Hoy, más que una secuela, se estrena un clásico de Disney.La película logra captar la esencia de su primera parte, con una imagen impecable y una Emily Blunt que da vida a un personaje que le queda como anillo al dedo. Con secuencias que mezclan animación clásica con actores reales, la animación no sólo es preciosa, sino que a los más grandes les trae la nostalgia de los Clásicos animados de Disney.
Este jueves se estrena la cinta  Mary Poppins Regresa, esperada secuela de la película de 1964 Mary Poppins protagonizada por Julie Andrews. En CanalFreak acudimos a la mágica premier de la cinta y a continuación te contamos lo que nos pareció.

Sinopsis

Durante la era de la Gran Depresión, los hermanos Michael (Ben Whishaw) y Jane Banks (Emily Mortimer), los personajes a quienes conocimos como niños en Mary Poppins, han crecido.
Después de que Michael sufra una dramática pérdida personal, la mágica niñera Mary Poppins (Emily Blunt) volverá a entrar en las vidas de la familia Banks. Junto al optimista farolero Jack (Lin-Manuel Miranda), llegará con el propósito de ayudar a que la familia redescubra la alegría y la fantasía que falta en sus vidas.
  • Dirección:  Rob Marshall
  • Producción:Rob Marshall, John DeLuca y Marc Platt
  • Guión: David Magee
  • Historia: David Magee, Rob Marshall y John DeLuca
  • Música: Marc Shaiman y Scott Wittman

Reseña

Para quienes no conocen la película original, les vamos a contar un poco de historia. Se dice que es la película más exitosa de Walt Disney, nominada a 13 premios Oscar ,de los que ganó cinco: Mejor actriz para Julie Andrews, Mejor montaje, Mejor banda sonora, Mejores efectos visuales y Mejor canción original por Chim-Chim-Cheree.
Rodada íntegramente en los Estudios Walt Disney en California, la película se basa en el primero de una serie de libros de la escritora P.L.Travers. Los libros eran los favoritos de las hijas de Disney, por lo que le hicieron prometer a su padre que haría una película de los mismos. Esto es lo que motivó a Disney a comprar los derechos de los libros, lo que fue rechazado por años por su autora, la que tras 20 años de insistencia, accedió. Las cláusulas del contrato fueron muchas, entre las que se estipulaba, por ejemplo, que Travers debía ser parte del proceso creativo y del guión.
La cinta cambia algunos elementos de la historia original del libro, como la época en que transcurre la historia. Muchos de estos elementos, así como también algunos detalles de las composiciones y decisiones creativas fueron duramente discutidos y peleados por la escritora. Lo que hizo del proceso un tedioso tira y afloja entre Disney y Travers, quedando cartas como prueba y con la escritora con la negativa a trabajar nuevamente con Disney. Esto pues, para zanjar las diferencias entre ambos Walt se apoyó en el contrato, lo que dejó a Travers muy molesta.
La nueva cinta de Mary Poppins, corresponde a una secuela de la película de 1964, dirigida por Rob Marshall y escrita por David Magee. Está protagonizada por Emily Blunt, Lin-Manuel Miranda, Ben Whishaw, Emily Mortimer, Pixie Davies, Joel Dawson, Nathanael Saleh, Julie Walters, Colin Firth y Meryl Streep. Ubicada 25 años después de la película de 1964, retratará a Mary Poppins, la antigua niñera de Jane y Michael Banks, visitando de nuevo a los hermanos tras una gran tragedia familiar.
Esta secuela, ha ganado el récord de ser la más esperada y tardía de Hollywood, pero les puedo decir que valió la pena la espera. La película logra captar la esencia de su primera parte, con una imagen impecable y una Emily Blunt que da vida a un personaje que le queda como anillo al dedo.
Se nota la mano de uno de los hermanos Sherman, quién trabajó en la composición de la música en la película original, como consultor. En detalles en que se logran distinguir acordes y pequeños pedazos de temas de la cinta predecesora. Con canciones hermosas y coreografías que a momentos a recuerdan a presentaciones del Cirque du Soleil, logran secuencias maravillosas que quedan en la retina naciendo como clásicos del cine.
Es un musical de tomo y lomo, tuve la fortuna de ver la película tanto en su formato en inglés como en español. Si bien, me gustaron mucho las versiones en español, personalmente me quedo con las originales en inglés. Por el juego de palabras con una riqueza de lenguaje exquisito y el acento inglés que me fascina. Aunque esos son mis gustos personales. La película y  sus canciones funcionan perfecto en español y vi a varios niños (el mío incluido) tarareando y bailando tras ver la película.
Visualmente la cinta es atractiva, con una cuidada paleta cargada de colores pastel y al igual que la cinta de Andrews, con secuencias que mezclan animación clásica con actores reales. Creo que en ese aspecto se agradece ver animación clásica como en las películas de antaño. No me malinterpreten , me encantan las películas animadas actuales, pero la animación clásica también tiene lo suyo, una magia especial. En esta película, la animación no sólo es preciosa, sino que a los más grandes les trae la nostalgia de los Clásicos animados de Disney.
El elenco es de lujo, donde Emily Blunt se complementa perfectamente con Lin Manuel Miranda, tan bien como ocurriera anteriormente en la dupla Andrews/Van Dyke. Miranda tiene un ángel en cámara y un talento que queda como broche de oro  en un elenco con actores talentosos de la talla de Julie Walters, Colin Firth y Meryl Streep. No puedo dejar de destacar a Dick Van Dyke que a sus más de 90 años, interpreta un papel en la cinta en que incluso baila, algo que el mismo actor manifestó como inaudito. En plena alfombra roja de los Globos de Oro, al preguntarle por su rol manifestó: “Nunca me hubiera pensado que a esta edad me verían en pantalla bailando sobre una mesa”, de quién se dice que quedó un poco resentido tras grabar la escena, pero a sus años, impresiona su vitalidad.
La película se grabó completamente en estudios en Inglaterra, pero logra recrear muy bien la imagen que se creó para la primera parte en Burbank California. Una película llena de fantasía, canciones y mensajes que buscan mostrar que tras grandes tragedias y pérdidas, siempre sale el sol y es posible volver a sonreír.

Hoy, más que una secuela, se estrena un clásico de Disney. Si gusta de los musicales y las películas familiares de antaño, no pierda la oportunidad y vaya en patota con la familia. La película es un gran espectáculo que no dejará indiferente ni a adultos ni a niños.  Como recomendación: la cinta dura dos horas, así que si su niño es muy pequeño o le cuesta concentrarse, puede aburrirse un poco al no poder mantener tanto tiempo la atención.
A mi me encantó, es para verla varias veces e ir cada vez encontrando nuevos detalles preciosos, aunque son ustedes queridos lectores los que siempre tendrán la última palabra.

Comenta con Nosotros