Madre gentil, fuente de toda piedad,

salva a nuestros hijos de la guerra y la maldad,

conten las espadas y las flechas detén,

que tengan un futuro de paz y de bien.

Hoy es el día de las madres y por supuesto que en Canalfreak no nos hemos querido restar de esta gran oportunidad de hablar al respecto, por supuesto. ¿Cómo no hablar de las mujeres que han estado en todo momento para nosotros? Aquellas mujeres que nos han empujado a perseguir nuestros sueños, jugar con nosotros, abrazarnos cuando estamos más tristes y regalarnos esa figura de acción que ellas sabemos que queremos. Porque nos conocen mejor que nadie. Y en esta ocasión, quisimos hablar de las madres de Game of Thrones. Esto, porque, si hay algo que nos ha dado el mundo de Hielo y fuego, son las matriarcas de los distintos clanes y que incluso en su religión dominante, está la figura de la madre celestial a la que se le reza para la protección.

Vemos distintos aspectos acerca de es lo que es ser madre en este mundo. Algunas son muy buenas y pacientes, y otras… pues digamos que lo intentan, y otras que… quizá es mejor no tenerlas de cerca. Algunas no son madres exactamente de niños y otras no son exactamente la madre, pero, en cualquier caso, ellas han buscado lo mejor para todos sus hijos y los han amado profundamente, llegando a cometer hazañas o locuras cuando les ha pasado algo.

Catelyn Tully

“¿Están oyendo lo que dicen? ¡Si fueran mis hijos, les haría chocar las cabezas y los encerraría en un dormitorio hasta que recordaran que son hermanos!”

Tres temporadas no fueron las suficientes para conocer a Lady Catelyn. La dulce pero firme madre de lobos, vivía plácidamente en compañía de sus hijos  y su esposo hasta que él recibe la llamada del rey y ve como toda su familia se separa de a poco, y su lucha se vuelve el reunirlos. Durante toda la serie/libro lo único que quiere es salvar a sus hijas y llevarlas a casa, y pese a que solo desea volver a su casa, se mantiene hasta el último minuto al lado de su primogénito, Robb.

Pese a su muerte, al menos en los libros, Catelyn sigue luchando por los suyos, porque pese al horror de la muerte, Familia, deber, honor, es algo que permanece inquebrantable en su vida.

Olenna Tyrell

“¿Tomarías una advertencia de una anciana? Tu mano es un hombre inteligente. He conocido a muchos hombres inteligentes y he vivido más que ellos. ¿Sabes por qué? Los ignoré. Los lords de Westeros son ganado. ¿Eres una oveja? No. Eres un dragón. Se un dragón.”

Una de las jugadoras más interesantes del Juego de Tronos, es Olenna Tyrell. La gran matriarca de la familia Tyrell siempre dice su opinión.  Es considerada una vieja astuta, de ingenio ladino y una lengua afilada, ganándose por ello el apodo de Reina de las Espinas. Anteriormente se le ha ligado mucho a las intrigas y al secretismo y desde lejos es quien ha movido ciertos hilos para asegurarse de la supervivencia de su familia.  Es ella, quien se encarga de ser la figura materna para sus nietos, sobre todo para Margaery, que busca ser LA reina, y es capaz de todo, literalmente todo para protegerla.

Por supuesto, que esto al ser esto Game of Thrones, (al menos en la serie) esto no dura mucho, y posteriormente es movida por la venganza, pero pueden dar por sentado que hasta el final dio un último espinazo al contar su legendaria frase: “Dile a Cersei, dile que fui yo.”

Gilly
“Eres como… ¡Un mago!”

Cuando la conocemos, vemos que es una salvaje hija de Craster quien está embarazada, y de ser niño, sería sacrificado para ser un White Walker. Gracias a la oportuna ayuda de Samwell Tarly, el niño crece a salvo, y de a poco Gilly sale del encierro para conocer más el mundo. Aprende a reinventarse a sí misma, tener más confianza, siendo más fuerte para ayudar a los otros, aprendiendo a leer, y es gracias a ella que se descubre el secreto mejor cuidado de la serie. La historia de ella no solo es de supervivencia, sino que pese al horror, sigue siendo un alma pura.

Lyanna Stark

“No la conocías como yo Robert. Tú solo veías su belleza. Pero no fuiste capaz de ver el acero que llevaba por dentro”

A pesar de que no llegamos a conocerla, Lyanna dejó una marca profunda en quienes la conocieron, y ella además murió dando a luz a su hijo, Jon, un príncipe que fue prometido a su hermano para proteger.

Cersei Lannister

“¿Qué hay de mi ira Lord Stark?”

Es un hecho. No hay punto medio con Cersei. La amas o la odias. Este personaje tan complejo es uno de los más despiadados de la serie, y quizá su único factor de redención son sus hijos, Joffrey, Myrcella y Tommen, y el hecho de que todo lo que ha hecho ha sido para protegerlos, aunque todos sus planes no han resultado, y cada uno de sus hijos han muerto con tumbas doradas. En un momento prometió que si alguien tocaba sus hijos, haría arder las ciudades hacerlas cenizas, y ha cumplido. La reina Lannister ya no tiene nada que perder, y eso es lo que la hace tan temible.

Daenerys Targaryen

 “¡Soy Daenerys Stormborn de la casa Targaryen, la sangre de la antigua Valyria! ¡Soy la hija del dragón y les juro que quien los dañe morirán gritando!”

Por supuesto, tenemos que hablar de Daenerys, que es el gran personaje ícono de Game of Thrones. Su historia es increíble, porque, es impresionante todo lo que ha logrado una muchacha que nació y se crió en el exilio. Es vendida en matrimonio pero logra enamorarse de su marido con quien engendra un hijo, a quien las Dosh Khaleen decían: “será el semental que monte al mundo. Desgraciadamente, él no nace, pero, en un momento mágico, ella se va a una pira de fuego que no logra quemarla, sino que nace nuevamente con tres dragones, Drogon, Rhaegal y Viserion, sus hijos, logrando llamarse justamente la Madre de Dragones. Daenerys es una persona impulsiva, pero buena, que pese a todo el prejuicio que tengan contra sus niños, ella los ve como sus hijos. Aunque no solo es la madre de dragones, sino que se vuelve madre de muchos pueblos a los que conquista y busca la justicia, y eso hace que ella sea tan amada por todos a la vez que letal, quien dañe a sus hijos pagará, con fuego y sangre.

 

La madre en la fe de los siete siempre está con una sonrisa amorosa, personificando la misericordia, estando al pendiente de sus hijos, pero luchando por lo que consideran justo. Tal y como las nuestras. En este día de la madre, aprovechen de saludar y compartir con las mujeres que con esa palabra dulce y su cálido abrazo hacen que nuestras vidas sean felices.

Madre Gentil, de las mujeres aliento,

ayuda a nuestras hijas en este día violento,

calma la ira y la furia agresiva,

haz que nuestra vida sea más compasiva

Comenta con Nosotros