En los últimos años la literatura juvenil se ha posicionado de tal manera que es una de las más leídas por niños, jóvenes e incluso adultos. Existen tantas plataforma hoy en día para obtener libros que no es necesario pararse e ir a vitrinear a las librerías o bibliotecas porque todo se puede hacer en línea.

Por esto mismo, no es extraño que la plataforma Wattpad que existe hace más de 10 años, hoy en día sea una de las más utilizadas por los jóvenes que gustan de la lectura y la escritura, aquí tienen un mundo de posibilidades, desde seguir libros que se van escribiendo semana a semana hasta poder leer libros completos que se publican en la plataforma. Además que poder opinar con miles de otros fanáticos de los mismos temas que te interesan hace todo el proceso de convertirse en lector mucho más fácil.

Yo al menos soy de la vieja escuela y no encuentro nada más lindo que tener esos libros que amas acompañándote en la pieza y recordándote todo lo que te enseñaron mientras los leías. Ellos son mis fieles compañeros de vida, los que me llevaron a ser quien soy y es de esto mismo que les quiero hablar el día de hoy, un día tan lindo como el Día del Libro.

Recuerdo que cuando iba al colegio, odiaba algunos libros que me hacían leer, otros mas o menos me gustaban pero nunca los pude leer para disfrutarlos, siempre me dedicaba a pensar ¿esto será importante para la profesora?, ¿esto lo preguntarán?, y así terminaba con una lectura donde entendía pero la mayoría de las veces no disfrutaba. Siempre había tenido un amor por los libros porque así fue como aprendí a leer, tomando libros que me parecían lindos y los leía por las mías. Así mismo, cuando salí del colegio decidí volver a leer por mi cuenta y el primer libro que tomé fue “Bajo la misma estrella”, un libro que me hizo sufrir tanto pero a la vez me enseñó de amor incondicional, de amistad infinita y de superación ante todo. Luego de esto, me vi en la obligación de leer todos los libros de John Green, que por cierto de todos se saca algo muy lindo, a pesar de que algunos no sean grandes lecturas.

Así fue como tomé el camino de la literatura juvenil, para no dejarlo jamás. He conocido tantas lecturas que me han hecho crecer como persona, que me han enseñado a valorarme  y de la  importancia de la amistad.. 

Hace unos años muchas personas comenzaron a etiquetar la literatura juvenil como basura, y cuan equivocados estaban, me alegra mucho que eso ya haya pasado y ahora, todas esas personas se vean intimidadas por los grandes argumentos que nos entrega este tipo de lectura. Los géneros literarios están enfocados a mostrar distintos aprendizajes e historias, todos tienen sus gustos y hay que respetarlos.

Hay demasiados libros que me han enseñado a vivir la vida, a superar mis problemas, incluso a valorar la familia. Hoy en día hay variados libros juveniles enfocados en la temática LGBTI+ desde lo más básico para enseñarle al que lo vive o al que debe acompañarlo(George). También hay libros que te muestran los pensamientos de personas que están decididas a morir o que no les queda más que disfrutar sus últimos días(El Mundo Azul). Otros que me encantan que han tomado fuerza últimamanete son los libros de amores no heterosexuales donde te muestran todo lo lindo de un enamoramiento y te dan cuenta que de diferente nada(¿Y si Fueramos nosotros? o Una sonata de verano).

Claro que hay demasiados otros libros que deben ser criticados al momento de leer, o sea no sólo porque te muestren una historia de amor quiere decir que está bien. Aquí es donde nuestras mentes críticas y evolucionadas deben saber distinguir que algo está mal, que hay libros llenos de actos machistas, de relaciones tóxicas y de mujeres que no nos dan ningún ejemplo. ¡Críticos ante todo amigos!

La literatura juvenil me ha enseñado a luchar por mis derechos, a expresar mis opiniones, a vivir de una forma plena y sobre todo que el amor es amor de la forma que venga porque uno se debe enamorar de personas, de sus almas, no de cuerpos.

Es por esto que cada vez que alguien me cuenta que está un poco perdido en su vida yo sin dudarlo le presto el libro juvenil que mejor hable de la situación que está viviendo,  porque viéndolo desde otra perspectiva uno aprende mucho más que intentándolo solo.

Dejemos de juzgar y comencemos a conocer, abramos nuestras mentes para aprender y día a día crecer como personas. Amemos la literatura juvenil y rescatemos todo lo lindo que nos entrega.

Comenta con Nosotros