque habían series que no llegaban nunca o que llegaban sin subtítulos y uno estaba forzado a conseguirse las películas con doblaje en español, o  rezar para entender algo de japonés (gracias a eso muchos hemos podido ampliar nuestro conocimiento en otros idiomas). Entonces no era solo el hecho de que uno pasaba por hartas cosas para adquirirlo, sino que  lo peor era la condena social que estaba asegurada por decir que te gustaba esta forma de arte proveniente del país del sol naciente. Decir que te gustaba el animé, implicaba de inmediato que en el colegio te dejaban de hablar. Ya sea porque te encontraban muy infantil o porque lo encontraban demasiado raro o de plano lo calificaban como que no era algo normal. Debo aclarar eso sí, que  esto fue  solo la experiencia de algunos.
Por eso, uno sentía como que vivía una doble vida, en una vida no decías nada y soñabas con que llegara Gokú y te llevara en su nube voladora, en cambio en la otra, te podías sentir libre de vivir tu sano gusto por la animación japonesa.
Obviamente los tiempos han cambiado. Ahora no solo este gusto es aceptado, sino que  incluso celebrado, por lo que cada temporada hay más y más animés que uno desea ver y desgraciadamente nunca está el tiempo suficiente para hacerlo.
Por supuesto me imagino que ya se estarán preguntando:  ¿A qué viene esta introducción?          Sencillo queridos míos, resulta que ahora hay fans del manga y anime en los lugares más inesperados, incluso en Hollywood.
A raíz del reciente estreno de Pantera Negra en el mundo, la mayoría de los críticos han alabado a Michael B. Jordan por su actuación y por haber armado a un villano que en Marvel no han visto hace mucho. con esta exposición, los fans han descubierto que además de ser un buen actor, es un fan del manga y del animé.
Gracias a una extensa investigación por parte del Departamento de Investigación y Revisión en Redes Sociales de CanalFreak, tenemos evidencias que prueban que, Michael B. Jordan no es un fan casual, sino de hecho, un gran fan de este arte del sol naciente.
Muchos han reparado que el traje con el que Killmonger llega a Wakanda se parece mucho, al traje que utiliza el Príncipe Saiyayin, además comparten ciertos rasgos, como el que ambos son príncipes sumamente orgullosos. Si ponemos atención, en verdad los trajes se parecen bastante. Y para que estamos con cosas: ¿Podríamos culpar a Michael B. Jordan por admirar al Príncipe Saiyayin?


Pero esto no queda solo ahí queridos míos. Oh no. Esto solo destapó algunas entrevistas en que Michael B Jordan admitía su amor por el animé. Por ejemplo en una entrevista para la revista Vogue, en noviembre del 2017 en la sección “73 preguntas” cuando le preguntan: “¿A cual lugar te encantaría ir?” Michael responde de inmediato: “Oh, estoy obsesionado con Tokyo, Japón, el animé es lo mejor.”
Y si revisan bien el twitter de Michael B. Jordan, de hecho expresa cada cierto tiempo su  gusto por el animé, por ejemplo en este tweet donde recomienda la tienda Anime Avenue para comprar ya sea mangas u otros productos.


Aquí compro todo mi anime @AnimeAvenue ese nuevo Naruto Shippuden recién llegó… si me gusta el anime, ¡Amo esta mierda!” escribió en 2011.

Pero también ha declarado que además de Naruto, le gusta la popular serie Bleach, de hecho no solo vio el anime, que sería lo usual, sino además leyó el manga y lo seguía semana a semana. A tal punto llegó su fanatismo, que llegó a llamarle la atención a la conocida página Mangastream que tiene una tradición con traducir los mangas de la Weekly Shonen Jump por su demora respecto a Naruto y Bleach en su momento.

Cuando ya se supo más masivamente  que era, por decir así, un otaku más, por supuesto que hubo mucha gente que comenzó a interactuar con él a través de twitter, donde debió aclarar que él no es solo un aficionado. Incluso tuvo que defenderse de ciertos usuarios insidiosos que buscaron atacarlo:


Michael B Jordan es un hombre adulto de 5.9 pies que ama el anime y vive con sus padres, y todos me dijeron que eso era inaceptable.
A lo que él contestó:
Primero que todo mido 6 pies y ellos viven conmigo, ten algo de respeto conmigo. LOL…yyyy Goku y Naruto son lo mejor lol”.

Posteriormente otra usuaria le comentó con decepción que se estaba dejando llevar por aquello que es popular –recordemos que en este lado del mundo Dragon Ball es el amo y señor de la popularidad  y Naruto, al ser su “heredero” también goza de esa popularidad- a lo que él nuevamente contestó:
Nah eso era una bola fácil para los ineducados en el anime”

Prueba de eso es que, lee el manga y quiero enfatizar esto: leer manga es mucho más meritorio, en primer lugar porque es menos gente la lee en comparación de aquella que sólo ve el anime, y en segundo, el tener la voluntad de seguir semana a semana algo, es generar un lazo de lealtad con aquello a lo que verdaderamente quieres.

En varias ocasiones comentaba acerca de lo que le producía el capítulo de la semana de Naruto o Bleach comentándolo con otros usuarios. Así que es posible afirmar que es uno de los nuestros.

Se preguntarán: ¿Vale la pena hacerle preguntas de qué animes o mangas ve y lee? Si, creo que se puede intentar, no es completamente seguro que conteste, pero No se pierde nada con intentarlo. Por lo menos yo, tengo demasiadas preguntas en mente que hacerle, como: ¿Qué le habrá parecido el final de Naruto y Bleach? U otra más inquietante: ¿Qué pensará de DBE? Son demasiadas preguntas de las que por ahora probablemente no tendremos respuesta, pero al menos ahora sabemos que hay otra persona con la cual compartir nuestra afición, y al final de eso se trata todo esto.

Comentarios

comentarios