Durante la pasada emisión del episodio de Game of ThronesA knight of the seven kingdoms” se emitió una canción original que cantó el fiel escudero de Brienne la bella, Podrick Payne (Daniel Portman) que tiene una hermosa voz barítono y de hecho, de acuerdo a Deadline, está próximo su debut en Broadway.

El contexto de esta canción se da en medio de la espera de la última noche antes del apocalipsis, en donde todos los personajes se reúnen y es cuando el dulce Pod que no es de muchas palabras se dispone a cantar una canción que narra un poco de la historia de Jenny of OldStones, un personaje que se menciona mucho en los libros, y que existió muchos años antes de los eventos de la serie. Aunque, si bien su historia transcurre antes de los hechos principales, puede que marque los eventos a futuro.

¿Quien fue Jenny of OldStones?

Jenny of OldStones fue una joven que decía que su linaje provenía de los primeros hombres, aunque eso nunca llegó a comprobarse. Se dice que mientras el entonces príncipe Duncan Targaryen (hermano de Jaehaerys II Targaryen, quien es el abuelo de Daenerys) conoció a una misteriosa joven, Jenny y quedó tan enamorado de ella que estaba decidido a casarse. Lo que por supuesto no cayó bien en su padre, Aegon V, quien se opuso determinante, después de todo, Duncan estaba comprometido a casarse con la hija de Lyonel Baratheon. La oposición a los deseos del príncipe llegó al punto de que Duncan decidió renunciar a su título real, o sea dejó todo, su credo, su pasado, su religión. Y aún así, hasta el ultimo momento se intentó convencer de que abandonara a Jenny pero no hubo caso.

Tuvieron años de paz y amor, Jenny fue muy querida en la corte y el estado llano, es  más, se cuenta de que ella llevó un día a una amiga, que decía ser bruja y que su linaje provenía de Los niños del bosque (Fantasma de AltoCorazón) quien predijo que del linaje de Aerys y Rhaella nacería el Azor Ahai, y de inmediato, Jaeherys, padre de ambis arregló el matrimonio. Eventualmente, Jenny logró ganarse al rey y a la familia, pero, desafortunadamente la tragedia de SummerHall terminó por romper con esa dicha, cuando en un antiguo ritual para traer dragones de nuevo a Westeros, salió mal y terminó cobrando las vidas de 3 personas, quedando así Jenny como viuda y se dice, que de vez en cuando iba a bailar con el fantasma de su amado esposo.

 

Comenta con Nosotros