SINOPSIS: La oscuridad se ha apoderado de la ciudad de Nueva York. El misterioso Clan del Pie y su líder Destructor tienen un férreo control sobre el crimen de la ciudad. El futuro es sombrío hasta que cuatro hermanos se levantan de las alcantarillas y descubren su destino como misteriosos vigilantes. Ellos deberán trabajar con la reportera April O´Neil y su camarógrafo para salvar la ciudad y desentrañar el plan diabólico de Destructor.

Las Tortugas NinjaRESEÑA: Llega a nuestra cartelera la cinta que revive el clásico infantil de los noventa: Las Tortugas Ninja, de la mano del productor Michael Bay (Transformers, La Isla) y dirigida por el sudafricano Jonathan Liebsman (Furia de Titanes 2, Batalla de Los Ángeles), el reboot nos trae de regreso a la vida cinematográfica a los héroes en caparazón: Leonardo, Rafael, Miguel Ángel y Donatello, creados por Peter Laird y Kevin Eastman. La revisamos con la mente abierta y te contamos todo, sin spoilers y más que nunca sin verdad absoluta, aquí en tu Canal Favorito.

¿Qué se puede decir de las Tortugas Ninja que no se haya dicho antes? El sentir general de nuestra generación (y con nuestra generación me refiero a aquellos que vivimos el boom de estos héroes verdes en los noventa) cuando se enteró de la nueva aventura que tendría por productor al señor Michael Bay (sí, el mismísimo director de Transformers) fue de pavor. Lo sucedido con Transformers, al menos desde la segunda entrega en adelante, no auguraba una aventura exitosa y debo reconocer que fue muy difícil para mí decidirme a ver esta cinta con la mente abierta y sin prejuicios. Crecí amando a Rafael, viendo los monitos animados, jugando fichas en los videos y me sabía las películas de memoria, todas y cada una de sus líneas (sí, he sido freak desde los comienzos de mi vida), por eso enfrentarme a una nueva aventura y, por sobre todo, a una aventura que venía de la mano de Bay, era todo un desafío.

Desde el comienzo de su producción Las Tortugas Ninja fue duramente criticada, desde detalles no menores en la historia, la elección de la actriz que interpretaría a April O’Neill hasta el mismísimo diseño de las tortugas (ver una nariz en sus rostros aún es fuerte para mí). Sin embargo, en honor a la verdad y siendo realmente objetivos, los cambios no representaban una destrucción de la trama en comparación con otras franquicias menos vapuleadas por los fanáticos, incluso no hay que olvidar en los cambios en que incurrieron las tres películas de los años noventa respecto del cómic original, y sin ir más allá de los cambios que la serie de dibujos animados tan amada por todos realizó respecto del cómic. El problema era Bay, sin dudas, el miedo a sus personajes cómicos sin sentidos, a sus chistes escatológicos, a sus mujeres desnudas sin razón y a su obsesión por centrar sus tramas en los “humanos”. Era entendible, el pasado lo condena (y sigue haciéndolo).

Esta es la mentalidad que tenía al momento de sentarme en esa sala de cine ¿cambió mi percepción de las cosas? En parte sí, en parte fui capaz de disfrutar y agradecer volver a tener en pantalla a mis 4 queridos héroes. Ya sea por mis bajas expectativas o por el gusto que me dio ver el renacimiento de la franquicia en el cine es que debo decir que disfruté de la cinta, aunque muchos no lo crean.

Ninguno de los grandes miedos asociados a la figura de Bay se hacen realidad. La interpretación de la periodista April O’Neill de Megan Fox (Transformers, Jonah Hex) es correcta, vestida siempre acorde y con sobriedad, buenas escenas de acción y una actuación aceptable. Los personajes cómicos sin sentido que abundan en otros trabajos de Bay, aquí parecen reducirse a una que otra intervención del camarógrafo de O’Neill (Vernon) o del, a veces cansador, Miguel Ángel. Explosiones por supuesto que hay, pero en realidad eso es lo de menos.

Es una cinta de mucha acción, con buenos guiños y entretenidas escenas, no decae y el público mayormente infantil la disfrutará mucho, una buena opción para ir a ver en el día del niño.

Los problemas radican mayormente en el guión, ni siquiera por los cambios que se permitieron hacer, sino por una falta absoluta de desarrollo de personaje y la poca profundidad que se le dio al conflicto. La cinta que es considerada un reboot no nos introduce claramente los personajes, no nos explica motivaciones, a diferencia de la cinta animada de 2007 que era una especie de secuela y que se afirmaba del conocimiento que teníamos de las anteriores películas. Personalmente en todo lo que respecta al guión el filme queda absolutamente al debe, siendo este uno de sus grandes problemas, sobre todo para aquellos adultos, aquellos niños de los noventa, que vayan buscando aquellas buenas historias de tinte oriental que siempre rodearon a Splinter y sus estudiantes.

En el lado positivo tenemos que su duración es completamente razonable para un público infantil, 1 hora 45 minutos de metraje que se pasan volando, una buena banda sonora compuesta por Brian Tyler (Iron Man 3, Thor The Dark World), compositor acostumbrado a trabajar para cintas de superhéroes y que nuevamente entrega un trabajo destacable.

Buenas escenas de acción, buenos guiños freaks, correctas actuaciones, y un guión pobre es lo que presenta la cinta. Después de todo el miedo que vivimos los fanáticos de Las Tortugas Ninja desde el comienzo del proyecto es bueno sentir que pueden sacarse cuentas positivas. No es el bodrio que todos esperaban, pero no es la obra maestra que pudo ser. Pero como siempre (y hoy más que nunca) son ustedes, mis estimados freaks, quienes tienen la última palabra.

Entretenida.

 

 

Comentarios