“Escritoras que dejan huella con sus letras”

Revisando mi biblioteca, me topo con un listado de autoras a quienes he seguido y que han influido en mi opinión sobre otros autores, y quiero darles algo de visibilidad en este espacio, porque se lo ganaron con talento y creatividad. Son recomendaciones que de seguro se ganarán el corazón de más de alguno de ustedes con su gran y único estilo.

Debo empezar con Agatha Christie. De ella, lo primero que leí fue “El Misterio de las siete esferas”, en donde se comete un asesinato tras una partida de naipes y será necesario investigar a fondo de quién se trata. ¿Qué me gusta de su trabajo?. Que siembra las pistas a lo largo de la historia, por lo que la resolución del caso es lógica y no obedece a un capricho de quien escribe.

P.D James, la creadora de Adam Dalgliesh y Cordelia Gray es también autora de novelas policiacas, y ejemplo de que se puede empezar siendo mayor. De ella, conocí la genial “Muerte de un forense”, para después caer enamorado de “Mortaja para un ruiseñor” y “Cubridle el rostro”, entre otras. Tiene la capacidad de crear la atmósfera completa del lugar, haciendo que te sientas dentro de él junto con los personajes. También es autora de la obra “Hijos de hombres” que pasa por encima del noventao porciento de las historias distopias del presente.

Emily Brontë , de quien conozco una obra hasta ahora, es la autora de la mítica “Cumbres borrascosas”, una historia dura y cruda que muestra una trama de odios y venganzas. Recuerdo que cuando la leí de niño no entendí muchas cosas, pero quedé con una sensación amarga porque al final nadie gana en esta historia; de mayor la volví a leer, sorprendiéndome de su habilidad para crear el ambiente opresivo en que viven todos los personajes.

Ruth Rendell llegó a mí a través de un regalo titulado “Las llaves de la calle”; ahí conocí su genial capacidad para entrelazar historias y el talento para describir espacios con un realismo impactante. En “Deseo criminal” el final es una de las escenas más cruentas que he leído en un thriller.

Mari Jungstedt llegó a mis manos a través de su cuarta novela titulada “Un inquietante amanecer” a las que les siguieron otras como “Nadie lo ha visto”. ¿Qué me atrajo de su obra? Que construye personajes tridimensionales, falibles, capaces de mostrar lo mejor y lo peor de cada uno, consiguiendo que en ocasiones incluso uno se ponga del lado del asesino; particularmente crudas son algunas de sus escenas sangrientas.

¿Recomiendo a estas autoras? Por supuesto, aunque debo decir que solo son una pequeña parte de todo el talento, capacidad y astucia que existe en la literatura; a través de sus historias he podido conocer casos espeluznantes e historias de vida, y su legado permanece vigente en sus líneas.

Comenta con Nosotros