Uno de los grandes momentos del capítulo pasado de Game of Thrones fue el momento entre Ser Lady Brienne de Tarth  y Jaime Lannister. Una historia que ha tenido sus bemoles, pero, que se ha ido construyendo como una de las más queridas por los fans. (es cosa de buscar el tag Braime en Tumblr) Esto se debe a que lo de ellos es compleja, pero, para muchos, esa espera valió la pena.

Comencemos a hablar desde el principio, ¿de acuerdo?

 Brienne la bella y el kingslayer

No tuvieron el inicio más auspicioso. Ambos estaban en bandos diferentes: Brienne protegiendo a Catelyn Stark y él como prisionero de guerra. Lady Stark decide dar en intercambio a Jaime por la libertad de sus hijas y es custodiado por Brienne, y el trato entre ellos es amargo y duro.

Ahí es cuando son emboscados y tomados prisioneros por la compañía audaz en los libros. En ese cautiverio, es cuando Jaime luego de que este impide que Brienne sea violada, pierde su mano y por ende, su identidad, todo lo que él era, muere en un minuto, entre ello sus ganas de vivir, y es ahí cuando Brienne le urge seguir vivo, y lo inspira a ser mejor, porque es con ella que logra sincerarse respecto a lo que pasó en King’s Landing cuando mató al rey Aerys.

“Creo que es bien extraño el ser amado por una caridad que nunca hice, y odiado por muchos por mi mejor acto.”

El viaje los cambia y su relación también: ahora se llaman Jaime y Brienne y él comienza a cambiar en un hombre nuevo, que se esfuerza en ser más honorable.

Lady Brienne y Ser Jaime

Pese a que a veces Jaime aún se muestra medio agrio, decide hacer ciertos cambios, y la espada que su padre le da, decide entregársela a Brienne, y ella la llama oathkeeper (guardajuramentos) y con la promesa de que ella encuentre a Arya y Sansa Stark, las lleve a Winterfell y las proteja, es que le da además una nueva armadura.

Ambos comienzan a influir en la vida del otro, Brienne le enseña que incluso hasta en los momentos más duros, la grandeza de un caballero logra brillar, y Jaime le enseña que a veces los juramentos son más difíciles de cumplir, y los hace guardar una mutua admiración el uno por el otro. A lo largo del show, se encuentran unas cuantas veces, en que se nota como Jaime la mira con otros ojos, pero está el obstáculo no menor de que él todo lo que ha hecho ha sido en nombre de Cersei. Y hasta que él finalmente, se arma de valor y decide abandonar a Cersei, una relación que lo ha llevado a hacer cosas espantosas,

Ser Brienne y Ser Jaime

Uno de los momentos más destacados del episodio 2 de esta temporada fue la ceremonia de caballero de Brienne, y que se siente como algo épico, porque es justamente ella la que ha sido más honorable, que ha buscado defender al inocente, que mantiene sus juramentos hasta el final, el nivel de nobleza de Brienne es lo que atrae a Jaime, un personaje que ha sido más bien definido por este amor tóxico que posee con su hermana, por lo tanto es evidente en las miradas que este le da a Brienne que esto es algo más puro y más dulce, de hecho, llega a ser gracioso la primera interacción formal que poseen ambos después de él llegar a Winterfell, porque al principio, Jaime se muestra como arrogante e indolente con ella y ahora no: es un hombre que se muestra humilde, que intenta ser amable, que quiere luchar al lado de Brienne, incluso, bajo su mando. Y ambos trabajan de maravilla en el campo de batalla, defendiéndose mutuamente, y defendiendo al reino de la amenaza de los muertos.

Por lo tanto, cuando finalmente, la relación de ellos vuelve a cambiar, de una manera más íntima, se siente terrible y se rompe el corazón cuando lo ves partir a Jaime. Uno de inmediato se puede enojar con él y no voy a decir que no es justo, tenemos TODO el derecho de estar enojados con Jaime. Pero también puedo entenderlo: Jaime es un hombre que la mayor parte de su vida ha estado en una relación tóxica con su hermana que lo ha empujado a hacer cosas terribles, y no se siente digno de alguien que es tan pura y tan noble como Brienne, por más que se ha esforzado en ser un hombre honorable, porque el pasado siempre lo va a perseguir.

Y eso no terminará hasta que vea que el reino esté libre de Cersei, de su “mitad malvada”, porque en el fondo sabe, que eso es lo correcto. Ya tuvo una experiencia de ver como un rey permitía que todo ardiera a salvar a su pueblo, y Cersei ya lo hizo una vez, porque así de fuerte es la influencia de Brienne.

 

¿En cuanto al destino de ellos? Tengo la impresión de que los vamos a ver nuevamente. En el campo de batalla no dudo de que se vuelvan a encontrar, y me imagino que después… tendrán mucho que conversar. O en el peor de los casos Brienne llegará cuando todo sea tarde, y Jaime muera, en los brazos de quien él realmente ama.

 

 

 

 

Comenta con Nosotros