250x250SINOPSIS: Dos hermanos roban un casino y debes escapar de la policía, adentrándose los fríos y hostiles terrenos de la frontera. Para sobrevivir deben separar sus caminos llevándolos a ambos a vivir situaciones extremas por sobrevivir, mientras sus vidas van dando un giro del que tal vez no puedan escapar.

RESEÑA: Llega a nuestra cartelera la nueva película del director ganador del Óscar Stefan Ruzowitzky, protagonizada por Eric Bana y Olivia Wilde junto a un gran elenco de actores de primera categoría. La vimos y te contamos todo, sin spoilers, aquí en tu Canal Favorito.

Muchas veces hemos comentado sobre cintas de dudosa categoría cuyo mayor éxito es saber donde está su lugar y sacar provecho de eso, el nuevo thriller de Stefan Ruzowitzky, ganador del premio de la Academia por Los Falsificadores, hace el proceso contrario: se jacta de aquello que no es, llevándonos por oscuros caminos y dejándonos desamparados en la mitad del sendero entre el thriller y el drama, sin saber definirse completamente en ningún momento.

Una historia pequeña y sencilla que podría haber funcionado a la perfección como cinta de acción, se va transformando de manera caótica en un drama humano profundo (o al menos aparentemente profundo) cuyos personajes que rozan el cliché van armando una trama extraña que jamás llega a definirse. Un ejercicio que mantiene al espectador esperando algo que no llegará y pidiendo a gritos una explicación racional para ciertas situaciones. A Sangre Fría, aka Deadfall, se cree más de lo que es y en ese intento comienza su naufragio. Como película de acción es demasiado lenta y como drama humano familiar es muy poco profunda, como decimos acá “no es ni chicha ni limonada”

En mi opinión una de las mejores cosas que se pueden sacar en limpio de la cinta es su magnífico elenco el cual es capaz de llevar a cuestas un guión sin definición y hacerlo creíble para los espectadores que tratan de armar un puzzle al que le faltan varias piezas. Estos magníficos actores hacen que esta cinta no sea una completa pérdida de tiempo, hacen que uno se emocione donde el guión no es capaz de hacerlo, que uno se encariñe con los personajes que seguramente en el papel del guión no tenían el más mínimo desarrollo y que estaban dotados de falsa profundidad. Ellos hacen la película y la hacen interesante, ellos son los que emocionan, los que llenan la pantalla, los que hacen del cliché perdonable y los que son capaces de entretener incluso en las más largas e innecesarias escenas: Eric Bana, Charlie Hunnam, Olivia Wilde, Kate Mara, Kris Kristofferson y Sissy Spacek.  Todo el mérito es de ustedes y gracias a ustedes me mantuve sin moverme de mi asiento. Gracias.

A_sangre_fria_2

Interesante es también el drama humano de la relación padre / hijo que se plantea en el película, la relación familiar entre hermano y hermana, entre madre e hijo, no por nada el gran clímax sucede en Día de Acción de Gracias, que al público nacional tan indiferente les es pero que hemos aprendido por películas y series que es un momento donde la familia debe permanecer unida sin importar lo que pase.

No se puede negar que en sí la película entretiene si uno de la una oportunidad, si uno es capaz de mirar más allá de los fallos del guión y de las historias y personajes truncados. Sin dudas, sus actores siempre son un aliciente para ver esta cinta y aunque no es perfecta ni mucho menos, tiene sus momentos y se sacan cuentas positivas al salir de la sala, sin embargo, deja ese saborcillo amargo de saber que con lo que tenían entre manos podría haberse hecho algo mucho mejor.

En resumen, una cinta que queda en mitad de camino entre la película de acción y el drama, cuyo mayor mérito son sus maravillosos actores que siempre vale la pena ver. Pero como siempre son ustedes, mis estimados freaks, quienes tienen la última palabra.

Con lo justo.

Erika Moreno I.

Comentarios