Sinopsis: Nick, un joven surfista, cree que todos sus sueños se han hecho realidad cuando va a Colombia a visitar a su hermano. En un ambiente idílico de lagunas azules y blancas playas, Nick se enamora perdidamente de la bella María. Todo parece perfecto hasta que Nick conoce al tío de la joven, un tal Pablo Escobar.
[rating: 4/5]

Benicio del Toro en una encarnación que roza lo escalofriante promete mucho más de lo que se ve…

Primero que todo, hay que decir que la película NO es una biografía de Pablo Escobar. Mas bien se trata de las vivencias de un canadiense que llega a las playas de Colombia y se ve involucrado en el negocio del narcotraficante mas grande y mas recordado de la historia mundial.

Así es. Josh Hutcherson (Los Juegos del Hambre) es Nick ó Nico para los colombianos. Y llega junto a su hermano y su cuñada a este paraíso latino en donde pretenden formar un negocio de surf y prácticamente vivir para siempre en este lugar. Nick se enamora rápidamente de una hermosa chica llamada María (Claudia Traisac) sin saber que el tío de esta chica es más ni menos que el mismísimo Pablo Escobar Gaviria. Deben entender eso si, que la película está ambientada en 1991 cuando el líder de la coca era un tipo muy muy conocido, benefactor de los pueblos pobres, y muy querido en gran parte de Colombia. Sin embargo para algunos como Nico, aún no era tan conocido ni por sus logros, ni por su cartel.

escobar2

Cuando fui a ver la película, entré a la sala con pocas expectativas. De hecho, lo único que me llamaba la atención era que vería una historia más de este sujeto, que digamos las cosas como son: “marco un antes y un después” en la historia mundial. Además quien encarnaba a Pablo era Benicio del Toro (Guardianes de la Galaxia) lo que para mi es un plus enorme.

Pero cuando salí de la sala; sentí que la película había valido completamente la pena. Es una película que si bien no está basada estrictamente en un caso real, juega muy bien con la información y argumento que propone. Me pareció que los momentos de tensión, suspenso y drama de lo que sucedía dentro de el círculo cercano de Pablo Escobar, es sencillamente fascinante. Benicio del Toro en una encarnación que roza lo escalofriante promete mucho mas de lo que se ve. Dan ganas de seguir viendo esta interpretación ya que muestra las dos caras de la moneda de Pablito; esa que nadie vio; su vida familiar, sus juegos, excentricidades, su cercanía con los niños. Y por otro lado: el narcotraficante despiadado que no le temblaba la voz al momento de ordenar un asesinato, aun cuando esa orden la daba mientras jugaba a las muñecas con su hija. Sip, así de Brígido.

escobar3

Josh no se queda atrás. Reconozco que en un minuto no me calzaba el personaje tan “hollywoodense” en un contexto tan latino. Pero es precisamente eso lo que le da más sabor al asunto. Un gringo que apenas habla español envuelto en un negocio de vida o muerte, créanme que no es algo nuevo de ver, pero los dos actores se complementan tan bien, que por momentos sentía esa química y ese temor constante que en cualquier momento las cosas se ponían color de hormiga.

Hoy en día estamos acostumbrados a ver interpretaciones latinas muy malitas, y nosotros los que vivimos en la parte “baja” del continente lo notamos y sabemos que son más falsas que sonrisa de político ¿si o no?. Pero en esta ocasión es diferente. Las interpretaciones y el ambiente colombiano son mas que creíbles (y ojo que está dirigida por un italiano).

Para ser la primera película de Andrea Di Stefano, creo que es un producto bastante bueno. Eso sí a veces la sobre dramatización colombiana pudo jugar en contra con ciertos personajes como el de María. Pero Bah! la verdad de las cosas me quedo con todo lo demás que si vale la pena reconocer y aplaudir.

escobar1

El punto más fuerte de la película sucede en la segunda mitad, cuando las cosas comienzan a salirse de control y vemos como Nick está en el “ojo del huracán”. Es ahí cuando la tensión se transmite a tu piel. Y es tan así, que desee con todas mis fuerzas que la película estuviera basada en un hecho real (si, soy morboso), pero más bien podríamos decir que está “inspirada” en un chico italiano que se fue a vivir a Colombia y al que el mismísimo Escobar en su afán de esconder su riqueza antes de su muerte, le confió la misión de esconder su botín en un lugar alejado del pueblo. Es una historia real que el director tomó y transformó lo necesario para convertirlo en película. Lo demás tienen que averiguarlo ustedes mismos viendo esta gran cinta.

Escobar ya está en nuestros cines gracias a Bf Distribution. No se la pierdan

 

Comentarios