Muy pronto se estrena Fragmentado, la nueva cinta del cineasta M Night Shyamalan, un preferido personal que había tenido ciertas caídas en su carrera, sobre todo luego del desastre de El Último Maestro Aire, su primera incursión en el cine netamente comercial, un bullado fracaso tanto en la taquilla como entre la crítica que hizo que su carrera se fuera en picada. Insistiendo en el cine comercial, Shyamalan presentó Después de la Tierra, protagonizada por una estrella de la talla de Will Smith, acompañado de su hijo Jaden Smith. Una vez más la crítica y los espectadores lo hicieron pedazos. Muchos auguraban el fin de su carrera, pero era cosa de ver las maravillas que nos había presentado para al menos sentir que de aquella magnífica cabeza podría salir la historia que lo devolviera a la luz y por lo visto Fragmentado es esa historia.

Pero ¿Quién es M Night Shyamalan?

Para los que no lo conocen o no han oído hablar de él, les cuento que este señor es el artífice de películas como Sexto Sentido, Señales, El Protegido y La Aldea, cuatro cintas que por si mismas son joyas indiscutibles, tanto por su cinematografía, sus historias íntimas, su guión inesperado. Shyamalan es un visionario que sabe donde colocar la cámara para hacernos sentir ahí, para darnos perspectivas únicas y para hacernos sentir. Las imágenes se arman, con tiempo, con maestría y mucha sensibilidad. Shyamalan ha reinventado el misterio y nos mantiene al borde del asiento, pero va más allá, sus mensajes siempre son profundos y potentes, son muy humanos y están en cada detalle.

Nacido en India el 6 de agosto de 1970, vivió su infancia en Estados Unidos. A los 8 años recibió su primera cámara donde tempranamente surgió su amor por el cine.

Además de cine, también ha hecho televisión con la serie Wayward Pines, la que recibió excelentes críticas.

Pero son sus películas las que hablan mejor por él, las que nos cuentan sobre su sensibilidad con la cámara, su maravillosa habilidad para escribir su propio cine y sus finales que nos vuelan la cabeza. Aunque muchas de sus trabajos son considerados de misterio y terror, hay algo que yace más allá, un mensaje profundo, es ver a gente común enfrentada a situaciones poco convencionales, y quien no entienda los mensajes subyacentes, los textos y subtextos que nos desea entregar difícilmente podrá entender el cine de Shyamalan.

Estas son, a mi gusto, las mejores películas de Shyamalan, los trabajos que lo definen:

Sexto Sentido (1999) Este es, quizás, su trabajo más conocido, con el que se obtuvieron nominaciones a los premios de la Academia, 6 nominaciones en total contando Mejor Película, Mejor Guión Original y Mejor Director,  y por el que siempre será recordado. El psicólogo Malcom Crowe, interpretado por un inspirado Bruce Willis, vive obsesionado por el doloroso recuerdo de un joven paciente desequilibrado al que fue incapaz de ayudar. Cuando conoce a Cole Sear (Haley Joel Osment), un aterrorizado y confuso niño de ocho años que necesita tratamiento, ve que se le presenta la oportunidad de redimirse haciendo todo lo posible por ayudarlo. Sin embargo, el doctor Crowe no está preparado para conocer la terrible verdad acerca del don sobrenatural de su paciente: recibe visitas no deseadas de espíritus atormentados. En aquí donde vemos la magnífica escena de “Veo gente muerta”, que se ha convertido en un clásico. Esta cinta, aunque si la miramos por encima podríamos decir que es de terror, es un drama humano muy profundo de cómo vemos a la gente diferente o con dones especiales, y cómo la medicina no es capaz de ver más allá de los tratamientos convencionales. Es una historia de redención, de amistad, un drama inspirado con un score impecable de James Newton Howard, uno de sus compositores preferidos, con actuaciones desbordantes y un guión magnífico. A mi parecer una de las obras maestras que nos ha entregado Shyamalan que van mucho más allá de su final inesperado.

El Protegido (2000) Una vez más Bruce Willis trabaja con Shyamalan en esta cinta de superhéroes que a la vez es un drama humano de autodescubrimiento. Una vez más vemos el tópico sobre las personas “especiales” que no encajan en la sociedad y cómo esta incomprensión los puede llevar a tomar buenas o malas decisiones. Esta es quizás una de las más hermosas películas del género, con un guión impresionante, una majestuosa puesta en escena y nuevamente un final inesperado. Tras un accidente de tren, todos los pasajeros resultan muertos, excepto David Dunn (Bruce Willis). Elijah Price (Samuel L. Jackson), un misterioso desconocido con una extraña enfermedad a los huesos, le plantea una extraña hipótesis que explicaría por qué David ha salido indemne del accidente, pero esta explicación, de ser cierta, podría cambiar para siempre la vida de David y la de su familia. En este caso las críticas se vieron divididas, sin embargo, el tiempo ha hecho que la cinta madure con gran majestuosidad y que aquellos que en su momento no la comprendieron ahora puedan entender lo maravillosa que es.

Señales (2002) Esta es quizás mi favorita, aunque no por mucho, terror y ciencia ficción se funden de manera magistral para mostrarnos que un buen guión, buenas actuaciones y una dirección habilidosa pueden ser más importantes que cualquier efecto especial, incluso en una película de ciencia ficción. De la mano de Mel Gibson y Joaquin Phoenix, Shyamalan nos entrega un drama familiar, un drama de fe, donde las señales que nos entregan los extraterrestres son menos importantes que las señales que llevan a sus protagonistas a salir de la crisis moral y existencial en la que se encuentran. Graham Hess (Mel Gibson) es un pastor protestante que vive con sus dos hijos (Rory Culkin y Abigail Breslin) y con su hermano Merrill (Joaquin Phoenix), una antigua estrella del béisbol que trabaja en una gasolinera. Tras la muerte de su esposa en un accidente de tráfico, Graham pierde la fe y, en consecuencia, abandona a sus feligreses. Una mañana, al despertarse, se encuentra con que sus hijos han hecho un descubrimiento escalofriante en los campos de maíz que rodean su granja.

La Aldea (2004) Esta inquietante y poética apuesta de Shyamalan protagonizada por Joaquin Phoenix y Bryce Dallas Howard fue malentendida por algunos espectadores, sobre todo porque su tráiler nos mostraba una historia de terror lo que realmente no era así. Este es un drama de misterio que nos cuenta la historia de una pequeña población rural de Pennsylvania que viven atemorizados por culpa de unos extraños seres que habitan en los bosques circundantes. Saben perfectamente que para salvarse deben cumplir escrupulosamente ciertas reglas: evitar que vean el color rojo porque los atrae, mantenerse alejados del bosque, donde esperan agazapados la llegada de alguien, y obedecer la campana de alerta, que indica que se acercan a la aldea. Saber mucho de su historia podría arruinar la sorpresa de su desenlace, lo que sucedió en mi caso ya que antes de verla me fue revelado el final, aún así la poesía, los colores, la música de James Newton Howard (nominado al Óscar por esta banda sonora) me cautivaron, me hipnotizaron. Metáforas que entremezclan los miedos del hombre si los despojas de su tecnología, el miedo a la noche, a la oscuridad, a los sonidos del bosque, pero esta es también una cinta donde el rol femenino es impresionante, la fuerza de una muchacha ciega (Bryce Dallas Howard) para ser la líder de su comunidad y de su propia vida. Esta es además una historia de amor. Verdaderamente un hermosa película.

Otras películas de M. Night Shyamalan

Como ya había comentado, Shyamalan no siempre ha dado en el clavo, sin embargo, no se puede negar que todas sus cinta, aún cuando no sean las obras de arte a las que nos tiene acostumbrados, tienen un trasfondo muy importante y que, en mi opinión, son dignas de ver. A excepción de El Último Maestro Aire, el director se ha mantenido fiel a su esencia y a su estilo tan particular. En mi caso, como uno de mis directores favoritos, he disfrutado de todas sus películas y creo que es bueno mencionar algunas, que, aunque no cuentan con el respaldo de la crítica, sí son importantes para su cinematografía.

En esta categoría está La Dama en el Agua de 2006 que nos cuenta la historia de Cleveland Heep (Paul Giamatti), el encargado de un bloque de apartamentos quien descubre una tarde a una ninfa (Bryce Dallas Howard) en la piscina de la urbanización. La criatura está inmersa en un viaje que podría devolver la esperanza a nuestro mundo, pero para completarlo necesitará la ayuda de Cleveland y de todos los vecinos. Un cuento de hadas para adultos que no muchos comprendieron.

Otra cinta que para mí refleja su cine muy bien es El Fin de los Tiempos (2008), esta vez los problemas de dirección de actores están muy a la vista, sin embargo, una vez más el guión es sobresaliente. Es extraña y desconcertante, sofisticada y sencilla, pero debido a sus problemas con los actores no puede ser considerada como una de sus mejores películas.En unos minutos, en las principales ciudades de Estados Unidos, se producen unas extrañas y escalofriantes muertes que escapan a toda explicación. Elliot Moore (Mark Wahlberg), un profesor de ciencias de Filadelfia, intentando eludir este misterioso y letal fenómeno, se dirige a Pensilvania con su mujer (Zooey Deschanel), su amigo Julian (John Leguizamo) y la hija de éste; sin embargo, pronto queda de manifiesto que ningún lugar es seguro. Pero, de repente, Elliot empieza a vislumbrar la verdadera naturaleza de lo que está ocurriendo.

En 2015 Shyamalan nos entregó La Visita, una recuperación de su esencia como director con una cinta poco conocida, pero que exhibe su característico misterio mezclado con un ácido sentido del humor. Esta película fue realizada con un muy bajo presupuesto y donde Shyamalan parece divertirse, sin miedo de no ser sublime. Una madre deja a sus dos hijos durante una semana en la remota granja de sus abuelos, en Pensilvania. Los niños descubrirán que la anciana pareja está implicada en algo profundamente inquietante.

Ya lo saben, amigos freaks, este jueves se estrena Fragmentado, el esperado regreso en gloria y majestad de M Night Shyamalan, protagonizada por un inspirado James McAvoy, que viene precedida por muy buenas críticas, no te pierdas nuestro comentario sin spoilers que puedes leer aquí. Para los fanáticos del director, esta es una excelente noticia.

Y para ti ¿cuál es tu película favorita de M Night Shyamalan?

Erika Moreno I.

 

Comentarios