Mis queridos freakys, todos sabemos el enorme catálogo que tiene Netflix. Tiene series que creíamos perdidas y están ahí, películas clásicas, y cantidades enormes de contenido original que nos brindan cada mes. Pero, no todo es dicha para la plataforma de streaming que le falta algo para estar completa.

Una saga de libros muy indie, que tardó más o menos 10 años en llevar a cabo al cine y que si bien no fue reconocida como se lo merecía, dejó una huella imborrable en nuestros corazones.

Harry Potter, el niño que vivió. 

Freakys, no les miento cuando les digo que por años, DIGO AÑOS, los Potterheads han pedido que suban las películas a la plataforma y digamos que no ha tenido una buena respuesta por parte de Netflix o más bien no ha habido respuesta.

Pero las cosas comenzaron a cambiar cuando Netflix España anunció que a partir del 1 de febrero comenzaría a subir las películas de la saga de Harry, y obviamente en Latinoamérica, pidieron lo mismo, y cuando se vio entonces un patronus de esperanza tomando la forma de Las reliquias de la muerte Parte I, pensamos por un momento que el que el resto de las películas llegase era cosa de tiempo.

No fue así.

Obviamente, esto no fue una buena noticia para los Potterheads latinos que comenzaron a reclamar por no llevarlos a Hogwarts. Sin embargo esta vez, Netflix no quedó callado y respondió, rematando con la frase de  “Una disculpa, fans de Harry Potter. No sean Slytherins.”

 

Netflix, agradecemos la intención de respondernos con ese video pero aclaremos unos puntos aquí: Ser de la honorable casa de Slytherin no tiene absolutamente nada de malo. Han salido magos tenebrosos, pero también han salido magos como Merlín, qué debo recordarles, es el mago más poderoso de todos los tiempos, y solo los magos más excepcionales alcanzan la distinción de la Orden de Merlín

Pero esos son detalles, supongo.

Desde los cuarteles de CanalFreakplex esperamos que en algún momento terminen de subir las películas, y no se preocupen del tiempo, si hay algo que tenemos los Potterheads, es paciencia.

 

Comenta con Nosotros